Cómo recortar gastos en el hogar


Administrar un presupuesto no es fácil, especialmente cuando se trata del hogar y de gestionar bien cada euro para poder cubrir todos los gastos sin problemas cada mes. Hoy te damos algunos consejos para que sepas cómo recortar gastos en el hogar y así tener más dinero disponible, algo que a todo el mundo le viene bien.

En todos los hogares se gasta más de lo necesario, ya sea en comida, electricidad, agua o cosas que se compran para la casa pero que en realidad no hay que comprarlas. Saber administrarse es clave para no gastar más de lo debido en nada, sea del hogar o no.

Consejos para recortar gastos en el hogar

  • Presupuesto: lo primero que debes hacer para poder recortar gastos en el hogar es establecer un presupuesto disponible para cada mes. Es recomendable que ahí no cuentes una parte de dinero que es mejor ahorrar para cualquier imprevisto que pueda surgir en cualquier momento. Designa un presupuesto para cada mes y no te salgas de él aunque tengas dinero ahorrado y te lo puedas permitir.
  • Servicios: los gastos en servicios se llevan una buena parte del presupuesto mensual, como pueden ser las facturas de la luz, el agua, la calefacción, el gas… Reduce el consumo todo lo que puedas, normalmente se derrocha mucho dejando grifos abiertos o luces encendidas. Si tienes calefacción, poner alfombras y cortinas de calidad te puede ayudar a ahorrar en ella ya que mantendrán mejor la temperatura y no necesitarás ponerla tanto.
  • Alimentación: en la comida se gasta mucho más dinero del que realmente es necesario, sobre todo en caprichos y productos que no son nada recomendables y, además, son bastante caros. Elige siempre frutas y verduras de temporada, son más baratas que las demás. Busca ofertas y promociones para llevarte más cantidad con un descuento y así no tener que gastar tanto.
  • Lista de la compra: cuando vayas al supermercado, lleva una lista con lo que necesitas y no compres nada que no esté apuntado, ya que si no lo anotaste no será tan importante.
  • Ocio: a todos nos gusta gastar una parte de nuestro mensual en opciones de ocio, ya sea pagar una plataforma de streaming, salir a comer fuera, ir al cine o salir de copas cuando ya no haya pandemia y vuelvan a abrir las discotecas. No es cuestión de eliminar el ocio, pero sí reducir ese gasto, por ejemplo yendo al cine el día del espectador o eligiendo para comer los restaurantes con precios más bajos.
  • Telefonía: hoy en día es habitual tener contratada una opción telefónica que incluya Internet, televisión y el teléfono móvil, y de ahí seguro que puedes reducir el gasto si pones lo básico en cada opción o si te cambias de compañía.
  • Coche: el coche sin duda genera muchos gastos, que se cuentan también como si fueran del hogar ya que son personales. Gasolina, peajes, reparaciones… intenta reducir el gasto, por ejemplo utilizando menos el coche y más el transporte público (o caminar si no hay mucha distancia) o evitando el paso por peajes que quizás te ahorren cinco minutos pero no compense a nivel económico.
  • Gimnasio: ir al gimnasio está muy bien, pero cuando necesitas reducir gastos puedes valorar la posibilidad de dejar el gimnasio y hacer deporte en la calle, hay incluso muchos parques que cuentan con aparatos de gimnasia para que la gente se ejercite libremente.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *