Tu último intento como trader


Por otro lado, ¿te atreves a aceptar que tu inversión en tiempo, en dinero y en emoción han sido en vano? ¿de verdad? Todas esas horas de análisis y estudio, todo ese tiempo siguiendo la acción del precio, aprendiendo modelos, teorías y tácticas, todo tu backtesting y el registro de tu trabajo ¿todo eso en vano? Tirado a la basura ¿Estás dispuesto a pagar ese precio para ahorrar un precio peor? 

Si el trading no es para ti cuando antes lo aceptes mejor, pero ¿y si lo es y estás bajándote de la escalera a un peldaño de la cima?

¿Podrás vivir con eso? 

El dinero lo podrás recuperar, siempre hay una forma de lograrlo, tal vez no sea evidente, tal vez no sea instantánea, tal vez requiera mucho esfuerzo y sacrificio por tu parte, pero el dinero es una convención. Eres tenaz y sabes que puedes lograr mucho más de lo que logras ahora. pero ¿y el tiempo? Eso no regresará jamás. Si has dejado de estar con tus amigos para seguir el precio, si has renunciado a la compañía de tu familia, de tus padres, hermanos o hijos, esa decisión es irrecuperable. Ni tus amigos, ni tus padres ni tus hijos volverán a ser cómo ha sido hasta ahora, su tiempo solo puede seguir avanzado.

Como dice el aforismo chino: “El mejor momento para plantar un árbol fue hace diez años. El segundo mejor momento es ahora”. Si te has equivocado en el trading y has enterrado horas y más horas no las podrás recuperar, pero sería absurdo estar en un agujero y seguir cavando. Si estás en un hoyo para de cavar ya. No haber acompañado a tu hija pequeña y ver que ha dejado de ser pequeña es tremendo, pero ver eso y continuar haciendo más profundo el pozo no tiene perdón.

Por otro lado ¿cómo sabes que debes dejar de intentarlo? ¿Has agotado todas tus opciones? ¿has llegado a la conclusión de que no eres capaz de hacer lo que debe ser hecho? Que, aunque sea posible para otra persona, no lo es para ti, y en ese caso ¿cómo lo explicas? ¿es que crees que otros tienen capacidades y talentos que tu ni tienes ni podrás tener? ¿Es eso? Se trata de un defecto de fábrica? ¿el trading es tan complejo que tú no puedes desarrollar las competencias necesarias? ¿O más bien se trata de que lo que has intentado no te ha funcionado y eres tan iluso que crees que lo has intentado todo? ¿Puede ser que hayas intentado muchas veces hacer la misma cosa errónea?

¿Entiendes sin asomo de duda que no puedes solucionar un problema mal planteado? ¿Comprendes que podrías creer que has “intentado todos los métodos habidos y por haber” sin resultados y que eso hablase más de ti que de los métodos? ¿Qué factor común hay en todos tus problemas? En los problemas que has tenido siempre a lo largo de tu vida? Los problemas con los demás, con tus parejas, con tu trabajo, con tus retos? El factor común es que siempre han tenido el mismo exacto protagonista, tú. Tú estás en la raíz de todos los problemas que has vivido ¿lo ves?

Y en todos los intentos de solucionar tu “problema con el trading” ha habido un factor en común: quién lo ha intentado ha sido siempre la misma persona, tú.

¿Eso te dice algo?

Hay quién cree que tiene cinco años de experiencia en algo cuando en realidad tiene un año de experiencia repetido cinco veces.

¿Y si lo que explica tu falta de éxito no tiene que ver con el trading, ni con un sistema, mercado o método? Y ¿si tiene que ver contigo? Y si resulta que es mucho más sencillo de lo que crees, que has estado cometiendo el mismo error desde el principio pero no eres consciente de ello?

¿Entiendes que hay gente que sabe mucho menos que tú de trading y que está ganando? ¿Entiendes que hay quien no tiene ni la mitad de tu conocimiento, experiencia o capacidad analítica pero hace tiempo que está viviendo de esta actividad? 

Tu has acumulado método tras método, indicador tras indicador, mercado tras mercado, y estás en la misma puta línea de salida. El juego, el verdadero juego del trading, no ha comenzado para ti, pero tú crees que sí. Crees que llevas mucho camino recorrido. Yo no te conozco personalmente pero se lo a lo que te enfrentas. Esos demonios han sido los míos, me han torturado igual que te torturan a ti.

No has comenzado a andar el camino que debes andar, por más dinero, tiempo y energía que le hayas puesto. Si te mueves en la dirección errónea puedes creer que estás avanzado, sudas, y te esfuerzas, te escondes detrás de tu trabajo en el mercado y con eso justificas tu falta de resultados, pero ¿de qué te sirve tu esfuerzo si estás subiendo la escalera equivocada? ¿qué más da que cuentes que te levantas a las 5h para hacer trading antes de ir a trabajar? ¿que digas que te pasas los fines de semana haciendo market replay, o que has dejado e ir a ver los partidos de fútbol de tu hijo? Si lo que haces no debe ser hecho en primer lugar, hacerlo no te dará más que frustración ¿lo ves?

No confundas acción con progreso.

Si lo que has hecho no te ha funcionado debes dejar de hacerlo. Para. deja de cavar.

No obstante, si ya estás harto de tu falta de resultados. Si ya no soportas ni un poco más de sufrimiento autoinfligido. Si has dicho que te das la última oportunidad ¿qué debes hacer de distinto? ¿qué te falta que otros tienen? ¿qué te elude que es evidente para tantos pero no para ti? ¿dónde está el equívoco que te mantiene ciego? 

Neti, neti, ni esto, ni lo otro, niega lo falso como falso, llega a la verdad rechazando lo erróneo. Investiga qué tiene en común lo que has intentado, y prométete que dejarás de hacerlo. Eso no te llevará a la consistencia. Más de lo que no te ha funcionado no te dará lo que buscas, debes comenzar por ahí. Debes rechazar ese camino.

¿Le quieres dar a operar un nuevo método al mismo idiota? ¿Quieres aprender un modelo diferente pero lo aplicarás igual que el último modelo? ¿Harás otra formación pero la ejecutaras de la misma forma que la anterior? y en ese caso ¿te seguirás haciendo creer que haces algo nuevo? ¿Lo haces? ¿O sigues haciendo más de lo mismo? Es el mismo diablo con un nuevo disfraz. 

Es absurdo pensar que volverás a la carga con un nuevo método, modelo y sistema, y que lo ejecutará el mismo idiota.

¿Entonces qué haces? Debes ser sincero. Escucha lo que te digo y dime si lo entiendes. Hay una parte de ti que sabes de qué la hablo, atiende a lo que te dice. Deja de hacer lo mismo, si ejecutas con la misma indisciplina cualquier nuevo sistema tu resultado no será la consistencia. Si te saltas las reglas de cualquier nuevo método, tu resultado no será el éxito. Si improvisas una forma de entrar ahora, y luego una forma de salir, hoy en un mercado y mañana en otro, si repites tus mismos errores, bien ya sabes donde te lleva eso.

Y si no estás dispuesto a dejar de hacer el idiota en ese caso corta con el trading ya. Ahora. No pierdas ni un minuto más. Borrate de todos los canales de youtube, de telegram y de instagram,  desinstala tus graficadores y a por otra cosa. Si quieres dejar de fumar pero quieres seguir fumando tienes un problema. Si quieres dejar de comer basura pero sigues comiendo basura tienes un problema, y si quieres lograr la consistencia pero no eres capaz de ser consistente en tus decisiones, si no estás dispuesto a aparcar esa parte de tu disciplinada, creativa e inquieta, si no eres capaz de hacer las paces con es aparte de tu que es rebelde, que no acepta órdenes, que no quiere que la coarten, esa parte que tiene problemas con la autoridad y la renuncia, entonces tienes un problema y no serás JAMÁS un trader consistente.

Pero no pasa nada. Creerás ser libre. Te podrás decir que no ganas pero que tomas todas tus decisiones. Que no quieres ajustar tu conducta a un conjunto cerrado de reglas, pero que lo eliges tú. No es así en realidad, pero te lo podrás decir, y tal vez te lo llegues a creer.

Si no eres capaz de domesticar la bestia que hay en ti, entonces ¿de qué libertad hablas? Si no eres capaz de levantarte y decir basta. Si no puedes plantarte y decidir, de una vez por todas, que renuncias a seguir desperdiciando la tremenda oportunidad que te ha dado la vida de convertirte en operador, entonces ¿con qué versión miserable de ti mismo te conformas?

A tu entorno venderles lo que quieras, pero a mi no me engañas, ni te engañas a ti mismo. Tú puedes ser trader, pero no estás dispuesto a dejar de hacer el idiota y prefieres vivir con la historia de que te falta algo, de que el trading es imposible, o de que “cuando decidas ser consistente lo serás”, igual que el alcoholico que dice que o dejará cuando quiera, No lo hará.

No quiero meterte caña, pero me horroriza la idea de que te cuentes milongas y dejes que esta oportunidad pase sin aprovecharla. 

Si no quieres hacer lo que hace falta hacer está bien. Es tu vida. Vívela como quieras. Pero si en el fondo te dices que si que quieres, que solamente no has encontrado dónde te estás equivocando, y que te das una sola oportunidad más, en ese caso te digo que mires donde no estás mirando, pero debes dejar de buscar en el mismo viejo lugar. Tienes que aparcar lo que no te ha funcionado de una vez y para siempre. No ganarás con un nuevo modelo ejecutado por la misma parte de ti que busca la libertad y que lleva mal la relación con las figuras de autoridad. No lo lograrás en otra escuela si lo que aprendes lo aplicas de la misma manera. Aunque sea un modelo nuevo si lo aplicas con de la vieja forma obtendrás el mismo resultado mediocre.

En cambio, si aceptas eso y estás dispuesto a recorrer el camino. Si aceptas que puede que estés justo en la salida y no dejos de la llegada como te has hecho creer, en ese caso estarás infinitamente más cerca de lo que estás ahora porque te dispondrás a moverte en la dirección de tus metas, dejando de perseguir falsos señuelos.

Decide. Corta con cualquier otra opción. No te engañes. No te hagas creer que esta vez será distinto si tu no estás dispuesto a ser distinto, y en este caso, si cortas, si te comprometes a hacer lo necesario verás que pasa algo que no ha pasado hasta ahora: todos lo pasos que des en la dirección adecuada te ponen más cerca de tu meta. Mucho más cerca de lo que has pensado que estabas y de una forma mucho más sencilla. 

El trading no es complicado en sí mismo. El conocimiento analítico, ejecutivo y de gestión, no es difícil. La complicación y lo que lo hace ser una actividad tan exigente es la naturaleza del trabajo que hay que hacer que es interior, no es el mercado, eres tú, no son los modelos ni la capacidad de encontrar oportunidades de inversión, sino la determinación en dejar de improvisar y el compromiso en actuar siempre a favor de tu mejor interés.

Ese es el camino que tienes que seguir, es la escalera en la que tienes que encaramarse. Pero entiende que para que puedas trepar por ella primero debes dejar la otra a un lado. Deja de hacer más de lo mismo y comienza a hacer lo que debe ser hecho.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *