Las 15 mejores obras de Donatello (Donato di Niccolò di Betto Bardi)


El renacimiento fue un periodo de transición entre la Edad Media y los primeros pasos de la Edad Moderna. La escultura tuvo su auge en esta etapa, teniendo como base y modelo a las obras antiguas y su mitología. Empleó toda clases de materiales, siendo el mármol, la madera y el bronce, los principales elementos de la escultura renacentista.

Dentro de los pioneros escultores del renacimiento encontramos a Donato di Betto Bardi, conocido mundialmente como Donatello, que nació en Florencia, Italia, en el año 1386. Desde muy joven, Donatello empezó a trabajar en el mundo de la construcción y de la ornamentación. Y no tardaría en convertirse en una leyenda.

¿Quién fue Donatello?

Desde muy joven, Donatello empezó a trabajar en el mundo de la construcción y de la ornamentación. Más tarde su carrera artística se divide en tres etapas: La primera etapa se desarrolló hasta 1425 y tuvo una gran influencia gótica, pero también una tendencia clásica y realista. El segundo periodo va desde 1425 hasta 1443 en donde empleó algunos modelos y principios escultóricos de la antigüedad clásica. En la tercera etapa, Donatello se enfoca con mayor intensidad en el realismo y en el dramatismo.

Donatello era un hombre el cual no le daba ningún valor a los asuntos financieros, según se tiene entendido, este artista, dejaba en su taller el dinero que ganaba con sus trabajos para que sus ayudantes pudieran disponer de él cuando quisieran. Por eso se cree que durante su vejez vivió en pobreza. Pasó sus últimos años en cama a causa de una enfermedad que lo paralizó por completo y una ceguera que cada vez iba a peor. Murió el 13 de diciembre de 1466 en la misma ciudad que lo vio nacer.

Mejores obras de Donatello

Este artista se destacó por su fuerte innovación en la escultura monumental y en la ejecución de relieves de gran profundidad dentro de un mínimo plano, lo cual se denomina stiacciato o relieve aplanado y se le considera uno de sus grandes aportes al arte.

Quizás al principio Donatello pudo ser confundido con otros grandes escultores de la época romana, pero a medida que pasaron los años ya empieza a formarse un nombre y originando obras dinámicas y figuras futuristas casi llegando al expresionismo.

Por ello, a continuación conocerás las mejores obras que fueron realizadas por este gran artista creativo.

1. Monumento ecuestre del Condottiero Gattamelata

Es una escultura que causó gran sensación en su época ya que representa un motivo ecuestre que estaba en desuso desde la antigua Roma, convirtiéndose en una obra muy diferente a las que había. Está fabricada en bronce con una dimensión de 340 por 390 centímetros y se encuentra apoyada en una base de 7,80 por 4,10 metros.

Donatello se inspiró para realizar esta magnífica obra, en la escultura de caballos situada en la Iglesia San Marcos de Venecia, aunque muchos entendidos en la materia erróneamente aseguran que la inspiración vino de la escultura ecuestre de Marco Aurelio que se encuentra en la Plaza del Campidoglio en Roma.

Fue dedicado a Erasmo de Narni, mejor conocido como ‘Gattamelata’, Condottiero de la Serenísima República de Venecia. Se encuentra en la Plaza del Santo en Padua, Italia, y se caracteriza por la serenidad victoriosa de su jinete que está sobre el caballo y marcha majestuosamente con su bastón en mano.

Monumento ecuestre

2. David del Bargello

Se le considera una de las mejores obras de Donatello y por la cual es reconocido en todo el mundo. Es una figura a cuerpo completo del Rey David elaborada en bronce y representa el triunfo de la razón sobre fuerza bruta ya que expresa el triunfo de David sobre el gigante Goliat.

Con esta escultura, el artista aplica los valores plásticos del renacimiento como equilibrio, simetría, proporción, sobriedad y exaltación de la desnudez humana. Se encuentra en el Museo Nazionale del Bargello, en Florencia, Italia.

David Bargello

3. La Anunciación Cavalcanti

Es la primera obra que le dio notoriedad a Donatello. Es un relieve elaborado en piedra arenisca con áreas policromadas y apliques en oro, es una obra que expresa la escena en la cual el Ángel Gabriel anuncia a María que es la elegida de Dios para ser la madre de su único hijo que tendrá por nombre Jesús. Donatello, magistralmente, inmortalizó este diálogo colocando a los personajes rostros cándidos, sutiles y movimientos contrapuestos.

Anunciación Cavalcanti

4. Judith y Holofernes

Elaborada en bronce, se construyó de tal manera que puede observarse desde cualquier punto de vista. Representa la libertad y el triunfo del débil sobre el fuerte. Esta obra fue un pedido de Los Médici que era una familia muy poderosa e influyente del Renacimiento en donde se destacaron los papas: León X, Clemente VII, Pío IV y León XI y de las Reinas Catalina y María de Médici.

En esta obra, Judith le corta la cabeza a su enemigo y Donatello lo describe de manera muy elocuente. Reside actualmente en la Sala de los Lirios del Palazzo Vecchio, Florencia, Italia.

Judith Holofernes

5. María Magdalena Penitente

Con esta pieza, Donatello rompe con el estilo clásico naturalista y se aproxima al Barroco. Aquí vemos a una María Magdalena con un aspecto demacrado, andrajoso y viejo, muy inusual al que estamos acostumbrados ver de esta mujer seguidora de Jesús. Con esta figura, el artista expresa el deseo del alma de vivir el amor más puro y el desprecio de las leyes humanas sobre todo el ideal de belleza. Está elaborada en madera policromada y se localiza en el Museo dell´ Opera del Duomo, Florencia.

Maria Magdalena

6. El festín de Herodes

Fue elaborado en bronce como un pedido de la Catedral de Siena para su pila bautismal. En esta obra queda plasmada magistralmente la técnica del stiacciato. En ella participaron varios artistas y Donatello realizó la escena donde Salomé hace la petición al Rey Herodes de tener la cabeza de Juan el Bautista.

El uso de la perspectiva lineal da un sentido de profundidad espacial. Se observa una habitación detrás del festín y otra más lejana donde se aprecia el momento en donde traen la cabeza en una bandeja de plata.

Festín Herodes

7. San Marcos

Esta escultura destaca por ser detalladamente realista, lo que evidencia claramente las habilidades del artista. San Marcos tiene su rodilla izquierda más doblada, el torso un poco torcido y con más peso en su pierna derecha. Presenta una especie de cortina que lo diferencia de las obras medievales.

El santo presenta un drapeado muy realista en lino en honor al gremio que contrató al artista. El patrón de los hilanderos es presentado como un sabio evangelista tallado con técnicas clasicistas y recuerdos góticos.

San Marcos

8. Crucifijo de la Santa Cruz

Es una pieza de madera policromada de 168 x 173 cm, la cual fue muy criticada porque Jesús tenía un aspecto muy campesino gracias al realismo que logró Donatello, dado que este puso mayor hincapié en el sufrimiento humano. En Cristo se destaca la agonía, el desgarro del cuerpo y los ojos parcialmente abiertos, los cuales fueron pedidos por la orden franciscana que contrató al artista.

Crucifijo Santa Cruz

9. La Cantoría

Es una obra de mármol de 3.48 x 5.70 centímetros. Se trata de una estructura rectangular con balcones o coros donde aparecen en relieve representaciones referentes a cantantes. Esta obra pertenece al segundo periodo de Donatello llamado Poético-Clásico.

Cantoria

10. San Juan Evangelista

Esta escultura Donatello se dejó llevar por sus gustos, alejándose de lo verosímil, tendiendo a la irrealidad y a la abstracción. San Juan Evangelista es una obra elaborada en mármol y representa a un hombre sentado con largas barbas, hombros arqueados, con un ropaje donde se observa efectos claroscuro, unas manos grandes y expresivas, en donde una de ellas sostiene un libro que se cree que es la Santa Biblia.

San Juan Evangelista

11. El Altar del Santo

Esta escultura de bronce se realizó con la técnica de la cera perdida. Es una obra en la cual Donatello experimentó con más libertad. Es un nicho donde la Virgen María y los Santos se alzan sobre un pedestal adornado con relieve y encerrado dentro de un tabernáculo coronado de una marquesina con bóveda.

Altar Santo

12. El profeta pensativo

Es una escultura en mármol blanco, hecha con trazos que muestran la grandeza de Donatello. No se tiene certeza con qué personaje se identifica esta obra, aún cuando se cree que se parece a San Marco (obra realizada anteriormente por el escultor). Posee el típico gesto pensativo profundo, en donde la mano derecha se coloca como si estuviera jalando la barba.

Profeta pensativo

13. El Sacrificio de Isaac

Esta obra se compone de dos figuras colocadas de forma que ocupan el mismo espacio dentro de su nicho. Representa a Abraham en el momento que ofrece a su hijo Isaac en sacrificio. Su pierna derecha se apoya sobre un leño y con su mano sostiene el cuchillo en el cuello de su hijo y con la otra sostiene el cabello. Se caracteriza por la torsión y la anatomía de los cuerpos.

Sacrificio Isaac

14. San Giorgio

Conocido también como San Jorge Salva a la Princesa, es una obra en mármol y con el estilo bajo relieve stiacciato. Es una de las esculturas renacentistas más representativas del artista. Tienen líneas convergentes que dan una especie de variaciones del claroscuro.

San Giorgio

15. Atis-Amor

Es una escultura de bronce que representa a un niño que parece iniciar un baile con sus brazos en el aire y con un balanceo de los hombros. La actitud es alegre y vital, con reflexiones de la cultura pagana. Posee unas alas como Eros, así como el trasero y su sexo al aire, tomando un aire de Atis.

Atis-amor

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *