Cómo secar la ropa en invierno


Lo más destacable que trae el invierno es el mal tiempo, principalmente frío y lluvia, lo que hace que tengamos que cambiar rutinas como la ropa que nos ponemos o que ya no podemos poner a secar la ropa al aire libre ya que si llueve se moja. Si quieres saber cómo secar la ropa en invierno, sigue leyendo y toma nota de unos cuantos trucos para poder hacerlo en el menor tiempo posible sin perder eficacia.

Está claro que lo más rápido para secar la ropa siempre es la secadora, pero si no tienes hay que buscar la manera de hacerlo, lo cual es fácil en verano porque hace sol y las temperaturas altas secan antes la ropa, pero en invierno la cosa cambia y los tiempos de secado pueden alargarse.

Trucos para secar la ropa en invierno

Enrolla la ropa

Un truco es enrollar la prenda en una toalla de ducha seca, y primero debes escurrirla lo máximo posible. Con toda la prenda enrollada, frota durante un rato para que la toalla absorba bien toda el agua. Puedes utilizar un secador para eliminar la humedad que quede al quitarla, y después colgar la prenda cerca de una estufa o radiador. Es un método incómodo si tienes muchas prendas que secar.

Tender la ropa

Una de las opciones más habituales para secar la ropa en invierno si duda es tenderla dentro de casa, que aunque tarde 1-2 días se mantendrá a salvo de lluvia o suciedad ambiental, lo que podría ensuciarla estando fuera. Utiliza un tendedero para interiores y evita dejarlo en lugares que acumulen olores, como la cocina, o el lugar en el que fumes si es que lo haces. Lo ideal es colocarlo en un lugar que ventiles con frecuencia para que se mueva el aire y la ropa se seque más rápido.

Colgarla en el baño

Otra idea para poner a secar la ropa es utilizar la barra de la ducha o bañera y colgarla ahí después de haberla escurrido. Utiliza perchas que no se estropeen con la humedad, ya que las prendas estarán mojadas al colgarlas. Al estar en la ducha no importará que vayan soltando agua mientras se secan. Si no puedes ponerlas en la barra, cuélgalas en otro lugar y pon un cubo debajo para que recoja el agua que vaya cayendo.

Lavado más eficaz

No cabe duda de que la ropa tardará menos en secarse si no sale tan mojada, por lo que lo ideal es lavarla con ciclos cortos con un centrifugado rápido. Estos lavados, además de hacer que se ahorre tanto agua como energía, tienen un centrifugado más rápido, por lo que la ropa sale más seca ya que se escurre de forma más eficaz.

Secador

Para secar prendas pequeñas puedes utilizar un secador de pelo, ideal cuando la necesitas rápidamente, ya que en un par de minutos no solo estará seca sino también calentita. No utilices la temperatura más caliente ya que la ropa se puede dañar, mejor una media, que esté calentita pero no en exceso.

Ventilador

Si tienes un ventilador en casa puedes probar a utilizarlo cuando tiendas la ropa, acelerará el proceso de secado y eliminará el exceso de humedad rápidamente. Puedes ponerlo cerca del tendero o de donde sea que vas a poner la ropa a secar, a poca distancia pero que no haya riesgo de que toque las prendas, no vaya a ser que alguna se enrede y se pueda estropear.

Radiador

Si tienes una estufa o radiador en casa, poner las prendas cerca hará que se sequen mucho más rápido gracias al calor que emiten. Ten cuidado de no ponerlas demasiado cerca ya que podrían quemarse si entran en contacto. Hay algunos radiadores modernos que tienen departamentos interiores en los que meter alguna prenda de ropa para que se seque, inicialmente pensado para meter el pijama y que cuando te lo vayas a poner esté calentito pero sin duda se podría utilizar para el secado.

Estos son solo algunos de los mejores trucos para poder secar la ropa en invierno, una época en la que las bajas temperaturas hacen más difícil el proceso de secado. Por suerte, siempre hay algún truquito casero para todo con el que salir de un apuro.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *