¿NO LOGRAS RESULTADOS EN TRADING? HAZ ESTO…


Si aún no logras sostener unos resultados positivos no te desespere, probablemente haya solución también para ti.

Juan está comprometido con su operativa desde hace tiempo. Es un tipo de compromiso inquebrantable, como el que uno espera en un acto solemne. Él será trader, pero todo parece conspirar en su contra.

Al comienzo lo achacó a su desatino, eligió una formación que apenas si tocaba de forma superficial los elementos determinantes del éxito, vió algo de análisis técnico, y algún que otro indicador de los años ochenta. Y, aunque recuerda que en su momento eso le pareció una maravilla, ahora se da cuenta de que fue como un indígena asombrándose ante la un espejo de baratija.

Pero no se instaló en la queja y siguió aprendiendo, se familiariza con los mecanismos que mueven el precio, comprendió el papel que juegan los grandes operadores y porque  mueven la cotización como la mueven, encontró su lugar en ese tablero de juego que son los mercados y desarrolló una estrategia ganadora. Bien, al menos su backtesting es lo que siempre ha indicado: es capaz de articular una ventaja estadística que le hace ganar sobre el papel.

El reto de Juan siempre ha sido que se ha enfrentado al mercado con el apoyo de los datos y a pesar de eso ha regresado humillado. Lo que funciona en teoría falla en real, su capacidad ejecutiva queda en entredicho cuando ve con asombro cómo su mano mueve el mouse para tomar operaciones fuera de su plan, o para cerrar posiciones ganadoras antes de tiempo.

Ya sabe qué debe hacer y qué no debe hacer, pero saberlo no es suficiente.

Juan te dirá que lo ha probado todo, te dirá que ha modificado su sistema, ha cambiado de mercado y ha aprendido de los mejores, y que a pesar de ello sigue esperando esos resultados favorables.

Puedes hablar con él de casi todos los indicadores técnicos, puede diseñar un sistema interesante sin mucha dificultad, es capaz de disertar sobre el funcionamiento de los mercados, pero no logra sostener sus ganancias.

Algunos días sale victorioso, y otros parece que el mercado viene a arrebatarle sus logros.

Juan ha operado en futuros, en CFD, en Forex y en Criptos. En gráficos de barras, de rango, de volumen, con médias móviles, con osciladores, y sin ellos. En horario, en 15 minutos, en cinco, en uno, y ahora en segundos. Ha incluido el footprint, los fractales, las figuras clásicas y las más modernas proyecciones dinámicas. Ha operado de forma mecánica, ha programado sus sistemas, ha buscado una aproximación discrecional.

Está convencido de que le quedan pocas cosas por explorar, tal vez el trading de alta frecuencia, la operativa con opciones, y el arbitraje.

En más de una ocasión ha hecho un inventario de su trayectoria, ha repasado cómo comenzó y las direcciones de su progreso. y aunque está convencido de que sabe lo que tiene que hacer para ganar, no logra ser consistente.

Si le preguntas porque te contará una historia: ahora es por el estrés, ahora es porque su pareja le está muy encima, ahora es porque el confinamiento le está afectando. Algunas veces esa historia es muy convincente, “Me cuesta concentrarme si tengo a la suegra en casa” Otra veces escoge con pinzas.

Quiero que tengas presente que todos los traders consistentes hemos sido Juan. Todos hemos tenido que cruzar el desierto, y nos hemos enfrentado a la frustración y al sufrimiento. Hemos creído que estábamos a un solo paso para descubrir como la meta se alejaba. Hemos sentido que esta vez era la definitiva para entender que aún no era el momento. La capacidad de operar con solvencia no nos ha sido regalada, no ha venido tras el descubrimiento de un secreto, ni con la última bola de dragón.

Primero hemos buscado fuera, en otros mercados, con otros sistemas, escuelas, modelos, cambiando los gráficos, añadiendo y quitando indicadores, y cuando nos hemos dado cuenta de que teníamos que trabajar sobre nosotros mismos y hemos visto que la clave estaba en nuestra cabeza, tampoco ha sido suficiente con saberlo.

El camino interior también hay que recorrerlo. No es solamente que ya sabes que tienes que dominar tu impulsividad, desarrollar la disciplina y establecer buenos hábitos. Eso sigue siendo el reino del conocimiento, no del desempeño.

Ser capaz de hacer lo que debe ser hecho pasa por convertirse en alguien capaz de hacerlo, y ese camino de transformación es un camino individual que nadie puede recorrer por ti.

En más de una ocasión hemos dudado, cuando el sufrimiento acumulado se ha hecho insoportable, cuando la necesidad de resultados ha apretado, o cuando hemos invertido ya demasiado tiempo tal vez nos hemos dicho si debíamos abandonar, pero siempre, siempre, ha sido un pensamiento que hemos descartado rápidamente. Todos los traders consistentes han elegido seguir avanzando aun cuando no podían ver el camino que debían seguir. Andar entre la bruma pero andar.

Victoria o muerte.

El momento más oscuro de la noche es justo antes del amanecer. Piensa en estas palabras, ¿acaso puede ser de otra manera? 

Tal vez estás frustrado, o puede que incluso desesperado, puede que el dolor no te deje dormir ni respirar, y yo te digo que está bien, que eso que sientes, esa incapacidad, esa rabia, esa desolación la hemos sentido todos, que forman parte del camino. 

No es que no debas sentirlas, es que no debes atarte a ellas. No es que no debas cuestionar tu trabajo es que debes hacer reflexiones constructivas. Más de lo mismo no te dará un resultado nuevo. Mantén eso en tu mente. Pero cambiar lo que haces esconde la trampa de romper tu ventaja estadística. Debes hacer equilibrios entre ambos extremos. Permanece enfocado en tu meta, y sé crítico con tu trabajo. Probablemente ya sabes lo que necesitas saber y no te haga falta mucho más conocimiento, en cambio es posible que tengas que ordenar las piezas en la secuencia correcta.

Una página de código con un solo error producirá un resultado desastroso, pero es un solo error. No tienes que escribir de nuevo toda la página sino más bien localizar esa parte única que lo estropea todo.

Céntrate en trabajar sobre tus errores. Comprométete en eliminarlos uno por uno. Cada vez que repites un error muere un gatito. Repetir errores depende de ti, no del mercado ¿verdad? Ese es el camino que debes recorrer. Deja de repetir errores y progresarás.

Pero sé sistemático, no dejes eso en manos de tu estado de ánimo. Actúa de forma profesional. Relaciona tus errores y atácalos uno a uno. Elimínalos. Una semana con cada uno de ellos te dará mejores resultados que un año improvisando.

Y mantén tu visión. No dejes que nadie decida lo alto que puedes volar. Eso como trader depende de ti.

Ten presente que por más negras que sean las nubes por encima de ellas sigue brillando el Sol.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *