Cómo teñir una peluca con pintura acrílica


Las pelucas son todo un clásico cuando llegan los Carnavales o cuando hay cualquier tipo de fiesta, un complemento que sin duda te puede dar un toque muy divertido y diferente para lograr un look muy especial. Hoy te contamos cómo teñir una peluca con pintura acrílica para que puedas cambiar su color fácilmente y sin tener que comprar otra.

Cambiar el color de una peluca puede ser necesario por ejemplo cuando se ha puesto vieja, o también cuando la necesitas en otro color para que combine mejor con tu disfraz o con el atuendo que vas a llevar.

Pasos para teñir una peluca con pintura acrílica

  1. Es importante decir que la peluca que vayas a teñir debe ser en un color claro, ya que la pintura acrílica no se notará en las que son oscuras.
  2. La primera vez que vayas a teñir una peluca es recomendable hacerlo con una que sea barata por si no consigues buenos resultados. Prueba siempre la pintura en las puntas para comprobar si queda bien, si no te gusta ese color siempre puedes cortar las puntas.
  3. Prepara una zona bien ventilada para trabajar, preferiblemente al aire libre.
  4. Extiende una sábana vieja o papel de periódico en el suelo y en la superficie sobre la que vas a trabajar para evitar manchas.
  5. Coloca una cabeza de espuma en la mesa para poner sobre ella la peluca y que sea más fácil y cómodo teñirla. Si no encuentras una puedes utilizar el soporte del papel de cocina o algo con una forma similar que te permita colocar la peluca y manejarla bien.
  6. Añade ¼ de cucharadita de pintura acrílica en una botella que tenga rociador, aunque si la peluca tiene mucho pelo puedes poner media cucharadita.
  7. Vierte también tres cucharadas de alcohol isopropílico en la botella, y ten en cuenta que cuanto más utilices de este producto, menos opaco será el color final. Si quieres un tono vibrante y saturado, utiliza únicamente dos cucharadas.
  8. Tapa la botella y agita enérgicamente para que los dos ingredientes se integren por completo.
  9. Ahora que ya vas a empezar a pintar, ponte guantes de latex para no mancharte con la pintura, ya que la aplicarás directamente con las manos.
  10. Rocía la pintura a 15 cm de distancia, en una sección de la peluca, de manera que quede totalmente impregnada. Con los dedos, reparte la pintura por todo el cabello, no solo en las capas superiores, también en las inferiores, frotando desde las raíces hasta las puntas. Rocía más pintura cuando veas que es necesario hasta que toda la sección esté cubierta. Puedes utilizar un peine para repartir bien la pintura y asegurarte de que llega a todos los rincones.
  11. Repite el paso anterior con todas las secciones del cabello hasta completar toda la peluca.
  12. Cuando termines, revisa bien toda la peluca para asegurarte de que no ha quedado nada sin teñir y, también, comprobar que el color ha quedado uniforme.
  13. Deja que la peluca se seque al aire libre durante 1-2 horas, colocando algo debajo ya que la pintura goteará mientras se seca.
  14. Una vez que la pintura se haya secado completamente, enjuaga la peluca con agua fría, y no te asustes si ves que sale pintura, es normal. Enjuaga hasta que el agua salga limpia.
  15. Cuando ya esté bien enjuagada, deja que se seque sobre una toalla durante un par de horas y dale la vuelta a medio tiempo para que se seque bien por los dos lados.
  16. Estando ya totalmente seca, cepilla la peluca para que no se enrede y guárdala.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *