Cómo preparar un queso feta casero, típido de Grecia, paso a paso


El queso feta es uno de los mejor valorados en todo el mundo, cada vez más, y de hecho está de moda para formar parte de multitud de recetas ya que aporta un toque de sabor y textura delicioso. Hoy te contamos cómo preparar un queso feta casero paso a paso, el queso típico de Grecia que arrasa en el mundo culinario en los últimos tiempos.

Este tipo de queso se caracteriza por ser principalmente salado y por curarse en una salmuera ligera, y es una receta que se puede preparar fácilmente en casa si tienes un mínimo de experiencia en la cocina.

Pasos para preparar un queso feta casero

  1. Lo primero que debes hacer es preparar todo lo necesario para hacer queso feta casero, que es una cucharadita de cloruro de calcio líquido, cinco litros de leche entera, sal, un sobre de fermentos mesófilos, tres moldes de rejilla de 500 gr y un termómetro para leche.
  2. Cubre el fondo de un vaso con cloruro de calcio y añade una cucharada sopera de agua. Cuando esté bien mezclado, añade a un cazo con leche pasteurizada.
  3. Pon a calentar a 31ºC, añade el fermento y mezcla. Espera más o menos un minuto para que se hidrate y vuelve a mezclar. Deja que se haga a una temperatura estable durante una hora.
  4. Pasado ese tiempo, disuelve el cuajo en una cucharada sopera de agua, en el fondo de un vaso. Añade la mezcla de la leche y remueve bien durante 1-2 minutos.
  5. Mantén a 30ºC y no muevas la leche durante otra hora para que se haga un buen cuajado.
  6. Después de esa hora de reposo, corta la cuajada en dados de 1,5 cm y remueve durante 20 minutos, con suavidad para que no se rompan los dados. Esto se hace para que el cuajo libere la mayor cantidad de suero posible. Tras estos 20 minutos, deja reposar otros 10 minutos más.
  7. Pasado el tiempo de reposo, pasa la cuajada a un molde para que escurra por gravedad. Déjalo a temperatura ambiente toda la noche.
  8. Por la mañana, dale la vuelta utilizando otro molde y repite cada 3-4 horas para que se siga escurriendo. Debe seguir a temperatura ambiente, unos 20ºC, para que se siga produciendo la acidificación del queso.
  9. Introduce el queso en salmuera saturada a 10ºC durante toda la noche (mínimo 8 horas).
  10. Por la mañana comenzará el proceso de curado, para lo cual debes meter el queso en una salmuera al 8%, lo que es con unos 80 gr de sal por cada litro de agua que utilices. Mete el queso en un frasco grande de cristal y cubre con esa salmuera. Conserva a 9ºC durante un mes sin abrir el frasco ni hacer nada con el queso.
  11. Pasado ese mes, ya tendrás tu queso feta casero para consumirlo como quieras.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *