Cómo quitar la manicura permanente


La manicura permanente es una de las manicuras preferidas por quienes suelen llevar las uñas arregladas, ya que te permite olvidarte de ellas durante al menos un par de semanas y que todo ese tiempo estén perfectas como el primer día. Si quieres saber cómo quitar la manicura permanente en casa, sigue leyendo y toma nota de cómo hacerlo para dejar tus uñas impecables.

La manicura es uno de los cuidados de belleza más necesarios, así se pueden tener las uñas en las mejores condiciones y lucirlas bonitas y saludables. Por suerte, hay un gran número de tipos de manicuras, por lo que puedes cambiar muchísimo el aspecto de tus uñas para que se adapte siempre a lo que más te apetezca en cada momento.

Pasos para quitar la manicura permanente en casa

  1. Busca un lugar cómodo, tranquilo y bien ventilado para hacerlo, ya que tardarás más o menos una media hora en hacerlo. El que sea un lugar ventilado es importante para que no tengas que inhalar el olor de la acetona, que durante tanto tiempo puede ser perjudicial.
  2. Ya empezando con el proceso de quitar la manicura permanente, lo primero que tienes que hacer es limar la parte superior del esmalte con una lima gruesa, con cuidado para no hacerte daño. Debes eliminar con ella la capa de brillo y algo de color si puedes, pero sin llegar a tocar la uña, así que hazlo con cuidado.
  3. La acetona seca mucho la piel, por lo que antes de utilizarla es muy importante cubrir tanto las yemas de los dedos como la piel que rodea las uñas con un aceite específico para cutículas o una crema espesa.
  4. Una vez que te has protegido bien, prepara diez bolas de algodón empapadas en acetona, en un tamaño similar al de tus uñas. Corta cuadrados de 7×7 cm de papel de aluminio y coloca una bolita empapada sobre cada uña y envuelve después con el papel. La uña debe quedar aislada del contacto con el aire.
  5. Cuando ya tengas todas las uñas envueltas, deja que la acetona actúe 10-15 minutos, te darás cuenta de que las uñas están preparadas para el siguiente paso cuando el esmalte del gel tenga aspecto roto, craquelado. Si alguna uña aún no está, vuelve a hacer lo mismo otros 5 minutos.
  6. Es importante que vayas quitando el papel de aluminio de una en una, y cada vez que lo quites, eliminar todo el esmalte. Si las quitas todas y luego vas una a una, el esmalte se volverá a secar y tendrás que hacerlo todo otra vez.
  7. Una vez que el esmalte está blando de la silicona, retíralo con un algodón o con un palito de naranjo.
  8. Cuando hayas terminado de quitar el esmalte de todas las uñas, seguramente se hayan quedado muy secas tras el contacto con la acetona durante tanto tiempo, así que debes hidratarlas como parte final del proceso. Ponlas a remojo en aceite de coco durante cinco minutos y después aplica aceite para cutículas.

Ventajas de la manicura permanente

Hacerte la manicura permanente tiene sin duda ventajas que realmente la convierten en una opción muy interesante, especialmente si te gusta llevarla siempre arreglada y te merece la pena la inversión. Estas son sus principales ventajas:

  • No tendrás que limar la uña natural, por lo que podrá crecer.
  • Actúa como protectora de la uña natural.
  • Endurece las uñas naturales.
  • Te permite realizar actividades que quizás no son recomendables si tienes uñas naturales, tanto por su estado como por mantener su brillo y color.
  • Si está bien hecha, una manicura permanente puede durar 3-4 semanas, mientras que la normal no está perfecta ni 7-8 días.
  • El proceso para hacerla es relativamente rápido, y se hace de forma muy sencilla, siempre y cuando la haga una persona que realmente sabe hacerla.
  • Te la puedes hacer en una gran variedad de colores, pudiendo así cambiar cada vez para llevar diferentes diseños y no aburrirte nunca de pensar que siempre llevas las uñas igual.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *