Los 17 tipos de champú (y cuál te conviene más según tu pelo)


El cabello es una parte del cuerpo que tanto hombres como mujeres buscan siempre destacar en cualquier momento y conservarlo sano, brillante y con vida, elementos en donde siempre se hace mayor énfasis en cuanto al cuidado que se le otorga. Pero el cabello no es solo una herramienta estética, sino que es un reflejo de nuestra salud propia, ya que mientras mejor equilibrio poseemos internamente, más belleza se refleja en nuestro cabello.

Cuidar del cabello requiere de productos adecuados que posean ingredientes y activos que ayuden, reparen y fortalezcan la fibra capilar y el cuero cabelludo. Pero antes de elegir este, debes tener en cuenta cuál es el más adecuado para tu tipo de cabello pues, elegir uno que no se adecue, puede traer efectos contraproducentes, como el agravamiento de tu condición o generar daños adicionales.

Es por ello que en este artículo hablaremos sobre los tipos de champú que existen y cuál es el más indicado según tu tipo de cabello. Si te interesa este tema entonces no dejes de leerlo.

Tipos de champú y cuáles son los más adecuados según el tipo de cabello

Estos productos para la limpieza del cabello fueron diseñados para eliminar la suciedad y el sebo del cuero cabelludo, siendo la empresa Procter & Gamble la primera quién sacó el champú no jabonoso junto a la marca Drene. Sin embargo, el gran desafío que tienen ahora los fabricantes es darle al público un producto que sea capaz de limpiar perfectamente el cabello y además proporcionar agentes acondicionadores que permitan mantener el cabello limpio y hermoso.

Al día de hoy podemos encontrar diversos tipos de champú en el mercado, desde aquellos que se centran en la forma del cabello hasta para tratar problemas puntuales como lo es la resequedad o la grasa. Pero… ¿cómo se puede saber cuál es el indicado para mi cabello? Debes tener en cuenta no solo los activos que posee en champú sino las condiciones en las que se enfoca y en las cuales ahondaremos más a continuación.

1. Champú básico

Es un producto destinado para todo tipo de cabello, sus ingredientes permiten mantener el estado del pelo sin producirle ninguna variación. No es agresivo, por lo cual no requiere de agentes acondicionadores para reestructurar el cabello, se recomienda para aquellas personas que posean un cabello de condiciones normales y que solo busquen un producto para limpiar.

2. Natural u orgánico

Es un tipo de champú cuyos ingredientes provienen en un 90% de la naturaleza, no contienen silicona, colorantes sintéticos, glicol éter, ftalato y parabenos. Su finalidad es proporcionar limpieza y darle salud al cabello sin perjudicar el cuero cabelludo.

3. Para cabello fino

Se encuentra especialmente formulado para fortalecer cada hebra del pelo desde la raíz, con la finalidad de que se fortalezca y repare la fibra capilar, así puede crecer más sana, manteniendo la estructura capilar adecuada. Además ayuda a reponer los lípidos naturales, logrando la estimulación de las glándulas sebáceas para que produzcan aceites y así hacer que el pelo se hidrate y se engrose.

4. Para cueros cabelludos sensibles

Como su nombre lo indica, este champú es ideal para las personas que muestran constantes sensaciones de irritación, ardor y pesadez en el cabello, al exponerse a los agentes contaminantes del exterior e incluso por el uso de otros productos para el cabello. Estos poseen ingredientes no abrasivos como la pro-vitamina B5 o pantenol y el aloe vera.

5. Anticaspa

Es hecho especialmente para tratar el problema de la caspa y controlar su aparición hasta eliminarla por completo. Entre sus beneficios se encuentra reparar el tejido del cuero cabelludo dañado por la descamación, la reparación de la fibra capilar y limpiar en profundidad el cabello de la grasa o la suciedad.

6. Para cabello seco

Estos son productos bastantes delicados, ya que el cabello seco necesita de grasas naturales para mantener la hidratación del mismo pero sin excederse porque sino puede causar otros tipos de problemas. Estos champús contienen ingredientes como aceites naturales que ayudan al cabello a hidratarse y recuperar su brillo.

7. Para el cabello canoso

Aunque no lo creas, el cabello con canas debe tener un cuidado especial pues este se torna frágil, sensible y reseco. Para cuidarlo es necesario utilizar un champú que debe reforzar el folículo piloso, otorgándole brillo, elasticidad y una tonalidad blanca equilibrada.

8. Post tratamiento químico

Estos tipos de champú son ideales para equilibrar los valores alterados del cabello, es recomendable usar un producto que tenga la capacidad de restablecer el pH del cabello y neutralizar la alcalinidad, por eso se recomienda este tipo de champú.

9. Para la caída del cabello

Estos ayudan a estimular el crecimiento del folículo piloso, debido a que son fabricados libre de sal, sodio y derivados químicos, los cuales tienden a contribuir con el debilitamiento del cabello.

10. Para el crecimiento del cabello

Aunque tengan la misma finalidad es importante no confundirlo con los champú para la caída del cabello, ya que este evita todos los ingredientes que pueden debilitarlo. Mientras que los que son para el crecimiento del cabello contienen ingredientes de keratina y cafeína que ayudan a fortalecer la estructura capilar y así estimular su crecida, es recomendado para todo tipo de cabello.

11. Para cabello grasoso

Este tipo de champú ayuda a reducir y eliminar la excesiva producción de grasa en el cuello cabelludo, lo que hace que el cabello se vea brillante aun luego de lavarlo y en muchos casos desprende un olor desagradable. El producto adecuado para el cabello graso tiene ingredientes naturales que permiten que las glándulas sebáceas del cuero cabelludo equilibren la elaboración de sebo.

12. Al seco o dry champú

Este es un tipo de champú pensado para la agitación del día a día y evitar el retraso de mujeres y hombres que se encuentran continuamente en movimiento. El champú al seco que viene tanto en polvo como en aerosol y permite lavar el cabello sin la necesidad de hacerlo como de costumbre. Solo basta aplicar el producto y cepillarse el pelo, da volumen al cabello y funciona como una crema de peinar.

Aunque posee un efecto negativo y es que este no es muy efectivo como el lavado normal, ya que a pesar de limpiar y eliminar la suciedad y grasa sin mucho esfuerzo, no lo hace a profundidad.

13. Para cabellos teñidos

Este tipo de productos se emplean para cuidar tanto la salud del cabello (que puede verse dañado por los químicos de los tintes o decolorantes) y para proteger el color aplicado, con la finalidad de que mantenga su tonalidad y brillo por mucho más tiempo. Se recomienda para las personas que tiñen su cabello de un mismo color.

14. Aclarante

Esta es una excelente opción para reemplazar los químicos aclarantes para el cabello, no son tan fuertes o efectivos, pero con el uso (por lo general durante un mes) puedes ver una notable diferencia. Son muy recomendados ya que evitan que el cabello desarrolle daños y problemas que usualmente aparecen por el uso del químico común de los aclarantes, además contiene elementos ecualizadores que humedecen el pelo y lo ayuda a conservar su humedad por más tiempo.

15. Para pelucas y postizos

¿Sabías que las pelucas y los postizos de cabello deben lavarse de igual forma que un cabello común? Esto se hace con la intención de mantener su estructura y evitar que se generen complicaciones debido a la acumulación de suciedad o impurezas. Justo lo que hace este tipo de champú, los cuales aseguran que mantengan su salubridad y belleza.

16. Para estructuras de cabello

En esta categoría podemos clasificar a los champú para cabellos rizados, ondulados o lisos, los cuales poseen activos para cada tipo específico de cabello y los cuales actúan para mantener su forma y asegurar su salud.

17. Hidratantes

Son aquellos champús especializados para devolver el brillo, suavidad y vitalidad a la fibra capilar y lograr mantener un equilibrio para el cabello, sin dejarlo grasoso ni reseco.

Consejos a la hora de lavar tu cabello

Conocer el tipo ideal de champú para tu cabello es el primer paso para cuidarlo de manera apropiada, pero también debes tener en cuenta algunos consejos que te mostraremos para garantizar su salud.

  • Cuando laves tu cabello hazlo con movimientos suaves para favorecer la circulación de la sangre. Esto ayuda a su crecimiento y fortalecimiento.

  • Trata de evitar movimientos bruscos ya que permiten la estimulación de las glándulas sebáceas. Las cuales favorecen la grasa del cuero cabelludo, pero también pueden desequilibrar los niveles adecuados de grasas.

  • Asegúrate de eliminar muy bien todo resto del producto para evitar la presencia de caspa y resequedad. recuerda que parte de los problemas que se generan en el cabello se debe a una incorrecta limpieza de suciedad o químicos, pero también se pueden producir si no retiras por completo el champú.

  • No se recomienda lavar el pelo diariamente, pues esto puede desarrollar o agravar la resequedad. Sin embargo, si se puede hacer de manera inter-diaria.

  • Es más favorable para el cabello que lo laves con agua fría o templada, ya que esto ayuda a su fortalecimiento, reparación y crecimiento adecuado. Mientras que si lo haces con agua caliente, se debilitan los folículos pilosos y además puede irritar el cuero cabelludo.

  • No frotes el cabello con una toalla para secarlo, en cambio, envuélvelo durante cinco minutos para que absorba toda la humedad y aprieta suavemente los mechones para retirar el exceso de agua.

  • Evita salir a la calle con el cabello mojado o húmedo, ya que los agentes contaminantes del exterior se pueden adherir con más facilidad y contribuir al frizz.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *