La banca gana | Trading de Futuros


¿Quién  pierde siempre en un casino? Los jugadores raramente acaban haciéndose ricos, ¿verdad? Pueden tener un golpe de suerte, de vez en cuando lograr una buena racha, pero cuando más tiempo jueguen más probable es que terminen perdiendo. 

¿Quién gana siempre? La banca, los propietarios del casino. Pueden perder en alguna mesa pero cuanto más se juegue más ganarán. Los propietarios del Bellagio lo saben perfectamente, por este motivo, si alguna vez vas a Las Vegas, verás como todos los casinos te ofrecerán bebida y comida gratis. Si eres avispado y observador también te darás cuenta de que no tiene ventanas al exterior. No quieren que te distraigas de su único objetivo, que pases el mayor tiempo posible apostando. Ellos saben perfectamente que cuanto más tiempo pases en sus mesas más probable será que tu dinero termine en sus cuentas, que la banca gane.

Es muy simple de entender: los jugadores pueden ganar alguna vez pero a la larga perderán y el casino puede perder alguna vez pero a la larga ganará.

Pero ¿cómo puede asegurarse el casino de que, en un juego de azar terminará ganando? Entiende esto y sabrás cómo debes diseñar tu trading, y ten en cuenta que no tiene nada que ver con el azar, ni con la suerte, ni con hacer jugadas arriesgadas. Seamos sistemáticos.

Comprendamos primero cómo pueden asegurarse los casinos de ganar siempre. La respuesta es sencilla: inclinando la balanza de las probabilidades a su favor. Efectivamente, el juego está amañado. De manera legal, pero lo está. Los casinos juegan haciendo trampas. La banca tiene una ventaja estadística a su favor, y en cada jugada de cada mesa la probabilidad de ganar está de su lado.

No saben qué jugadas saldrán a su favor y qué jugadas saldrán en su contra, pero saben que ganarán más de lo que perderán, y eso pueden saberlo porque la banca participa siempre con esperanza matemática positiva, mientras que los clientes del casino tienen una esperanza matemática negativa.

Toma nota de que tú, como trader, tienes que participar en los mercados siempre, siempre, siempre, con una esperanza matemática positiva. Luego retomaremos el concepto. Sigamos.

Veamos el caso de la ruleta por ejemplo. Un rosco con números, a los que puedes apostar. Unos son rojos y otros negros, unos son pares y otros impares. Los jugadores hacen sus apuestas y se lanza la bola. ¿Dónde está el truco que permite que el casino gane siempre?

No tiene que ver con que la mesa esté inclinada, ni con que la bola tenga un mecanismo secreto, es mucho más sencillo y potente, y es lo mismos que hacemos los traders.

Una jugada típica es apostar a rojo o negro. Resulta que los números están coloreados de forma alterna, rojo, negro, rojo, negro, y mucha gente cree que si apuestan contra el casino tienen una probabilidad del 50% de ganar o de perder, al fin y al cabo o sale rojo, o sale negro ¿no? pero esto no es así, porque el casino ha manipulado el juego de manera que la balanza estadística se incline ligeramente a su favor.

En una mesa típica hay 18 números rojos y 18 números negros, y 18 pares y 18 impares. Pero también hay dos números verdes, que son el cero y el doble cero. Y aquí está el truco.

Si apuestas al rojo, por ejemplo, ¿qué posibilidades tienes de acertar? 18 entre 38, no entre 36, 18 rojas y 18 negras, sino entre 38, las 18 rojas y las 18 negras, más las dos verdes, el cero y el doble cero ¿Me sigues?

¿Qué posibilidades tiene el casino de ganar? 20, entre 38, porque si la bola cae en negro ganará, y hay 18 casillas negras, pero si cae en una casilla verde también ganará, y hay dos verdes, lo que da 20 casillas a favor del casino.

Las posibilidades que tienes de ganar son 18 entre 38, lo que da un 47,3% mientras que las posibilidades que tiene el casino de ganar son de un 52.7%.

¿Qué ventaja tiene el casino sobre los demás participantes? 52.7 menos 47.3 lo que da 5,4%.

Y este es el “truco”, el casino tiene una ventaja de un 5.4% sobre los demás jugadores y esto les basta para amasar grandes fortunas año tras año. Con eso pagan los edificios en las Vegas, en Mónaco, en las Bahamas o en Macao y multiplican sus capitales. Es como si imprimieran dinero directamente.

Pero veamos qué significa específicamente esta ventaja del 5.4%. Quiere decir que, a largo plazo, esto es, a lo largo de una serie suficientemente grande de apuestas, por cada Euro apostado, el casino ganará un 5.4% de ese Euro, lo que son 0.054 céntimos.

Parece muy poco pero si las apuestas que se hacen suben a 1 millón, el casino ganará 54.000 Euros, sí o si, y siempre. Por lo tanto, cuantos más participantes, cuanta más gente apueste y juegue, más dinero ganarán ellos.

Mirémoslo desde otro punto de vista:

Si se hacen 1.000 apuestas de 1.000 Euros cada una, se está apostando por valor de 1M de Euros.

Estadísticamente de cada 1000 apuestas el casino ganará 52.7%  y los demás participantes ganará 47.3%.

Esto quiere decir que, de las 1000 apuestas el casino ganará 527 y perderá 473. Como sea que hemos dicho que las apuestas en este ejemplo iban a ser de 1.000 euros, el casino ganará 527.000 Eu y tendrá que pagar 473.000 a los jugadores, lo que le dará los 54.000 Eu que hemos establecido que son su ventaja.

Veamos ahora cómo lo hacemos los traders para replicar el modelo de los casinos y cómo deberías hacerlo tú si quieres dedicarte profesionalmente a operar en los mercados financieros.

Entendamos primero por que la mayoría de participantes en los mercados financieros pierden dinero, igual que los jugadores que van a un casino. En un mercado en el que hay dos opciones, que vaya hacia arriba o hacia abajo, ¿cómo puede ser que el 90% de los participantes pierdan el 90% de su capital en sus primeros 90 días de operativa?  La principal razón es el desconocimiento. Han visto algunos vídeos, han leído un par de libros o han hecho un cursillo, pero no han desarrollado las habilidades necesarias para aplicar ese conocimiento con lo que, en realidad, son víctimas de sus sesgos cognitivos y están ciegos a sus errores. Al final participan sin un sistema que les dé una ventaja real, y no tienen una estrategia favorable, o lo que es lo mismo, participan con las probabilidades en su contra.

Por lo general compran y venden basándose en noticias, intuiciones, rumores, miedos, codicias, su cuñado compró, ellos compran, leen que las acciones de la empresa X están por las nubes y se lanzan a comprar porque les parece una “buena idea”. Pero bueno ¿para quién? Bueno, ¿basándose en qué? ¿Cuándo han salido las noticias? ¿Quién las ha patrocinado?

¿Qué posibilidades tiene una persona de ganar comprando una acción cualquiera? Si sube de precio gana, si baja pierde, pareciera que se trata de un 50% ¿no? En realidad si fuese así no sería tan malo, pero en realidad es mucho peor que eso. 

Si vas a un Casino y apuestas veinte euros, y ganas, ganas veinte euros, si apuestas veinte euros y pierdes pierdes veinte euros.

Pero la mayoría de participantes en la bolsa cuando pierde pierde mucho y cuando gana gana muy poco ¿por qué? Porque participa de forma emocional, sin método. El miedo les hace aguantar posiciones perdedoras en su contra hasta que quedan desplumados, y en cambio sueltan la mano cuando lo que han comprado se mueve a su favor unos pocos Euros.

Compran a 10 y si el precio va en su contra aguantan sin vender, 9, 8, 7, y se dicen que mientras no vendan en realidad no han perdido, pero lo que habían comprado vale cada vez menos, hasta que llegan al umbral del dolor y sueltan la mano, compraron a 10 y venden a 5, o a 4 o a 3. En muchos casos aguantan posiciones perdedoras durante meses o años. 

Pero en el escenario opuesto, cuando compran y el precio se mueve a su favor, en el caso de que compren a 10 y el precio suba a 11 la ganancia potencial les quema las manos y venden. 

Cuando el precio va en su contra aguantan sin soltar porque realizar la pérdida es doloroso y se mueven por la esperanza de que el precio recupere.

Cuando ganan les sucede lo contrario, la ganancia potencial les quema: la acción se mueve un 1% a su favor y ya quieren realizar el beneficio. Desean ese dinero en su cuenta lo antes posible.

Ahí están creando una asimetría negativa: El resultado de este comportamiento es que la mayoría de participantes gana muy poco y pierde mucho. Y si aciertan la mitad de las veces, bueno, ya ves el tipo de resultados que derivan de ahí, al final siempre terminan en negativo.

Entonces ¿cómo lo hace un operador profesional para ganar dinero? Actuando como un casino. Te lo muestro en detalle.

Para la mayoría de la gente cuando compran una acción es cuestión de suerte con una probabilidad de un 50%, o va hacia arriba o va hacia abajo.

Como traders lo que hacemos es estudiar el mercado para encontrar patrones de comportamiento que se repiten una y otra vez. Patrones que nos permiten participar con una ventaja a nuestro favor, patrones en los que la probabilidad ya no es del 50%. En esos momentos hay una asimetría que podemos explotar. Esto lo hacemos a través del análisis de nuestros gráficos. Sabemos que los movimientos del precio reflejan el comportamiento de los participantes, sus emociones, su pánico, su codicia, y también podemos leer las huellas de los bancos y de los grandes operadores. Este conocimiento nos permite encontrar asimetrías con lo que podemos participar  con una probabilidad mayor a nuestro favor.

No tomamos posiciones basándonos en corazonadas, en noticias dudosas o en impulsos, sino que utilizamos un sistema, un método de trabajo analítico que nos permite identificar momentos específicos en los que es más probable que el mercado se mueva en una dirección que en la contraria y participamos a favor del movimiento más probable.

No es que debas predecir qué hará el precio, sino que debes identificar esos momentos específicos en los que la probabilidad ya no es del 50%.

Imaginemos un escenario en el que hay un 60% de probabilidades de que el precio vaya al alza. Obviamente hay también un 40% de probabilidad de que el precio vaya a la baja ¿verdad?

¿Cuál es tu ventaja en ese escenario? Ganas un 60% y pierdes un 40%. Tu ventaja estadística es de un 20% Es una ventaja superior a la que tiene un casino. Recuerda que en el ejemplo de la ruleta su ventaja es de un 5,4%, y que eso les basta para ganar verdaderas fortunas.

Incluso en el caso en el que aciertes un 55% de las operaciones y pierdas un 45% tu ventaja estadística seguiría siendo de un 10%.

Desde este punto de vista, operar como un trader profesional te pone en una situación más favorable que la de los propietarios de un casino. Pero es que no queda ahí. Hay más.

Si en un casino apuestas 20 euros, esperas ganar 20 euros. Es una apuesta de 1 a 1, lo que apuestas es lo que esperas ganar. Pero como trader harás operaciones mucho más favorables, dos a uno o tres a uno o más. Si arriesgas 20 es para conseguir 40, o 50 o 60.

¿Cómo hacemos eso? Acotando nuestro riesgo, esto es, la pérdida máxima que estamos dispuestos a asumir, y estableciendo objetivos de precio que están relacionados con el tamaño de esa pérdida.

En un escenario en el que nuestro análisis nos indica que la probabilidad está a nuestro favor, entramos comprando a 10, y decidimos que, si el precio en vez de ir a nuestro favor baja de 10 y pasa a 9 venderemos. Hemos arriesgado uno, pero en cambio si va a nuestro favor saldremos a 12 o 13 o 14. Arriesgamos 1 pero esperamos ganar 2 o más.

Si tomas 100 operaciones y tienes una ventaja estadística del 60% a tu favor, eso quiere decir que ganarás 60 de esas 100 operaciones y que perderás 40.

Cada vez que pierdes perderás 1 euro, o la cantidad que sea que estés arriesgando.

Cada vez que ganes ganarás como mínimo el doble de lo que arriesgas, porque solamente participarás en esas oportunidades en las que el precio puede moverse, como mínimo, ese recorrido a tu favor.

Entonces esas 40 operaciones perdedoras te cuestan 40 euros, y las 60 operaciones ganadoras te dan 120 euros. 120 menos 40 son 80 Euros.

Cuando tomo una operación no tengo manera de saber si será ganadora o perdedora, pero ese no es mi trabajo. Lo que si sé es que tengo una ventaja asociada a esa operación. En el corto plazo puedo encadenar una serie de operaciones perdedoras, o una serie de operaciones ganadoras. Pero en una serie suficientemente grande de operaciones, por ejemplo de 100 siempre termino ganando porque estoy participando con las probabilidades a mi favor.

Si arriesgo 1 Euro por operación y tomo 100 operaciones se que terminare ganando 80 euros, a pesar de que tome operaciones negativas, eso es un retorno de un 80%.

¿Y hay garantía de que ganaré un 60% de las operaciones? No, pero imagina que pierdo la mitad de las operaciones y ganó la otra mitad sería como participar tirando una moneda al aire.

Mientras mantenga el ratio a mi favor terminaré ganando dinero:

Gano 50 y pierdo 50, pero gracias al ratio entre el riesgo y el beneficio, cada operación perdedora me cuesta 1 euro, y cada operación ganadora me da, como mínimo dos.

50 operaciones perdedoras me cuestan 50 euros a un euro la operación, pero 50 operaciones ganadoras me darán 100 euros, 100 menos 50 sigue suponiendo un retorno del 50%.

Esta es la esencia del trading y es la forma como los operadores profesionales organizamos nuestro trabajo para terminar ganando de forma consistente.

Nada de improvisar, ni de comprar con rumores o por corazonadas, ni es un juego, ni depende de la suerte, ni tienes que predecir el futuro, es pura técnica y método.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *