la alcachofa y el desagüe


El desagüe de la ducha suele atascarse con frecuencia, principalmente debido a los pelos que se van acumulando si no los retiras a diario, aunque puede ser por más motivos. Hoy te damos unos cuantos trucos y consejos para que sepas cómo desatascar la ducha, tanto el desagüe como la alcachofa.

Cuando el desagüe se atasca, el agua circula cada vez más lentamente, hasta que llega un momento en el que se acumula demasiado y se forman charcos, ya que no consigue bajar. Esto sucede especialmente en zonas en las que el agua es más calcárea, ya que los sedimentos de cal también contribuyen al atasco.

Trucos para desatascar la ducha

Bicarbonato

El bicarbonato de sodio es un ingrediente casi mágico que sirve para un gran número de remedios caseros, y en este caso deberás mezclarlo con vinagre blanco y echar la mezcla por el desagüe de la ducha. Deja que actúe 30 minutos y vierte después agua muy caliente para que se lleve la mezcla y se desatasque.

Desatascador

El típico desatascador manual de toda la vida es una opción que nunca falla. Abre el grifo para que haya una pequeña cantidad de agua que nos ayude en el proceso y mueve enérgicamente de arriba a abajo para conseguir el desatasco.

Alcachofa

Cuando lo que se ha atascado es la alcachofa de la ducha, algo que sucede especialmente cuando el agua contiene mucha cal, también conviene desatascarla. Prepara en un recipiente una mezcla de vinagre blanco y agua a partes iguales y sumerge la alcachofa desmontada. Deja actuar durante 30 minutos y aclara con agua abundante bajo el grifo.

Si lo anterior no funciona, llama a un profesional que lo haga con garantías. Nunca utilices alambres ya que lo que hacen es empujar el atasco y desplazarlo hacia abajo, pero no lo solucionan. Tampoco utilices productos químicos muy agresivos ya que pueden producir daños en las tuberías.

Trucos para evitar atascos en la ducha

Sin duda resulta imprescindible que tomemos precauciones para que el atasco no llegue a producirse, así no nos encontraremos con ese problema que puede ser tan tedioso. Estos son algunos trucos que puedes poner en práctica para evitarlo:

  • Rejilla: pon en el desagüe una rejilla protectora para que los restos de pelos y residuos varios no vayan a la tubería, se quedarán ahí y cuando termines tendrás que recogerlos para tirarlos.
  • Pelos: cada día, cuando termines de ducharte, revisa para ver si hay pelos que se puedan acumular y quítalos para así evitar que se pueda producir el atasco.
  • Limpieza: es recomendable que una vez al mes realices una limpieza preventiva en el desagüe para despejar las tuberías y eliminar cualquier suciedad o residuo que se pueda estar acumulando.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *