Cómo reconocer los síntomas y tratamiento


La celiaquía es una de las enfermedades crónicas más comunes en todo el mundo, casi una desconocida hasta hace unos años pero cada vez son más los productos específicos que encuentras en los supermercados para quienes la padecen. Hoy te contamos cómo reconocer los síntomas de la intolerancia al gluten y qué tratamiento se suele seguir para poder llevar esta enfermedad lo mejor posible.

¿Qué es la intolerancia al gluten?

El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno y el triticale y que afecta de manera negativa a personas que son celiacas, ya que su sistema inmunológico responde a ella de manera diferente a quienes no la padecen. El consumo de gluten por parte de personas intolerantes provoca inflamación y daños en el revestimiento del intestino delgado, lo que además reduce la capacidad de absorción de vitaminas, calcio, hierro y ácido fólico.

Es una enfermedad genética que aquellos que tienen un familiar que la padece tienen un alto riesgo de sufrirla también, aunque en algunos casos está “dormida” y no presenta síntomas hasta que la persona padece estrés o simplemente con el paso del tiempo. Identificar los síntomas es muy importante para poder comenzar un tratamiento lo antes posible y evitar el consumo de gluten para sentirte mejor.

Síntomas de la intolerancia al gluten

Los síntomas en este caso son parecidos a los que pueden aparecer con otras alergias o intolerancias alimentarias, pero depende mucho de cada persona ya que pueden variar de una a otra. Los más habituales son dolores abdominales, distensión abdominal, estreñimiento, vómitos, diarrea crónica o heces grasas, pálidas o con mal olor. En el caso de los niños es también habitual la pérdida de peso e incluso puede producir defectos en el desarrollo y crecimiento.

En las mujeres también se pueden presentar síntomas y problemas reproductivos, como menstruaciones irregulares o infertilidad. Además, en general cualquier persona con esta enfermedad puede presentar síntomas como dolores en huesos y articulaciones, anemia, pérdida ósea, fatiga, artritis, enfermedades hepáticas o cánceres digestivos, entre otros.

¿Cómo actuar si presentas síntomas?

Lo primero que tienes que hacer cuando presentas alguno de los síntomas es acudir a tu médico para que pueda hacerte una evaluación y las pruebas pertinentes para determinar si tienes celiaquía o si se trata de otra enfermedad. Mientras no tengas la cita médica, apunta en una libreta los alimentos que consumes y los síntomas que tienes para ver si el especialista puede relacionar una cosa con la otra.

La dieta sin gluten, el mejor tratamiento

Una persona celíaca debe eliminar por completo el gluten de su dieta, y por suerte son cada vez más los productos que se pueden encontrar en el supermercado idóneos para intolerantes al gluten. El tratamiento para la celiaquía es este mismo, cambiar tu alimentación para prescindir del gluten y que los síntomas no aparezcan.

Actualmente puedes encontrar especialmente estos productos sin gluten en establecimientos especializados en alimentación:

  • Pasta: la pasta de siempre no se puede consumir si tienes intolerancia al gluten, pero por suerte hoy en día puedes encontrarla elaborada con harina de legumbres en lugar de con harina de trigo, por lo que su consumo es totalmente seguro. Seguirás disfrutando de la pasta sin problemas y aumentarás el consumo de proteína, siempre imprescindible en tu dieta.
  • Pan: el pan elaborado con harina de maíz es la mejor alternativa al pan de trigo, ideal si no quieres dejar de comer pan o si quieres hacerlo de forma gradual.
  • Cereales: la quinoa es el producto estrella cuando se trata de cereales sin gluten, y hay otros como el amaranto, el arroz o el trigo sarraceno. Mención aparte merece la avena, que si bien no tiene gluten de forma natural, debido a su proceso de fabricación es posible que contenga alguna traza.
  • Pizza: es uno de los platos favoritos de todo el mundo, y es que sin duda las pizzas son deliciosas y muy versátiles ya que les puedes poner prácticamente cualquier ingrediente. Hoy en día puedes encontrar preparadas las bases de pizza sin gluten, o bien hacerla tú en casa con harina sin gluten.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *