Las 5 diferencias entre actitud y aptitud


¿Actitud o aptitud? cuando escuchamos estos dos términos solemos pensar en conceptos similares e incluso tendemos a confundirlos muy seguido, lo cual es muy común.

Pero la realidad es que no pueden ser más diferentes, ya que una trata de las capacidades propias, mientras la otra hace referencia al temperamento de cada persona, las cuales se fusionan para darnos esa cualidad única que cada quien posee y nos distingue.

Entonces si son diferentes ¿por qué los confundimos? esto se debe a que ambos términos actúan de manera directa en nuestra interrelación con el mundo, la forma en cómo nos presentamos a este y cómo superamos sus obstáculos para destacar. Así, tanto la aptitud y la actitud bailan en sincronía dentro de nuestra personalidad para formar un todo.

Aunque si aún no puedes ver las disparidades entre estos, no te preocupes. En este artículo podrás ver cuáles son las diferencias entre actitud y aptitud.

¿Qué es la actitud y qué es la aptitud?

Primero vamos a definir estos dos términos para que puedas ir conociendo en qué se diferencian ambos.

¿A qué llamamos actitud?

Esta hace referencia al conjunto de valores, creencias, opiniones y respuestas que tenemos ante el mundo, el cual es relativamente estable en el tiempo, comenzando a crearse desde la juventud y asentándose en la adultez. Gracias a estas actitudes es que actuamos de cierta manera ante distintas ocasiones y obstáculos, así como de las implicaciones emocionales que conlleva.

También es responsable de la forma en que interactuamos a los estímulos del ambiente y nos relacionamos con los demás. Esta surge gracias a la relación que se establece de nuestra interacción con factores externos, rasgos hereditarios, características evolutivas, aptitudes y rasgos de la personalidad propia.

¿Qué conocemos por aptitud?

Aptitud es sinónimo de las capacidades propias que todos tenemos para enfrentarnos a algo en específico. Es decir, se trata de las facultades que poseemos que nos hacen ideales para conseguir un objetivo o desempeñarnos en una función. por ejemplo, las habilidades que poseemos pata nuestro trabajo, para destacar académicamente, para un deporte o un talento especial.

Por lo que las aptitudes están estrechamente relacionadas con nuestro intelecto y capacidades cognitivas, las cuales se activan para que podamos desenvolvernos con efectividad en cualquier campo en que decidamos actuar y desarrollarnos.

Diferencias principales entre actitud y aptitud

Conoce a continuación las diferencias entre estos dos términos, así podrás saber cómo reconocer tus propias aptitudes y actitudes.

1. Componentes

En cuanto a las actitudes sabemos que estas están formadas por tres componentes que interactúan entre sí. Las cuales son:

1.1. Cognitivos

Se refiere a la representación mental que tenemos ante un factor para poder actuar sobre este. De manera que podamos estudiarlo, evaluarlo, percibirlo y juzgarlo para poder formar la actitud.

1.2. Conductuales

Habla sobre nuestro comportamiento específico hacia ese factor que hemos previamente analizado. Puede ser una respuesta predispuesta o consciente.

1.3. Afectivos

Son los sentimientos tanto negativos como positivos que nos produce y desarrolla ese factor. Estos sentimientos son los que generan la actitud.

Mientras que, con las aptitudes, estas se componen de nuestras habilidad mentales y cognitivas. Las cuales se pueden ver afectadas según el nivel de agilidad, conocimiento y talento sobre algo en especifico. De manera que, todas estas se combinen para lograr un objetivo.

2. Funciones

La función principal de las aptitudes es agrupar todas nuestras capacidades mentales para prepararnos ante una situación, de manera que la podamos ejecutar de la mejor manera e incluso podamos destacar. Todo esto gracias a que utilizamos el razonamiento, comprensión verbal y escrita, concentración, atención, creatividad, memoria, destrezas y coordinación.

Mientras que la actitud tiene una función instrumental, ayudando a que podamos comprender y estudiar el entorno para poder adaptarnos a este, generar interacciones y conectar con los que están alrededor y expresar nuestras opiniones Así mismo nos permite tener una autoestima alta y justificar todo acto llevado a cabo. .

3. Origen

Aunque ambas comparten la tendencia de ser tanto naturales como adquiridas.

Podemos decir que las aptitudes tienen que ver más con un elemento intelectual y de razonamiento, donde se ponen a prueba todas nuestras capacidades superiores mentales para ejecutar una tarea.

Mientras que las actitudes surgen debido a la interacción del ambiente, nuestra conducta, nuestra percepción y las emociones que estas nos producen para actuar concorde a la situación.

4. Manifestaciones

Como las actitudes tienen un componente conductual y emocional es fácil manifestarlas en el exterior. Por lo que se convierte en nuestra tarjeta de presentación ante el resto de las personas.

Por otro lado, las aptitudes tienen que ver con un proceso mayormente interno, que ocurre en nuestro cerebro y, aunque la podemos observar en los resultados de los objetivos cumplidos, se convierte en nuestro propio rendimiento.

5. Tipos

Existen varios tipos tanto de actitudes como aptitudes, por lo que ahora sabes que no se trata de un elemento único, sino de un conjunto de muchas acciones que pueden trabajar de manera global como de manera específica, según sea la ocasión.

Tipos de aptitudes

Conoce todas las habilidades aptitudinales que trabajan en nuestra mente.

1. Aptitudes Numéricas

Estas hacen referencia a la facilidad, comprensión y ejecución hacia los problemas relacionados con las matemáticas.

2. Aptitudes Abstractas o científicas

Es la habilidad de comprender y visualizar conceptos complejos que necesitan estudios más profundos.

3. Aptitudes Viso-motrices

Es la habilidad y coordinación de los movimientos finos y gruesos, entre el cerebro y los músculos.

4. Aptitudes Espaciales

Hace referencia a todo lo que tiene que ver con el manejo correcto geométrico, dimensiones y espacios.

5. Aptitudes Mecánicas

Con ella podemos comprender todo lo relacionado a los movimientos.

6. Aptitudes Ejecutiva

Tienen que ver con las capacidades de liderazgo, planificación y dirección grupales.

7. Aptitudes Verbales

Son aquellas que se manifiestan al comprender todo lo referente al uso y relación de las palabras y textos.

8. Aptitudes Persuasivas

Es la capacidad de comunicarse para conseguir un argumento, convencimiento u orden.

9. Social

Es aquella que se activa al momento de interactuar y establecer vínculos con otras personas a nuestro alrededor.

10. Artísticos-plásticos

Son las habilidades y capacidades hacia el arte y trabajos manuales. Desde el uso de color, hasta la aplicación correcta de formas y el aprecio de la estética.

Tipos de actitudes

Las actitudes son un poco más complejas, ya que se dividen en distintas secciones dependiendo de su ‘uso’ así que presta atención.

1. Actitudes según se valencia afectiva

Es la que refleja nuestro punto de vista ante el mundo.

1.1. Positiva

Se puede decir que es la actitud más favorecedora y la que más se motiva a tener a las personas. Ya que gracias a esta podemos enfrentar al mundo de una manera más optimista y por ende, es más fácil alcanzar nuestro objetivos pero por sobretodo evitar desgastarnos en el proceso.

1.2. Negativa

Es la forma de visualizar el entorno de manera negativista o pesimista. Es decir que todo es demasiado difícil, que no se ha sido justo con nosotros o que no podemos con lo que tenemos en frente.

1.3. Neutral

Es la actitud imparcial que debemos tener frente a algo para no darle prioridad o valor de manera injusta. Es una de las actitudes más difíciles de lograr.

2. Actitudes según la orientación hacia las actividades

Destacamos estas actitudes según nuestro desempeño.

2.1. Proactiva

Se caracteriza por ser una actitud que va en búsqueda de acciones y autonomías, en pro a mejorar y elevar el desempeño propio en una actividad. De manera que es ideal para resolver de manera adecuada cualquier problema de manera creativa y eficiente. Lo que nos otorga un abanico enorme de opciones.

2.2. Reactiva

En cambio esta actitud hace referencia hacia las acciones que tomamos pero que se dan dependiendo de las decisiones de un tercero. Se trata de actividades más pasivas y que necesitan siempre de autorización y aprobación. Por lo que no deja un margen tan amplio para experimentar o destacar, ya que siempre estamos atados a los materiales que se nos brinda.

3. Actitudes según nuestra motivación

Son las que nos impulsan a lograr nuevas cosas

3.1. Altruista

Seguro ya has escuchado este concepto, se trata de todo aquello que hacemos de manera desinteresada. Cuya finalidad es lograr beneficios para varias personas en lugar de para uno mismo. Por lo que a veces no conseguimos ninguna remuneración o reconocimiento, más que la satisfacción de ayudar al prójimo.

3.2. Interesada

En el caso contrario está la actitud interesada, en la cual nuestras acciones siempre van acordes a conseguir un objetivo que nos sirva solo a nosotros. Sin importar si en ocasiones puedan verse implicadas las necesidades otras personas. Puede ser de manera evidente o a través de actos indirectos.

4. Actitudes según la relación con otros

Es aquella que mostramos al interactuar con aquellos a nuestro alrededor

4.1. Colaboradora o integradora

Es la que promueve la interacción y la colaboración entre las personas en un grupo, con el objetivo de conseguir una meta.

4.2. Pasiva

Esta actitud puede derivar de una visión negativa y pesimista de la vida. En la cual se evita a toda costa enfrentarse o acercarse hacia una situación porque no se tiene la habilidad para superarlo.

4.3. Manipuladora

Se utiliza de manera voluntaria y consciente para conseguir un objetivo que nos beneficie de manera personal, utilizando a todos a nuestro alrededor para nuestros intereses propios.

4.4. Agresiva

Con esta actitud las personas se enfrentan a sus problemas de una manera violenta tanto verbal, conductual o físcamente. Esto lo hace para demostrar su punto y que nadie pueda objetar al respecto.

4.5. Permisiva

Se caracteriza en aquellas personas que suelen dejar pasar algunas cosas que están fuera de la norma. Es decir, que tienen una flexibilidad extrema, hasta caer en el punto de permitir desviaciones.

4.6. Asertiva

Es la actitud más positiva para comunicarnos. Se trata de la habilidad de interactuar con las personas con un equilibrio en la expresión de nuestras opiniones y no dejarnos imponen por los demás.

5. Actitudes según la valoración de estímulos

Es aquella actitud la cual utilizamos para evaluar todas las situaciones.

5.1. Emotiva

Es aquella que coloca por encima nuestras reacciones emocionales ante las situaciones, casi de manera incontrolable. Lo que nos lleva a valorar el valor sentimental ajeno, pero que puede desestabilizarnos.

5.2. Racional

Por otro lado, este tipo de actitud nos permite analizar de manera racional y funcional una situación para encontrar la mejor solución posible. Sin embargo, esta puede dejar a un lado los sentimientos de los demás.

¿Ahora puedes diferenciar tus propias actitudes y aptitudes?

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *