Cómo recolectar y conservar setas


La temporada de recolectar y conservar setas ha empezado. Dependiendo del clima, el puente del Pilar marca el inicio de una temporada que esté año será especial. Después de un confinamiento que encerró a las personas durante meses, de la restricción que prohibieron el aire libre y de una serie de medidas sin sentido, escaparse al campo puede ser una forma de sentirse mejor. Si además de respirar aire puro, tan necesario estos días, podemos hacernos con una o varias cenas, tendremos un plus añadido que no podemos perdernos. Un buen vino, unas setas salteadas al ajillo y una tabla de quesos nacionales, es un pequeño placer del que podemos disfrutar.

Pasos para recolectar y conservar setas

Salir al bosque no es visitar el escenario de ninguna película o un marco para selfies. Antes de poner rumbo al bosque debemos equiparnos. La ropa es un factor clave, nos quede bien o mal, es lo de menos, debe ser de abrigo, térmica y disponer de un calzado cómodo. Es posible que al atravesar algunos matorrales o lanzarnos en busca de unas setas que hay escondidas, acaben los pantalones o la chaqueta rotos, por lo tanto, mejor que no sea nueva.

Nunca recojas setas de los bordes de las carreteras. Aunque puedas verlas bonitas, cerca de las carreteras se suelen fumigar las hiervas para que los coches circulen mejor. Nunca recojas una seta del lado de una carretera o puedes comerte la seta y una serie de productos químicos perjudiciales que podrían llevarte a urgencias.

La cesta de mimbre es obligatoria. Nunca cambies una cesta por una bolsa de plástico, le estarás dando a un ser vivo una envoltura de plástico que puede cambiar su sabor, además, impedirás que la seta suelte las esporas. Las esporas es lo que genera más setas que podrás seguir buscando por el mismo camino que has seguido en unas dos semanas. Lleva encima un pincel para quitarle la tierra a la seta y evitar ensuciar la cesta.

No recoges una seta que no hayas comido nunca, si tienes dudas, mejor déjala o de lo contrario podrías intoxicarte. Cada año cientos de personas se intoxican al comer setas que no son aptas para el consumo. Hay aplicaciones que nos pueden decir al momento si son setas buenas o no, nunca está de más usar el teléfono para realizar la consulta.

Lava las setas con papel de cocina. Las setas nunca se ponen en agua, les quitas la tierra con el papel de cocina y eliminas la parte del troncho que tienen tierra. Si usas agua puedes hacer que la tierra penetre en la seta y acabes comiendo tierra o dejando un mal sabor en la comida que prepares.

Congela las setas. La mejor opción para que las setas duren es congelarlas, colócalas en bolas herméticas. Pon un puñado de setas enteras o troceadas. Te las puedes organizar para guisos o asados, estarán como recién recogidas del bosque y nos pueden durar todo el año.

Empieza a practicar una de las actividades que te conectará de nuevo con la naturaleza. Respira aire puro sin restricciones y haz deporte, el cuerpo y la mente te lo agradecerá. Después prémiate con una cena de lujo con las setas que tú mismo habrás recogido.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *