Cómo tapizar un sofá paso a paso y darle una segunda vida


El sofá es uno de los elementos más importantes que hay en el hogar, el centro de las reuniones familiares que suelen tener lugar en el salón, por eso es indispensable mantenerlo siempre en las mejores condiciones posibles. Hoy te mostramos cómo tapizar un sofá paso a paso para darle una nueva vida y estética al tuyo, muy recomendable especialmente si está estropeado.

Si hay un mueble que no puede faltar en una casa, sin duda es un sofá, sea cual sea su tamaño, ya que se le sacará muchísimo partido durante años. Si cuidas bien su estructura, cada cierto tiempo puedes retapizarlo y así cambiar por completo la decoración únicamente cambiando el aspecto del sofá.

Tapizar para renovar

El tapizado es una opción fantástica para renovar por completo tanto un sofá como un mueble o cojines, entre otros, la posibilidad de cambiar totalmente la estética de uno de estos elementos y darle un aire nuevo incluso a toda la decoración, sobre todo cuando es con algo tan protagonista como un sofá o sillón.

No cabe duda de que el sofá es uno de los muebles que más se utilizan y, por tanto, que más sufren el paso del tiempo, y aunque la mayoría de la gente opta por comprar otro cuando se hace viejo, lo cierto es que el tapizado es un excelente recurso si lo que es la estructura está en perfectas condiciones como para aguantar unos añitos más.

Pasos para tapizar un sofá con éxito

  1. Lo primero que tienes que hacer es tomar unas cuantas fotografías cuando lo empieces a desmontar, así tendrás claro después dónde irá cada pieza y lo podrás poner todo en su sitio.
  2. Antes de comenzar a desmontar es recomendable tener ya preparada toda la tela con la que vas a tapizar el sofá. Debe ser una tela resistente, ten en cuenta que es un mueble en el que te vas a sentar/acostar cada día y debe durar varios años.
  3. Busca un lugar en el que puedas ir poniendo las piezas que vayas desmontando, y que además las puedas colocar de forma ordenada para que no se mezclen y poder recuperarlas después fácilmente. Lo más habitual es quitar primero los asientos y respaldos, y después hay que darle la vuelta al sillón para ver si tiene grapas que sujeten la tela al resto del sillón y quitarlas para poder quitar toda la tela.
  4. Es recomendable no estropear mucho la tela que vas a quitar ya que te servirá para hacer los patrones del nuevo tapizado.
  5. Aunque parezca sencillo identificar las piezas después, si son muchas te puedes perder a la hora de montarlo nuevamente. Puedes incluso ponerles una etiqueta con un número para identificarlas.
  6. Aprovecha para revisar si es necesario reparar alguna pieza del sofá, la espuma, etc.
  7. Haz el patrón y asegúrate de que te da para cubrir bien cada pieza, ya que no todos los tejidos se estiran o encojen de la misma manera con el uso. Es muy importante también tener en cuenta si la pieza en cuestión tiene cremallera, corchetes o si lo cierras con costura, aunque aquí realmente puedes cambiar si quieres ya que es algo que haces nuevo, es decir, si lo tenías con costura pero prefieres cremallera, puedes hacerlo.
  8. Una vez que tengas todos los patrones preparados y cortados en la nueva tela, lo ideal es comenzar por la estructura, la parte más pesada, ya que es la más complicada pero también la más agradecida. Al ponerla toda en esta parte ya verás a grandes rasgos cómo va a quedar el tapizado. Cierra bien la tela con grapas por abajo para que no quede suelta ni se formen bultos.
  9. Coloca ahora la tela nueva en todas las piezas de forma que quede bien fijada, ya que sea con costura o con el cierre que elijas en cada caso.
  10. El último de los pasos a la hora de tapizar un sofá es volver a poner las piezas en su sitio y ver cómo queda todo el conjunto… ¡y ya podrás disfrutar de tu sofá completamente renovado!.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *