Estas son las claves para elegir una vivienda de segunda mano


En estos tiempos en los que comprar puede salir más barato que alquilar en algunas zonas de España, debemos buscar las claves para elegir una vivienda de segunda mano. En un mercado al alza, pisos o casas que se venden en todo el país en busca de aquellos que quieren encontrar ese hogar soñado, debemos ser selectivos. La inversión más grande que vamos a hacer en toda nuestra vida debe estar marcada por unas claves para hacerla de la mejor forma posible. Toma nota de las claves para elegir una vivienda de segunda mano.

Claves para elegir una vivienda de segunda mano

La localización es el primer punto para tener en cuenta. La casa o piso debe estar en el lugar que necesitamos que esté. Con el teletrabajo existe una cierta flexibilidad a la hora de ubicar el lugar en el que vivimos, pero siempre con unos puntos que no podemos cambiar. El mar, la montaña, la ciudad o un pueblo. Sitúa en el mapa dónde te ves viviendo.

A continuación, viene una de las partes más importantes, el precio. Hoy en día podemos encontrar algunas ofertas, aunque siempre marcada por la zona y la demanda. A más personas que quieran esa casa, más precio puede tener. Es bueno comparar y buscar algunos ‘chollos’, los bancos suelen tener viviendas de las que quieren deshacerse o hay casas embargadas que pueden salir a subasta.

Los metros de la casa son lo siguiente que debes poner en tu lista. Intenta buscar una casa que se adapte a lo que necesitas. Hay condiciones que son inamovibles y aunque la puedes reformar siempre es mejor obtener lo que necesitas. Un dormitorio con baño integrado o el número de habitaciones o de baños que tienes, si dispone de almacén o trastero son elementos que deberás tener muy claros.

La eficiencia energética siempre se puede cambiar o mejorar, aunque debes tenerlo en cuenta antes. Las casas de segunda mano pueden no cumplir con la normativa, tendrás que adaptarla o mejorarla. Cambiar ventanas y puertas, aislar la vivienda o modificar el sistema de calefacción o aire acondicionado de que dispone la hará más eficiente.

Si necesita reforma o no es el punto determinante. Puedes conseguir una casa muy bien de precio, pero quizás no para entrar a vivir. Reformarla es una opción, siendo una casa de segunda mano la podrás personalizar y adaptar a nuestros gustos. Siempre y cuando cumpla con una normativa. Puedes preguntar por la situación de la vivienda previamente para no llevarte ninguna sorpresa.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *