Cómo quitar el óxido del metal fácil y rápido


La limpieza de los objetos metálicos que tenemos en casa no siempre es fácil ya que es posible que algunos de esos objetos hayan creado oxido y no sepamos muy bien cómo quitar óxido del metal. En estos casos en los que se haya creado una capa de oxido, es necesario disponer de algunos productos naturales para poder repararlos. Los objetos de plata, latón, cobre, oro o aluminio, además de los objetos metálicos, también pueden verse afectados por el óxido y por el paso del tiempo.

A continuación conocemos algunos remedios efectivos para quitar óxido del metal de forma segura y sin estropear nuestras pertenencias.

Remedios para quitar óxido del metal de forma satisfactoria

Si quieres decir adiós al óxido que se ha instalado en tus pertenencias, atento a estos métodos tan efectivos con productos que seguro que ya tienes en casa.

Vinagre de manzana

Los ácidos que contiene el vinagre de manzana son realmente efectivos para combatir el óxido del metal. Además, su aplicación es muy sencilla y rápida, por lo que apenas necesitarás unos minutos para ponerlo en práctica:

  1. Vierte vinagre de manzana en un recipiente e introduce el objeto que quieres limpiar.
  2. Déjalo en remojo durante todo el día o toda la noche. Frótalo al día siguiente con un pequeño cepillo o con una esponja. Evita los estropajos ya que podrían dañar el metal.
  3. Si después de limpiar la pieza sigue teniendo algo de óxido, déjalo a remojo algunas horas más y sigue el mismo proceso de secado.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es uno de los mejores productos naturales que podemos usar para limpiar cualquier rincón de nuestro hogar. Pues bien, el bicarbonato también es una muy buena opción para quitar óxido del metal. ¿Cómo usarlo?

  1. Humedece ligeramente el bicarbonato de sodio con agua y aplícalo en los objetos dañados.
  2. Frótalo de forma suave con un cepillo de dientes o con una esponja suave.
  3. Quita el bicarbonato de sodio restante.

Zumo de limón y sal

Aplicar zumo de limón puede ayudar a desprender el óxido de los metales, pero, ¿cómo se aplica?

  1. Rocía un poco de sal sobre la zona oxidada y frótalo junto con el zumo del limón.
  2. Puedes ayudarte de un cepillo suave para frotar y quitar óxido del metal.

Con estos trucos podrás eliminar fácilmente el óxido de cualquier tipo de metal. ¿A qué esperas para poner a prueba alguno de estos remedios?

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *