Cómo saber elegir las mejores mandarinas


Las mandarinas son una de las frutas de temporada más deseadas, son un desayuno o merienda perfecto que podemos comer en cualquier lugar. Buscar las mejores mandarinas del supermercado nos permitirá que nos duren más tiempo y poder disfrutarlas con toda la intensidad posible. Este dulce de la naturaleza tiene algunos secretos, elementos que las convierten en un buen muy precioso que no debemos dejar escapar. Si eres de los que compra la fruta por la vista o a granel en cómodas bolsas y te has dado cuenta de que algunas mandarinas no pasaban por su mejor momento, toma nota de qué debes saber para elegir las mejores.

Pasos para elegir las mejores mandarinas

Si tienen hojas mucho mejor. Las mandarinas más frescas son aquellas de temporada que estarán recién recogidas, de otra forma será complicado poder disfrutarlas. Para saber si están frescas, una manera que nunca falla es comprobar si tienen hojas, si las tienen y además están vedes sabremos que estamos ante una fruta recién recogida. Sin duda, las mandarinas con hojas verdes serán nuestro mejor objetivo.

El peso es importante. Si la mandarina pesa más es que está más jugosa y por lo tanto será más buena. El líquido es esencial en este tipo de frutas, al igual que con las naranjas es un elemento importante para poder disfrutarlas. Si vemos que pesa poco es que está seca y estará menos fresca de lo que nos gustaría. Mejor dejarla y optar por otro tipo de fruta.

Las mandarinas más grandes son más dulces. Otra de las teorías que nunca fallan a la hora de hacernos con una buena mandarina es tener en cuenta el tamaño. Cuanto más grandes más dulces, es así al tratarse de una fruta que habrá estado más tiempo en el árbol, nutriéndose de todo lo necesario para destacar.

Las pequeñas son amargas. Puede que nos interese para un postre buscar ese punto amargo o una salsa. Podemos preparar deliciosas mermeladas o recetas con el amargor propio de esta fruta. Incluso ponerlas con un poco de chocolate, una combinación que hará las delicias de toda la familia y aportará una fruta con personalidad a cualquier mesa.

Si está muy blanda estará pasada. La mandarina debe estar al tacto dura, significará que el punto de agua es el correcto y la textura adecuada para esta fruta. La piel tendrá algo que ver, aunque en esencia siempre debe ser suave y estar perfectamente delimitada. Si tiene alguna imperfección o es demasiado gruesa podemos estar ante una mandarina que por dentro estará seca.

Es importante comer frutas de temporada. Los cítricos de nuestro país son excepcionales, siempre será mejor que los comamos autóctonos y de temporada. En una frutería o supermercado que compra productos nacionales la calidad se nota. Las mandarinas que se producen en nuestros campos son las mejores del mundo. Saber que podemos tener una mandarina en la mesa que ha sido recogida casi al momento, el mismo día, es un pequeño placer que no podemos perder de vista. No dejes de comer mandarinas españolas son las mejores del mundo.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *