Cómo saber si un diente está infectado paso a paso


Saber si un diente está infectado nos puede ahorrar más de un problema. La sensibilidad dental es una dolencia muy común, notar dolor al consumir un helado o sentir algunos pinchazos mientras comemos es algo que puede suceder muy a menudo. El gran peligro al que nos enfrentamos es confundir esta sensibilidad con una posible infección. Si el diente está infectado se necesita la intervención lo más rápidamente posible de un especialista o la infección se puede extender a otros dientes causando más daño. Visitar al dentista de forma habitual, al menos una vez al año, mantener una higiene diaria adecuada son pasos necesarios.

Pasos para saber si un diente está infectado

Cómo saber si un diente está infectado

  1. El dolor que produce un diente infectado en continuo y muy agudo, si notamos este pinchazo de forma constante, podemos estar ante una infección de un diente. El hecho de que el diente esté infectado tiene una causa que puede estar marcado por una gran cantidad de pus o algún elemento enquistado que haya probado el problema.
  2. Un diente infectado puede manifestarse con una mayor sensibilidad Las molestias van en aumento, especialmente si nunca hemos tenido ningún problema de este tipo. Notar de forma exagerada dolor al comer helado o una sopa caliente.
  3. El más mínimo movimiento producirá un dolor que puede ir en aumento a medida que la infección vaya manifestándose cada vez más. Al masticar los dientes no deben doler, si comemos un elemento duro, como el pan y notamos dolor, estaremos ante una posible infección de un diente.
  4. Al tener una zona infectada del cuerpo en un lugar tan sensible como la boca, existe la posibilidad de que tengamos mal aliento. El olor o mal aliento tiene una serie de causas distintas, pero uno de las más fáciles de solucionar es el diente infectado. Con la medicación adecuada, al finalizar la infección se acabará el mal olor.
  5. La última señal que no deja lugar a dudas es la fiebre. Cualquier infección va asociada a unas decimas de fiebre que puede medirse fácilmente con un termómetro. El cuerpo lucha contra las infecciones manifestándose con una temperatura más elevada.

Si notamos cualquiera de estos síntomas, debemos consultar a un especialista para conseguir solucionar la infección. Una visita al dentista de urgencia y unas revisiones con este profesional al menos una vez al año, además de una correcta higiene deberían ser capaces de evitar cualquier infección de uno o varios dientes.

 

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *