El trader que queria ser libre


Muchas personas ven en el trading una profesión que les permitirá dejar atrás las restricciones profesionales habituales. Cómo trader no tienes un techo de ingresos y puedes ganar el dinero que quieras, es así. Puedes olvidarte de jefes incompetentes, de compañeros pesados o de clientes exigentes. No necesitas seguir ningún código de vestimenta, si quieres te afeitas y sino te dejas la barba de un hipster, si quieres te pones una camisa y si lo prefieres una sudadera. Te libras de los horarios cerrados y estrictos: ¿quieres trabajar por las mañanas? Tienes esa opción. ¿Prefieres las noches? También te es dado. ¿Te interesa librar los martes y los miércoles por qué estás implicado en otros proyectos comunitarios? No hay problema. Tú decides y en tu mano está diseñar una actividad que se ajuste a tus deseos.

He tenido la oportunidad de hablar con muchos traders y aspirantes a traders, y de una forma u otra, esa libertad está latente en sus comentarios: unos ven esta profesión como una fuente de ingresos no lineal, en la que pueden escalar posiciones semana a semana, una verdadera meritocracia en la que, el límite está en sus manos. Abundancia de dinero es abundancia de opciones y posibilidades, pueden elegir qué médicos les atenderán, en qué plazos, qué tratamientos y en qué hospitales. Pueden elegir a qué escuelas y universidades irán sus hijos, qué actividades extraescolares harán, polo, tenis, esquí. En qué barrios de qué ciudades vivirán, en qué casas, con qué prestaciones: piscina, paddle, sauna. Qué vehículos conducirán, qué dietas seguirán. El dinero del trading les dará ese tipo de libertad. 

Para otras personas el trading es control sobre el propio tiempo, es la libertad de elegir, qué horarios hacer, cuando tiempo trabajar, qué retiros sistemáticos tomarse. A qué hora se levantarán, durante cuánto tiempo estarán analizando sus pantallas y tomando decisiones, qué días irán a recoger a sus hijos a la escuela. El trading les da la libertad de conciliar el trabajo con la familia, de pasar tiempo de calidad con sus propios padres y parejas.

Aun para otro grupo de operadores el trading es la libertad de expresar sus talentos, dones y creatividades. Es un proyecto que les pone ante un lienzo blanco. La posibilidad de decidir qué producto financiero van a utilizar, cómo lo van a representar, qué sistema emplearán, de qué manera entrarán, gestionarán el riesgo y tomarán beneficios. El trading es la posibilidad de expresar su ingenio, sus ideas, teorías y modelos. Un puzzle de un millón de piezas en cuatro dimensiones, una fuente de satisfacción intelectual, un reto magnífico. 

Si alguna vez te has planteado la relación entre trading y libertad, si has visto el dinero que puedes ganar como un activo que te permite comprar opciones, que te da posibilidades, que te ofrece alternativas, si has considerado el trading como una fuente de tiempo de calidad, o como un lienzo en el que expresar libremente tu creatividad, ojo. Deberías preguntarte, y esta es la distinción clave que quiero ofrecerte en este vídeo, si esa libertad es para ti un valor, o un objetivo.

Es muy importante que entiendas claramente este punto. 

Si la libertad es un objetivo para ti, y eres estructurado tus resultados te darán esa libertad. Si es un objetivo y eres estructurado aplicarás un plan de trabajo que será un medio para conseguir ese objetivo, seguirás las reglas de ese plan de trabajo que serán medios para lograr ese objetivo, aplicarás la disciplina como un medio para lograr ese objetivo. La libertad será la consecuencia lógica del proceso que sigas, el dinero llegará y con él la posibilidad de elegir: vivienda, vehículo, universidad, hospital, ropa, comida, vacaciones, tiempo de ocio. Al vivir la libertad como un objetivo harás lo que debas para conseguirlo, todo lo que escojas como camino estará al servicio de esa libertad. Los medios en función de los fines. La libertad es el fin último y tus decisiones estarán a su servicio.

Ahora bien, si eliges la libertad como un valor, si tu ser te grita libertad, si lo que pide es que te liberes, entonces estás muerto como trader, ¿lo ves?

La libertad como un valor es algo precioso. Vivir el aquí y el ahora sin restricciones, experimentando a cada momento esa libertad, al más puro estilo hippie, sin obligaciones, sin autoridad, sin reglas, sin nadie ni nada que te restrinja, que te limite, que te someta, qué romántico y qué broma de la vida. Broma, porque si te has acercado al trading desde ese ángulo, si ves el trading como la opción de experimentar esa libertad como valor, estás perdido, no hay salvación para ti, estás en un callejón sin salida, ante un muro infranqueable, en un pozo sin fin, y puede que no lo haya visto aún.

Este video es para ti. Es un grito para que prestes atención, La libertad como valor es preciosa,  pero no la puedes abrazar como trader. Lo siento. Si lo haces será una fuente de sufrimiento permanente que te castigará. Te dará justo lo contrario de lo que deseas. Experimentarás la libertad y decidirás a cada momento qué mercado óperas, que setups explotas, dónde entras y donde sales, y en esos momentos serás libre, claro, nadie ni nada te estará limitando, tú al frente de todas tus decisiones, ahora lo haces así, y ahora asá, en esta ocasión tomas esta entrada, y luego está otra, ni hay limites, todo son opciones y posibilidades en un mar de libertad, pero ahí no hay salida. No puedes ser un trader consistente si no eres consistente en tus procedimientos. Puedes ser un trader libre pero no un trader ganador. Puedes vivir ese valor pero no ganar dinero de forma continuada.

¿Lo ves?

La libertad debe ser un objetivo, y tus decisiones deben estar supeditadas a ese objetivo. Lo que sea que elijas, el mercado, los modelos, el tipo de análisis, tus entradas, deben estar en función de ese objetivo, y la estructura te dará el tipo de resultados que te permitirán lograr esa libertad. Pero siempre como un objetivo, no como un valor.

La libertad como un valor es tu perdición. Debes renunciar a esa libertad o renunciar a tus resultados. Y sí, también en ese caso eres tú quien decide, una vez más tus decisiones serán tu historia.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *