QUÉ HACER CUANDO NADA TE FUNCIONA EN TU TRADING


Pero si sigues persistiendo, y el resultado no es el que deseas, si estudias y te aplicas, si haces el trabajo de análisis, gestionas tu riesgo, pruebas tus modelos, y sigues sin el tipo de éxito que esperas, ¿qué te dices? 

Entiende que lo que te dices determinará lo que harás a continuación. 

Tu interpretación será fundamental para seguir, o para dejarlo, para hacer más de lo mismo, o para buscar una alternativa.

Algunas personas descalifican el proyecto en general, ellos no lo consiguen y creen que lo han probado todo

Entonces, lo que se dice es que la operativa consistente no es posible.

Otros dicen que debe haber algo en su procedimiento que no es correcto, una laguna, algún aspecto que explica sus pobres resultados, tal vez su análisis no es correcto, tal vez su ejecución no es la adecuada.

Esta segunda explicación de unos pobres resultados contiene la semilla de la esperanza. 

El éxito será posible si se da con eso que está fallando.

Y aquí siguen habiendo muchas interpretaciones. Algunas están señalando la falta de conocimiento, y otras errores de ejecución, las primeras son variaciones del tipo: Si analizas mejor, su utilizase otro sistema, si aprendiese otro modelo, secreto o método, entonces sí que ganaría.

Las segundas son variaciones del tipo: si mejorase la gestión que hago del riesgo, si aprendiese a proteger mejor mis entradas, si me mantuviera firme en la implementación de las reglas, entonces sí que ganaría.

Y es posible que sea así, es posible que el aspirante a trader consistente falle en su conocimiento, es decir, puede ser que analice mal, o que interprete equivocadamente la información que presenta el precio, y también puede ser que ejecute de forma equivocada: que se salte sus reglas, que diga que  hará una cosa y termine haciendo otra, incluso que crea que está haciendo una cosa cuando en realidad hace otra.

En ambos casos hay esperanza, pero, y aquí quiero llevarte, ¿qué te dices cuando tu conocimiento y también la puesta en práctica de ese conocimiento, son adecuados, y no obstante sigues sin ganar de forma consistente?

¿Cómo interpretas lo que está detrás de tus pobres resultados si haces un buen análisis, dispones de buenos modelos, ejecutas correctamente, pero sigues perdiendo?

En este punto puedes regresar a la casilla de salida y concluir que el trading es una actividad que no es posible, al fin y al cabo estás haciendo todo lo que se supone que te llevará al éxito.

Los humanos tenemos que preservar nuestra autoimagen para poder funcionar en un entorno de incertidumbre. Como si de una necesidad psicológica se tratase sentimos la presión de proteger el concepto que tenemos de nosotros mismos. Si pensamos que somos inadecuados, que no merecemos, que no valemos, que somos insuficientes, esas creencias se interpondrán en nuestro camino. Es difícil que hagas el tipo de trabajo, renuncia, y sacrificio necesario si en el fondo de ti crees que no lograrás determinado resultado. es el punto de no retorno. Si crees que algo está fuera de tu alcance ¿para qué seguir luchando? Ahora bien, el punto crítico es si, ante un reto, te señalas a ti mismo, o señalar aspectos externos a tu persona. Cuando iba al instituto era muy habitual escuchar comentarios del tipo: “Ha aprobado el examen de álgebra”, “Me han suspendido el examen de historia”. Si el resultado es favorable se ha tratado de mi responsabilidad. si el resultado me es contrario han sido ellos, los profesores, los resultados.

Esa tendencia tan humana a buscar responsables fuera de uno mismo preserva nuestra identidad frente al fracaso: no se trata de nosotros, sino de ellos, pero también nos dificulta encontrar una verdadera solución, al fin y al cabo se trata de algo ajeno.

Cuando uno llega a la conclusión de que su falta de éxito se debe a que el trading es imposible se cierra una puerta. Sería más adecuado decirse que, el trading tal como se ha aprendido, y tal como se ha aplicado hasta ahora, ha producido un tipo de resultado que es distinto del que se quiere, lo que implica que, con un enfoque diferente, sigue habiendo esperanza.

¿Pero qué esperanza va a haber si ya lo hemos probado todo? Si sabemos lo que debemos, y hacemos lo correcto, pero los resultados no son lo que esperamos ¿qué otra explicación nos queda?

Demos un paso atrás para avanzar más lejos.

La primera parte del problema tiene que ver con el conocimiento ¿está seguro de que sabes lo que debes saber? ¿Eres capaz de analizar el mercado para encontrar verdaderas ventanas de oportunidad? ¿Tu análisis es correcto y te da una ventaja real? ¿Cómo lo sabes? ¿Lo tienes documentado o te basas es una intuición, o en un sentimiento? ¿Qué evidencias tienes de que lo que sabes es lo que necesitas, de que tu ventaja existe realmente?

Debes comprender que, si crees que algo es real, lo es para ti, pero que eso habla de ti y no necesariamente de la realidad. el punto de partida para solucionar el problema de la falta de consistencia debe partir del cuestionamiento de nuestras asunciones, necesitamos evidencias que apoyen o desmientan la validez de nuestro conocimiento. y esto es muy sencillo: o puedes documentar una ventaja real o no puedes. Empieza por ahí.

Si no puedes ya tienes elementos reales sobre lo que trabajar.

Y si tienes una ventaja documentada y tu análisis es adecuado, si los modelos que utilizas te permiten identificar buenas oportunidades, pero a pesar de todo no ganas, el siguiente paso debes ponerlo en tu capacidad ejecutiva. ¿Estás haciendo lo que debes hacer de la forma en que debes hacerlo? ¿Estás implementando tu ventaja en la manera que permite que se exprese? Porque, si resulta que sabes analizar el mercado, pero que luego, bajo la presión del directo, no ejecutas como debes, tus resultados no pueden aparecer.

Entonces tu siguiente movimiento debe pivotar alrededor de la evaluación de tu desempeño. Este es el dominio de tu juego interior. intentaré simplificarlo para ti. Creo que necesitas despejar tres incógnitas:

  • ¿Tu activación emocional está interfiriendo en tu capacidad ejecutiva?
  • ¿Tus sesgos cognitivos están emponzoñadas lo que haces?
  • ¿Tus historias personales están impidiendo un correcto desempeño?

Debes entrenarte para ser capaz de mantener tus emociones bajo control. en caso contrario interferirá en lo que haces y actuarás por miedo, por frustración o por codicia, lo que impedirá que ejecutes tu conocimiento de forma adecuada.

Debes entrenarte para identificar tus sesgos cognitivos, de manera que, la programación que todos los seres humanos traemos por defecto, no te empuje a salir de tus operaciones antes de tiempo, o a aumentar el riesgo, o a distorsionar la información más reciente. Si ese entrenamiento tus decisiones serán erróneas.

Y finalmente, si has trabajado sobre el aspecto emocional y cognitivo, debes revisar las historias que te cuentas sobre ti mismo, sobre tu valor, lo que mereces, lo que te es dado conseguir, debes cuestionar si lo que piensas sobre el dinero, sobre el trading, o sobre el éxito favorecen o impiden el tipo de resultado que quieres.

Esta actividad es muy exigente y, desde determinado punto de vista, bien puede ser abordada como el mejor programa de crecimiento personal que puedes hacer.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *