LO QUE EL TRADING NO HARÁ POR TI


No sé cómo será eso para ti, pero hay algo de lo que estoy seguro: lo que sea que experimentes sucederá en tu presente, y más vale que comprendas qué quiere decir eso y qué implicaciones tiene.

Si la consistencia como operador es una meta para ti puede que estés asociando consecuencias positivas a lograr eso, puede que imagines qué es lo que pasará después de que estés ahí, cuando esa sea tu realidad. Es una forma de mantenerte enfocado y motivado durante el camino. Encuentras consuelo en las horas en las que te quemas las pestañas haciendo backtesting o mirando el último tick de determinado mercado: haces eso para lograr esto otro, y esto otro es muy importante, relevante y potente. Buscas esa consistencia no por el dinero, sino por lo que crees que el dinero te traerá.

Pero dime, ¿qué es lo esperas experimentar con todo ese dinero en tu cuenta? ¿La tranquilidad? ¿La confianza? ¿La satisfacción? ¿Qué vivirás cuando tu cuenta explote y comiences a experimentar el poder del interés compuesto?

Piénsalo porque para eso estás aquí ¿no? Persigues una meta, un sueño, un cambio de vida. Yo te pregunto ¿en qué crees que va a cambiar tu vida?

¿Estarás más tranquilo porqué podrás ayudar a tu familia a mejorar sus opciones? ¿Accederás a mejores prestaciones médicas? ¿Tus hijos podrán estudiar en mejores universidades? ¿Podréis visitar el mundo en unas condiciones prohibitivas en este momento? ¿Ascenderán en tu clase social? ¿Te rodearás de lujos? ¿Los demás reconocerán tu nuevo estatus? ¿Qué esperas que suceda DE VERDAD? Tus sueños más auténticos, tus anhelos primigenios, ¿cuáles son? ¿Los conoces? ¿Tienes claridad sobre eso?

Deberías ¿no? Al fin y al cabo este esfuerzo lo haces para algo ¿Qué es ese algo? ¿Dinero o lo que el dinero puede hacer por ti? ¿Tiempo o lo que el tiempo puede hacer por ti?

¿Qué crees que puede hacer el dinero por ti? Cuando no lo tienes puedes sentir que tenerlo cambiará tu vida, y tal vez sea así, y está muy bien que sea así, pero en otro nivel quiero señalar algo en lo que tal vez no has reflexionado.

¿Qué crees que te dará tiempo libre? Cuando no lo tienes puedes imaginar que lo cambiará todo: el tiempo y el dinero te darán la libertad de hacer lo que quieres. Vale, ¿y qué es lo que quieres? ¿Qué es lo que imaginas que podrás hacer una vez estés ahí?

Entiende que estoy de tu lado, quiero apoyarte para que logres tu meta lo antes posible y para que disfrutes de tu proceso, pero también te invito a reflexionar sobre lo siguiente: todo lo que experimentes en el futuro, será vivido como un presente, no puedes morar en el mañana, no te es dado eso. Ningún dinero o tiempo te dará la posibilidad de vivir ahí. Tú vivirás lo que sea que tengas que vivir como un presente, un aquí y ahora. Es decir, lo que sientas que estés viviendo lo vivirás en el teatro de tu mente y ese teatro lo llevas contigo ahora. En este momento. Eso no cambiará.

Todo lo que has experimentado lo has experimentado desde dentro de tu cabeza. Absolutamente todo. Tu crees que ves el mundo ahí afuera, cuando en realidad lo único que te es dado percibir es la representación que hace tu mente de determinadas informaciones sensoriales que son reconstruidas en tu cabeza, y eso es muy relevante como verás a continuación.

Ya has pasado por ahí: has perseguido una meta y has imaginado que, cuando la lograses todo cambiaría. Al superar ese examen, al sacarte el carné de conducir, al mudarte a la nueva vivienda, o al cambiar de país, cuando conocieras a esa persona especial, o con el nuevo coche, al sacarte el cinturón negro, o al conseguir la consistencia.

Tu mente te prepara una trampa que ya deberías conocer: Te hace creer que todo será mejor después de determinado objetivo, pero ¿es así?

En psicología se conoce como Adaptación Hedónica al proceso de regreso al punto de partida en el nivel de satisfacción: consigues ese ascenso inicialmente todo cambia, para regresar rápidamente al nivel medio de felicidad que has tenido siempre. Te imaginas que eso por lo que has estado luchando cambiará para siempre tu vida, pero no lo hará, el cambio, como mucho será temporal.

Vale, ¿y luego qué? Luego regresarás a tu nivel medio de satisfacción, lo mismo que sucederá con el trading. Da igual lo mucho que imagines que tu vida cambiará, el nivel de satisfacción personal, cuyo aumento es lo que presumiblemente justifica tu esfuerzo, retornará a la media, y ese retorno será tanto más rápido cuanto más importante sea el subidón inicial.

Si tu cabeza está desordenada, seguirá desordenada tras la consistencia, si tus relaciones personales son un desastre, eso no cambiará por más dinero que tengas, si te sientes vacío por dentro, o si tu vida no tiene sentido tampoco lo tendrá por más tiempo libre que consigas, si te das cuenta de que morirás y que todo lo que conoces se desvanecerá y será olvidado, eso no cambiará. Si tus hijos no te aprecian, si tu pareja no te ama, si hay un abismo en tu interior, eso seguirá ahí.

Si, podrás sufrir desde una casa más bonita, conduciendo un vehículo más potente, y comiendo aguacates todos los días, pero en el fondo de ti, lo que verdaderamente es importante no se modificará por tu consistencia en los mercados.

No es necesario que seas un trader ganador para realizar el hecho de que tu vida es mucho más que el trading. No hace falta que llegues ahí para descubrir que eso tampoco era lo que necesitabas. Puedes verlo hoy, ahora, en un instante.

Y no lo digo para molestarte, sino para que reflexiones y estés prevenido, porque resulta que hay muchas cosas que sí puedes lograr ahora, sea cual sea tu nivel de desempeño como trader. Hay muchas preguntas que puedes hacerte, respuestas que encontrar, interrogantes que responder.

Solo en el aquí y ahora te es dado “arreglar” tu vida. Recuerda que cualquier emoción que sientas la debes experimentar desde el presente, y ya estás en él. No debes ir a ningún lugar para cambiar tu vida, no debes conseguir nada en ningún mercado. Ese vacío puedes desvanecerse ahora. Es más, debe desvanecerse ahora, en el presente. Ese vacío está aquí y seguirá aquí mientras no arregles lo que debes arreglar.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *