Mejores cremas para pieles atópicas


Aunque el cuidado de la piel es esencial independientemente del tipo de piel que tengamos, lo cierto es que cuando tenemos piel atópica lo es aún más. Y es que se trata de un tipo de dermatitis crónico que consiste en una enfermedad tremendamente común tanto en los niños como en los adultos; tanto, que se estima que afecta hasta a un 20 por ciento de la población. Lo cierto es que la piel atópica tiende a ser también conocida bajo el término de dermatitis atópica, y a su vez, ésta se utiliza indistintamente con el término de eccema. Aún cuando el eccema es ligeramente distinto, y se trata -casi mejor dicho- de un término mucho más general, muchos dermatólogos y pacientes se refieren a ambas como la misma cosa.

Sea como fuere, probablemente sepas que la piel atópica se trata de un tipo de piel que se muestra habitualmente áspera, enrojecida, seca y con una incómoda y molesta picazón. Se trata de una enfermedad cutánea crónica, aunque es cierto que, en la mayoría de los casos, llega un momento en el que puede desaparecer. Sus causas tienen que ver con una amplia variedad de factores, pero se sabe que tanto la genética como las familias con tendencia a sufrir alergias suelen tener más problemas. De hecho, se cree que determinados alérgenos, al entrar en contacto con el cuerpo, pueden causarla, como ocurre con el polvo y con el polen.

Si tienes piel atópica, recuerda que es esencial cuidar tu piel cada día, puesto que es la mejor manera ya no solo de mantenerla en buen estado, sino de tratar la afección lo mejor posible. El cuidado de la piel, de hecho, comienza con la limpieza. Si tienes la piel atópica, es aconsejable evitar los jabones fuertes, puesto que aumentan el pH de la piel a un nivel poco adecuado, pudiendo acabar empeorando los síntomas relacionados con la dermatitis atópica. ¿Lo mejor? Optar por un limpiador sin jabón, precisamente porque no suelen contener lauril sulfato de sodio, un químico común en muchos jabones, precisamente por el hecho de generar la espuma tan característica, pero puede irritar la piel.

La hidratación inmediatamente después del baño o de la ducha es imprescindible. Y para ello es imprescindible utilizar una crema hidratante que haya sido especialmente elaborada para esta condición. ¿Por qué? Muy sencillo: ayudará a sellar la humedad, ayudando sobre todo a la hora de que la piel no se seque. No obstante, también es necesario que esa crema contenga aquellos principios activos e ingredientes que pueden ayudar a la hora de calmar y tratar los síntomas relacionados con este tipo de dermatitis, entre los que destacan principalmente tanto el enrojecimiento como el molesto picor. Si tenemos en cuenta que la picazón puede agravar el problema, en especial si acabamos rascándonos (puesto que las heridas que podrían producirse pueden terminar infectándose, generando una infección bacteriana), es imprescindible el uso de cremas para pieles atópicas.

Crema para pieles atópicas de Akento Cosmetics

Desarrollada por la marca Akento Cosmetics nos encontramos con uno de sus productos más valorados, no solo por sus efectos interesantes sobre el cuidado de la piel atópica, ni por sus ingredientes activos, sino principalmente por su precio: un envase de 100 ml apenas cuesta 14,90 euros. Se trata, efectivamente, de una crema corporal para pieles atópicas que proporciona el cuidado diario intensivo que tanto necesita este tipo de piel, ayudando a restaurar la barrera lipídica.

Se trata de una crema fluida, con una textura ligera, muy blanca y brillante, la cual destaca principalmente por sus cualidades humectantes / hidratantes. Gracias a su consistencia y textura, al aplicárnosla sobre la piel rápidamente sentimos una sensación muy agradable de frescor, lo que se une, además, a que es muy ligera. Es capaz, incluso, de “auto-adaptarse” perfectamente a cualquier tipo de piel y a cualquier condición climática, por lo que siempre podemos llevárnosla con nosotros a cualquier sitio, sin temor a que su textura pueda cambiar, o incluso sin miedo a que en algún momento pueda llegar a estropearse.

Entre sus ingredientes, que pasaremos a analizar a continuación por tratarse precisamente de una de las cremas ganadoras en esta guía, destaca la presencia de Emulium Mellifera. A su vez, cuenta con una fase oleosa superior al 20 por ciento, proporcionándonos con ello un extra de nutrición e hidratación, pero sin dejar sobre la piel ningún tipo de sensación grasa ni pegajosa. Básicamente ayuda a recuperar la importante barrera lipídica de la piel a la vez que mejora y regula la hidratación

Pero lo que es aún mejor: calma la piel atópica de manera inmediata, ayudando a la hora de calmar el enrojecimiento, la sensación de tirantez, la inflamación… y, sobre todo, el molesto picor, reduciendo su reactividad a largo plazo. Se trata, en definitiva, de una crema muy interesante cuando tenemos dermatitis atópica, especialmente por el hecho de hacer sido específicamente formulada para pieles atópicas (aunque es cierto que, por sus características y cualidades, es también ideal para quienes tienen la piel muy sensible o seca; o, en definitiva, para cualquier tipo de piel que desee disfrutar de sus principales efectos humectantes).

¿Y qué ingredientes contiene? A continuación te los destacamos:

  • Emulium Mellifera. Consiste en un emulsionante cien por cien natural, completa y totalmente flexible y multifuncional, dado que se adapta perfectamente a cualquier tipo de piel. Proporciona una eficacia visible prácticamente desde la primera aplicación, y es uno de los principales ingredientes humectantes que encontramos en esta crema. En estudios in vivo, este ingrediente ha demostrado ser capaz de aumentar la hidratación proporcionando además un efecto de larga duración, dejando la piel más suave, potenciando la luminosidad, suavizando el relieve cutáneo y dejándola, en definitiva, mucho más tonificada. Es capaz de calmar tanto la irritación como la inflamación de la piel inmediatamente, algo que es de agradecer cuando estamos sufriendo un brote de dermatitis o piel atópica. Además, regula la sensibilidad de la piel a largo plazo, reduciendo y disminuyendo su reactividad frente a las agresiones externas que pueden acabar provocando la reaparición de los síntomas.
  • Biogaline G. Se trata de aceite de granada, el cual se obtiene mediante el prensado en frío de su semilla, para posteriormente ser refinado. Se ha demostrado que ayuda a reconstruir la capa más superficial de la piel, a la vez que inhibe la acción negativa de los radicales libres, contrarrestando la oxidación diaria (básicamente, las principales señales de la edad y del paso del tiempo tienden a ralentizarse). También brinda cierta capacidad antimicrobiana, pero destaca especialmente por su actividad antiinflamatoria. Contiene ácido punícico, que reafirma el tejido de la piel y la reconstruye, reduciendo algunos de los aspectos más comúnmente asociados a la piel atópica.
  • Gatuline Skin Repair Bio. Proporciona cualidades cicatrizantes y regeneradoras para pieles habitualmente dañadas y lesionadas, por lo que este ingrediente activo pasa a convertirse en uno de los más interesantes a la hora de tratar la piel atópica. Se extrae de las partes aéreas del Onopordum acanthium, y es capaz de estimular la reconstrucción óptima de la piel dañada al actuar en la diferenciación de los queratinocitos. Básicamente actúa estimulando el proceso natural de reparación en las pieles dañadas, ayudando en el proceso de regeneración natural, sobre todo en aquellas zonas que se han visto afectadas. Por tanto, es útil para recuperar la barrera cutánea, estimular la síntesis de colágeno y regenerar la epidernis.

Pero también posee otros ingredientes, como por ejemplo podría ser el caso del aceite de jojoba. Se convierte en un agente humectante con cualidades ciertamente excepcionales, útil para lubricar la piel -pero sin dejar esa incómoda sensación aceitosa-, dejándola perfectamente suave, a la vez que retrasa la pérdida de agua, reteniendo la humedad. Este último efecto es esencial en caso de tener la piel atópica, como probablemente sepas.

Descubre: Remedios para la piel atópica

ISDIN Nutratopic Pro-AMP Loción Corporal

Seguramente la marca ISDIN te proporcione confianza, fundamentalmente por el hecho de que se trata de una marca que lleva desarrollando productos para el cuidado de la piel durante bastantes décadas. Por este motivo principalmente, y por las cualidades que proporcionan muchos de sus lociones y cremas, tiende a ser un fabricante muy valorado por la mayoría de clientes. En esta ocasión nos encontramos con ISDIN Nutratopic Pro-AMP, una crema con textura de loción que ayuda a restaurar el equilibrio correcto de la piel, gracias principalmente a sus cualidades emolientes.

Su formulación ayuda activamente a la hora de reforzar la función barrera de la piel, al hidratarla en profundidad. De esta forma, ayuda a su vez a reducir y disminuir tanto la irritación como el picor, gracias esencialmente a su contenido en dos ingredientes activos: Niacinamida y Laureth-9. Pero estos no son los únicos ingredientes con cualidades hidratantes y emolientes que contiene. Podemos mencionar también la presencia de Ramnhosoft, el cual contribuye activamente a inhibir el riesgo de adhesión bacteriana, reduciendo por tanto el riesgo a que se pueda producir una infección en la piel. Además, es sumamente respetuosa con la delicada piel atópica, puesto que no contiene ningún tipo de perfume ni colorantes, que pueden acabar irritándola.

Su fabricante recomienda utilizar esta loción sobre la piel limpia y seca entre una a dos veces al día. Aunque si deseas conseguir mejores resultados, puedes complementar el uso de esta loción corporal con Nutratopic Gel de Baño Emoliente (ideal para tu higiene diaria porque se trata de un gel de ducha respetuoso con las pieles atópicas, al ser verdaderamente suave), y la crema Nutratopic Pro-AMP Crema Facial, ideal para hidratar también la delicada piel del rostro.

Aunque ya te hemos hablado en el apartado anterior acerca de la loción corporal desarrollada por la marca ISDIN para quienes tienen la piel atópica, en esta ocasión deseamos fijarnos en las cualidades más interesantes que nos proporcionaría también un producto especialmente pensado para su uso en pieles atópicas, comúnmente irritadas y muy sensibles: ISDIN Nutratopic Crema Emoliente, precisamente por el hecho de ser una crema con un claro efecto emoliente.

¿Y qué significa que un producto tenga efecto o cualidad emoliente? Van un poco más allá de las cremas hidratantes, puesto que proporcionan un plus de hidratación, motivo por el cual tienden a estar especialmente recomendadas para pieles con sequedad extrema, y sobre todo, con algún tipo de enfermedad cutánea. Básicamente ayudan a prevenir que surjan nuevos brotes una vez los síntomas de la enfermedad han sido controlados y tratados (por ejemplo, mediante el uso de un corticoide, el cual debe siempre haber sido recetado por el médico).

Se trata de una crema tremendamente útil porque ayuda a reforzar la función de barrera natural de la piel, a la vez que hidrata en profundidad. Gracias a su contenido en Laureth-9 y Niacinamida, es adecuada cuando tenemos picor e irritación, porque ayuda a aliviarlos y a calmarlos. Restablece el equilibrio natural de la piel, inhibiendo el riesgo de infección, al impedir la adhesión bacteriana.

Como manifiesta el propio fabricante, es una crema ideal para pieles comúnmente irritadas y atópicas, puesto que su uso regular y diario es especialmente útil a la hora de evitar nuevos brotes, lo que alarga el período libre de lesiones. De esta forma, cuando es aplicada regularmente en las zonas donde habitualmente suelen formarse y aparecer rebrotes, esta crema actúa de forma eficaz tratando y combatiendo los principales signos de la dermatitis atópica. Gracias a su doble protección activa, no solo restaura la barrera cutánea, sino que refuerza el manto lipídico natural de la piel. Por tanto, ayuda a mantener la piel atópica bajo control.

No te pierdas: Piel atópica en bebés:

ISDIN Nutratopic Crema Emoliente

De la mano de la reconocida marca Instituto Español, que desarrolla y fabrica productos para el cuidado de la piel desde el año 1903, nos encontramos ante una crema de cuidado integral, especialmente concebida para proporcionar el cuidado que necesita diariamente las pieles atópicas, gracias a que actúa mediante una triple acción, regenerando progresivamente la piel, manteniendo una hidratación profunda, y brindando una excelente acción anti-sequedad.

Ayuda a calmar y a aliviar el picor, y no solo es interesante para pieles atópicas, sino también para su uso en pieles sensibles, principalmente porque se trata de una fórmula completa libre de parabenos y de alcohol, por lo que no existe riesgo de que pueda irritar la piel. De hecho, contiene una serie de ingredientes activos con acción anti-sequedad, anti-irritación y anti-pruriginosas, lo que significa que calma el picor, minimizando a su vez el riesgo a que se puedan producir nuevas reacciones alérgicas.

Además de hidratar en profundidad, es capaz de proteger la piel y regenerar los daños cutáneos ya presentes, como por ejemplo podría ser el caso de escamas, dolorosas grietas, y zonas ásperas con parches. Después de un uso regular, la piel se muestra no solo mucho más suave y flexible, sino también más luminosa. Adquiere, por así decirlo, la apariencia que tenía antes de que surgieran los primeros brotes, al aumentar sus defensas naturales.

Crema Momentos Atópicos de Instituto Español

Justo en los momentos en los que surge algún brote, es común que tengas dudas acerca de qué producto o crema aplicarte, sobre todo aquel que pueda ser de utilidad a la hora de reducir los síntomas más dolorosos, incómodos y molestos de la piel atópica. Para estas situaciones, Instituto Español ha desarrollado Crema Momentos Atópicos, una crema corporal (es decir, que puede ser utilizada no solo en el rostro, sino prácticamente en todo el cuerpo), especialmente formulada para proporcionar bienestar y calmar la mayoría de las señales de las pieles atópicas, en particular cada vez que surgen brotes.

Gracias a su fórmula especifica y refrescante, la irritación, el picor, el enrojecimiento y el escozor se calman y desaparecen justo desde el mismo momento en que comenzamos a aplicarnos la crema. Poco a poco, su uso regular da lugar a una piel perfectamente hidratada, libre de daños asociados a este tipo de dermatitis.

Es un producto libre de alérgenos en el perfume, parabenos, colorantes o corticoides, y también ha sido testado dermatológicamente, por lo que su uso en las pieles atópicas es perfecta y completamente seguro.

Crema Restauradora de Instituto Español

Lo cierto es que Instituto Español posee, como hemos visto, toda una gama de productos especialmente concebidos para proporcionar, a la persona con la piel atópica, todos los cuidados que necesita desde el momento en el que surge un brote (para aliviar los síntomas más incómodos y molestos), a la hora de restaurar la piel una vez se han controlado las principales señales y molestias comúnmente asociadas a este tipo de dermatitis, y para prevenir la formación de nuevos brotes.

Es el caso de la Crema Restauradora de Instituto Español, una crema que, como su propio nombre indica, ha sido desarrollada con el fin de restaurar las principales zonas de la piel afectadas por los brotes, gracias a que contiene una delicada fórmula capaz de regenerar y fortalecer la barrera cutánea natural de la piel, evitando la deshidratación y proporcionando una mayor protección ante inflamaciones, sarpullidos, rojeces, escozores y, en definitiva, cualquier tipo de sensibilización. 

Está especialmente indicada para ser utilizada en zonas localizadas que se encuentren descamadas, en las que precisamente se precise una acción más restauradora. Así, después de cada uso, la piel se calma, se refresca y se encuentra perfectamente libre de cualquier tipo de irritación.

Dado que no contiene parabenos y su delicada y agradable fragancia se encuentra libre de alérgenos, es apta para pieles atópicas no solo en adultos, sino también en bebés y niños. Además, de acuerdo al fabricante, puede ser usada en combinación con otros tratamientos comunes para la piel atópica, como podría ser el caso de los tratamientos inmunoreguladores y con corticoides.

¿Deseas algo más? Aunque ya te hemos mencionado que Instituto Español proporciona toda una gama especialmente pensada para aquellas personas que sufren de piel atópica cada día, entre los que puedes encontrar lociones corporales, una crema de cuidado integral, y una crema especialmente útil para los momentos en los que surgen brotes y empiezan a aparecer los síntomas, también puedes optar por el champú para piel atópica, que completa el cuidado diario de tu delicada piel al contener una fórmula que ha sido específicamente ideada para evitar rojeces e irritaciones en el cuero cabelludo (que también suele verse comúnmente afectado por la dermatitis atópica y los brotes asociados a ella), y para calmar el picor de forma instantánea, gracias a sus cualidades calmantes y aliviantes.

Lee también: Consejos para calmar el picor en la piel atópica

Crema Microplata para pieles atópicas de Multilind

¿No tienes la piel atópica pero sí tienes la piel demasiado seca? No te preocupes, la loción Microplata de Multilind ha sido desarrollada pensando especialmente en personas como tú, dado que se trata de una crema útil para aliviar los síntomas más molestos tanto de las pieles atópicas como de las pieles secas o muy resecas, puesto que ayuda a calmar notablemente la descamación, la irritación y el picor. Su formula contiene un 0,3 por ciento de partículas de microplata pura, que proporcionan efectos interesantes para el cuidado dermatológico de cada día, dado que ayuda a preservar la flora reduciendo el riesgo de que se pudieran producir sobreinfecciones.

Entre otras interesantes cualidades, esta loción ayuda a proteger y mantener el balance natural de la flora bacteriana presente en la piel, a la vez que hidrata y protege la piel en profundidad, al ser útil a la hora de mantener la función “barrera” que la protege diariamente de diferentes factores externos.

Se trata de una crema tremendamente útil y especial, que incorpora en su composición Lippia Citriodora, la cual complementa a la perfección los diferentes efectos calmantes de la Microplata, a la vez que proporciona un agradable aroma. Y también contiene una maravillosa combinación de ácidos grasos omega-3 con vitamina E. Todo ello sin dejar una incómoda sensación grasa, puesto que su textura ayuda positivamente a la hora de que pueda ser absorbida muy rápidamente.

Es apta tanto para bebés como para niños (además de adultos), puesto que no contiene perfumes, colorantes, conservantes, parabenos, corticoides, urea, emulsionantes PEG y lanolina. De acuerdo al fabricante, se aconseja utilizarla entre 1 a 2 veces al día en todo el cuerpo, con la ayuda, para ello, de un masaje suave. Eso sí, se recomienda usarla principalmente en las zonas comúnmente más afectadas por la dermatitis atópica y por la sequedad de la piel en sí, como es el caso del rostro, las manos y los codos.

Si lo deseas, puedes completar el tratamiento con otros productos de la marca desarrollados también para su uso por parte de personas con problemas relacionados con la piel atópica, como por ejemplo podría ser el caso de:

  • Gel de baño para pieles atópicas de Multilind. Se trata de un maravilloso gel de baño útil en caso de piel atópica, extraseca y seca, gracias a que es hipoalergénico y altamente hidratante. Ayuda a suavizar la piel y es anti-irritante, gracias a que cuenta con extracto de camomila y vitamina E. No contiene alcohol, parabenos, colorantes o perfumes, siendo también adecuado para bebés y niños.
  • Loción corporal para pieles atópicas de Multilind. Crema desarrollada para el cuidado dermatológico intensivo de las pieles atópicas, secas y extrasecas, que ayuda a aliviar la irritación, el picor y la descamación. Contiene un 0,2 por ciento de partículas de microplata pura.

Believa Natural Intensiv

De la mano de Believa Cosmetics nos encontramos con esta maravillosa crema ideal para veganas / os, dado que ha sido elaborada únicamente a partir de ingredientes activos cien por cien naturales, entre los que podemos mencionar principalmente el áloe vera, la manteca de karité, hamamelis, hierba tigre, aceite de argán y aceite procedente de semillas de uva.

Se trata de una crema cutánea con cualidades antiinflamatorias, utilizada principalmente para el cuidado de la piel durante determinadas terapias, como por ejemplo podría ser el caso de la psoriasis o la neurodermatitis. Aunque lo cierto es que tambén es tremendamente útil en caso de tener la piel atópica, puesto que es ideal contra la piel seca, escamosa y agrietada, calmando y aliviando la molesta picazón.

Incorpora una fórmula verdaderamente suave y de elevada calidad, adecuada no solo para todos los tipos de piel, sino útil a su vez para la delicada piel del bebé y de los niños más pequeños. Y es que no contiene fragancias sintéticas, ni colorantes, ni tampoco parabenos, parafinas o siliconas.

Actúa de forma activa refrescando la piel en profundidad e hidratándola, a la vez que estimula la cicatrización de las heridas (por ejemplo, tanto de las grietas en sí como de las que podrían surgir como consecuencia de rascarse la piel al intentar aliviar la picazón), y ayuda especialmente a la hora de mejorar la función de barrera de la piel, en particular a largo plazo. Se absorbe rápidamente, y no deja ningún tipo de sensación grasosa, por lo que puede utilizarse siempre que se desee.

Recuerda que es una crema con efecto regenerador y antiinflamatorio, por lo que es ideal en caso de: piel atópica, piel seca o muy seca, neurodermatitis y psoriasis. Además, no te olvides que es una crema ideal para ti, si sigues un estilo de vida vegano y te preocupa el origen de todos y cada uno de los productos que utilizas habitualmente cada día. Y es que además de contener únicamente en su formulación ingredientes cien por cien naturales, también se encuentra perfectamente libre de cualquier tipo de crueldad animal, al no haber sido probado en animales.

Neutrógena Crema facial en gel

Es muy probable que ya conozcas Neutrógena. Y es que se caracteriza por ser de esas marcas cuyos productos para el cuidado de la piel nunca faltan en la mayoría de las casas. En esta ocasión nos encontramos ante una crema facial en forma de gel que ha sido especialmente desarrollada para pieles secas, gracias a que incorpora una fórmula grasa, con textura ligera, y una serie de ingredientes y principios activos útiles para calmar y aliviar la piel seca o muy seca.

Incorpora la tecnología Hyaluronic Gel Matrix, que ayuda a reconstruir y proteger la epidermis de raíz, generando una reserva de agua y humedad con el fin de liberar la hidratación que sea necesaria, en los momentos en los que sea necesaria, a lo largo de todo el día. Y también viene con Hydro Boost, ayudando a suavizar los sistemas de fatiga, proporcionando a su vez una interesantísima acción nutritiva intensa de larga duración, útil para calmar la piel prácticamente al instante (desde el momento en el que es aplicada sobre ella), y manteniéndola hidratada a lo largo de todo el día.

No contiene aceites y su textura no es ni grasosa ni pegajosa. De hecho, posee una maravillosa textura en gel que proporciona, además, una delicada sensación refrescante cada vez que la aplicamos sobre la piel. Además, no es comedogénica, lo que significa que no obstruye los poros, evitando y previniendo problemas habitualmente relacionados con ello, como por ejemplo podría ser el caso de la formación de espinillas y un mayor riesgo de brotes de acné.

La marca aconseja utilizarla diariamente, tanto sobre la piel del rostro como del cuello, y aplicarla con la ayuda de movimientos circulares, para mejorar así su absorción.

Descubre además: La alimentación más adecuada para la piel atópica

Crema Atoderm Crème de Bioderma

Si tienes la piel sensible, o en definitiva la sueles tener seca o muy seca, es muy probable que ya conozcas de antemano muchos de los síntomas y de las molestias e incomodidades habitualmente asociadas a estos problemas de la piel. Y es que en la mayoría de las ocasiones, la presencia de esa sequedad influye a su vez en que la piel se agriete, aumentando no solo las molestias, sino la picazón, las ganas terribles de rascarse… y, finalmente, un riesgo mucho mayor de infección. Lo cierto es que este tipo de piel también tiende a tener algunas cosas en común con la piel atópica, aunque es cierto que una de sus principales diferencias son los brotes habitualmente asociados a la dermatitis atópica.

Por este motivo, muchas de las cremas que habitualmente se utilizan para aliviar y calmar las pieles sensibles o resecas, pueden ser mayormente usadas por quienes tienen la piel atópica. Aunque, como ocurre con prácticamente cualquier producto que vayamos a utilizar sobre nuestra piel, es esencial siempre indagar acerca de los diferentes ingredientes que su fabricante ha utilizado para su elaboración; y que, por tanto, encontraremos en su composición / formulación.

Es el caso de la crema Atoderm Crème de Bioderma, adecuada tanto para la piel sensible como para aquellas que tienden a ser tanto secas como muy secas, al haber sido enriquecida con agentes hidratantes que ayudan a su vez a la hora de reforzar la barrera natural de la piel, impidiendo que determinados factores y elementos externos y ambientales puedan acabar afectándola todavía más, frenando a su vez la penetración de irritantes.

Se trata de una crema verdaderamente efectiva y útil, puesto que es capaz de unir el agua en las diferentes capas superiores de la piel, ayudando a evitar que se evapore y se pierda. 

El fabricante recomienda utilizarla dos veces al día hasta que la piel se haya reparado por completo. Para ello, es aconsejable aplicar una buena capa de esta crema en las zonas dañadas que se deseen tratar, inmediatamente después de la limpieza y el secado. Además, algo que es aún mejor si cabe: puede ser utilizada tanto en la cara como en el cuerpo, y es apta incluso tanto para adultos como para niños pequeños.

Por otro lado, si lo deseas, también puedes complementar el uso de esta crema corporal con Bioderma Atoderm Gel Ducha, un gel sin jabón ideal para la ducha, que protege, hidrata y nutre el cuerpo, y además es sumamente respetuoso con la piel, gracias a que contiene únicamente una serie de limpiadores suaves , aliviando y protegiendo la piel, lo que garantiza a su vez una excelente tolerancia cutánea, totalmente hipoalergénico, sin colorantes ni parabenos.

O, bien, puedes optar por Bioderma Gel y jabón, un gel de baño que hace las veces de jabón, y que se caracteriza por ser un producto de alta calidad gracias principalmente a su composición, al ser anti-irritante y ayudar a limpiar la piel y a restaurar los lípidos naturalmente presentes en esta.

Crema hidratante Alivia Blanca para pieles atópicas

De la mano de Alivia More Than Cosmetics nos encontramos con una crema que actúa hidratando en profundidad, a la vez que ayuda a calmar los brotes de eccema y piel atópica al aliviar los picores y el enrojecimiento en profundidad, favoreciendo con ello una mejor regeneración tanto de la piel del rostro como del cuerpo en sí. Además, es posible disfrutar de un efecto calmante casi inmediato gracias a que viene con una textura verdaderamente fluida, lo que ayuda de forma muy positiva a la hora de ser absorbida más rápidamente.

En su formulación nos encontramos principalmente con dos ingredientes activos básicos: la caléndula y el áloe vera. Ambos son sumamente conocidos -y populares- por sus cualidades hidratantes, antisépticas, emolientes, calmantes y cicatrizantes. También contiene CBD, un potente antioxidante, antiinflamatorio, regenerador de la piel y regulador sebáceo.

Prácticamente la mayoría de sus ingredientes son cien por cien naturales. De hecho, de acuerdo al fabricante, Alivia Blanca posee un 98,3 por ciento de ingredientes totalmente naturales. Y, además, no contiene formaldehídos, parabenos, derivados del petróleo, aromatizantes o colorantes artificiales, SLS y SLES. Por lo que es ideal incluso para pieles muy sensibles y resecas, gracias a que también ha mostrado un efecto muy interesante a la hora de reparar cicatrices y grietas.

¿Por qué el uso de las cremas hidratantes es esencial en caso de tener piel atópica?

Cuando tienes la piel atópica, tal y como opinan muchos dermatólogos, es esencial el uso de una crema hidratante adecuada, dado que, a menudo, la piel seca tiende a empeorar los brotes asociados a este tipo de piel. Las cremas son esenciales porque ayudan a bloquear el agua presente en la piel, creando una especie de barrera contra aquellos elementos que podrían irritar la piel, y empeorar con ello los brotes asociados a la dermatitis. 

Aunque es posible elegir entre una amplia variedad de productos, lo cierto es que lo más adecuado siempre es optar por cremas hidratantes para piel atópica, dado que además de proporcionar ese plus de hidratación tan necesario en estos casos, lo más común es que, en su composición, también contengan determinados ingredientes activos útiles para aliviar, reducir y tratar muchos de los síntomas de la dermatitis atópica, en especial el picor, el enrojecimiento y la inflamación.

Como hemos visto a lo largo de la presente guía, existen fundamentalmente tres tipos de humectantes: las cremas, las lociones y los ungüentos. Todo depende, básicamente, de la cantidad de agua y aceite que contengan. Así, cuanta mayor cantidad de aceite tengan, muchísimo mejor será para la piel atópica.

A pesar de que los ungüentos pasan a convertirse en una de las mejores opciones de tratamiento, precisamente por el hecho de que contienen una buenísima cantidad de aceite, pueden dejar una sensación incómodamente pegajosa y grasosa sobre la piel, lo que hace que a muchas personas no les guste tanto. Por suerte, las cremas sí son una buena opción, en especial cuando no te gusta la sensación que dejan los ungüentos en sí.

Recuerda que también existen otros consejos que son esenciales a la hora de cuidar la piel atópica. En el momento de bañarte o ducharte, como ya te hemos comentado, evita el uso de productos demasiado fuertes y agresivos, siendo más recomendado optar por jabones suaves y que hayan sido especialmente concebidos para su aplicación en pieles sensibles y principalmente atópicas. Debes evitar, a su vez, el uso de baño de burbujas (ya que la sustancia química que habitualmente produce la espuma del jabón puede aumentar la irritación de la piel). Mientras que, a la hora de secarte la piel, es conveniente usar una toallita suave o una esponja vegetal, secándola en lugar de frotarla, dado que puede irritar la piel todavía más.

Y, finalmente, es fundamental la hidratación inmediata después de bañarte o ducharte, con lo que conseguirás sellar y mantener la humedad en la piel al máximo. Para conseguirlo, puedes utilizar algunas de las cremas sobre las que te hemos hablado en esta completa guía. Y, en caso de duda, no olvides acudir a la consulta de tu dermatólogo de confianza, especialmente cuando tienes dudas acerca del uso de un determinado producto, y sobre todo, en aquellos momentos en los que se presenten brotes de dermatitis atópica. Te ayudará no solo a resolverlas, sino que te prescribirá aquellos tratamientos más útiles para controlar la enfermedad (y sus síntomas asociados).

No obstante, la elección del tipo de crema es, cuanto menos, fundamental, dado que es importantísimo que la crema no contenga perfume, ni alcohol, y tampoco colorantes. Recuerda que algunas crema sin perfume pueden tener fragancias, por lo que aún podrían terminar irritando la piel. Por tanto, busca siempre aquellos humectantes en los que se especifique directamente que no contienen ningún tipo de perfume ni fragancia. Además, es fundamental revisar bien el etiquetado del producto antes de usarlo la primera vez, para descubrir si tiene algún ingrediente al que podrías ser alérgica.

Consejos útiles a la hora de utilizar cualquier crema para la piel atópica

¿Tienes la piel atópica y es la primera vez que vas a comenzar a utilizar una crema hidratante para este tipo de piel? Si tienes dudas acerca de su uso, lo más común es seguir las instrucciones indicadas por el fabricante, y que probablemente encontrarás en el envase del producto que hayas adquirido. Además, siempre que analizamos un producto, tendemos a explicarte antes de acabar con la revisión, los pasos a seguir para su uso de acuerdo a las recomendaciones establecidas por la marca que lo ha elaborado.

No obstante, si una cosa tienen en común tanto las cremas hidratantes en sí, como las cremas hidratantes especialmente concebidas para su uso en pieles atópicas, es que lo más recomendable es aplicarlas inmediatamente después de un baño o de una ducha, cuando la piel está todavía un poco húmeda, dado que de esta manera no solo no eliminarás toda la humedad que obtienes durante el embarazo, sino que al aplicarte la crema poco después de haber salido del agua, conseguirás retener esa humedad, evitando que la piel se seque. De hecho, ¿sabías que en solo 3 minutos después de salir del agua, la piel comienza a secarse? 

Por tanto, una vez te has secado ligeramente la piel con la ayuda de unas suaves palmaditas (recuerda que también es aconsejable el uso de una toalla o toallita lo más suave posible), es una excelente idea aplicarte un poco de crema primero en las manos y frotarla con la idea de suavizarla un poco. Luego, con la ayuda de las palmas de las manos y los dedos, úntate una capa gruesa de crema hidratante por toda la piel. Es recomendable aplicarte la crema siempre con movimientos suaves y simples hacia abajo, evitando especialmente hacerlo en forma de círculos o arriba y abajo.

No es aconsejable tampoco retirarte el exceso de crema hidratante que haya podido quedar, puesto que tu piel acabará absorbiéndola por completo, disfrutando al máximo de todas sus cualidades hidratantes.

Eso sí, en caso de que sea la primera vez que vas a comenzar a utilizar una crema, recuerda que es importantísimo llevar a cabo una primera prueba, para descubrir si podría causarnos -o no- una reacción alérgica. Para ello, simplemente aplícate una pequeñísima cantidad en la curva del codo o en el interior de la muñeca (bastará con un poco del tamaño de un guisante), y esperar entre 24 a 48 horas como mucho, para ver si ha surgido algún tipo de reacción. Si de repente observas síntomas como enrojecimiento, sarpullido o picazón, deberás evitar utilizar esa crema en concreto, y optar por otra diferente.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *