Cómo preparar un baño de hielo


Los baños de hielo están de moda, y es que sin duda pueden tener efectos muy positivos en el cuerpo, por ejemplo en el caso de lesiones o dolores musculares. Si quieres saber cómo preparar un baño de hielo, sigue leyendo y toma nota de todo lo que necesitas para hacerlo de forma segura y saludable.

Preparar un baño de hielo es muy sencillo, tanto que lo único que necesitas es agua y hielo, además de una bañera en la que poder darte el baño. Es recomendable que antes de meterte sumerjas algunas partes del cuerpo a temperaturas menos frías para ir reduciendo la temperatura corporal de manera gradual y que así el cambio no sea tan brusco.

Pasos para preparar un baño de hielo

  1. Lo primero que tienes que hacer es comprar un par de bolsas de hielo en el supermercado, gasolinera o cualquier otro establecimiento que la tenga a la venta.
  2. Llena la bañera hasta la mitad con agua muy fría, solo hasta la mitad ya que el nivel del agua va a subir cuando añadas el hielo, por lo que podría salirse si hay más de la cuenta. Cuanto más fría esté el agua, más tardará el hielo en derretirse.
  3. No tiene por qué ser una bañera, basta con que sea un recipiente con el tamaño suficiente como para la parte del cuerpo que quieres poner, siendo la bañera realmente si es para todo el cuerpo. Si solo quieres los pies, bastará con una tina pequeña, por ejemplo.
  4. Añade media bolsa de hielo al agua y espera a que tenga una temperatura de entre 13-16ºC. Si está templada, añade más hielo. Nunca dejes que la temperatura esté por debajo de los 13ºC ya que sería peligroso, por lo que si queda por debajo añade agua templada para subirla.
  5. Si notas el agua muy fría, añade agua templada antes de meterte en la bañera y, una vez dentro, ve añadiendo el hielo para adaptarte al frío.
  6. Antes de meterte en el agua, ponte un pantalón corto, ropa interior y unos escarpines para proteger las zonas más sensibles.
  7. Sumerge primero únicamente la mitad inferior del cuerpo, ya que todo de golpe podrías entrar en shock. Ve poco a poco, a tu ritmo, no todas las personas tienen el mismo aguante, y ve metiendo más partes cuando creas que puedes tolerar esa temperatura en ellas.
  8. El principal objetivo del baño de hielo es relajar los músculos, así que relájate, y si quieres puedes llevarte una bebida isotónica para rehidratarte y, sobre todo, reponer los electrolitos perdidos durante el baño. También puedes leer o ver una serie, el entretenimiento te hará llevar mejor la baja temperatura.
  9. En los primeros baños de hielo es recomendable no pasar de 6-8 minutos en la bañera, después podrás aumentar la temperatura pero nunca superando los 15 minutos ya que sería peligroso para tu salud y para tus músculos.
  10. Si en cualquier momento durante el baño sientes demasiado frío o no te encuentras bien, sal inmediatamente de la bañera.
  11. Al salir del agua, sécate con una toalla limpia y abrígate con un jersey o una manta. Es recomendable tomar una bebida caliente para entrar en calor.
  12. No te des una ducha caliente hasta que hayan pasado al menos 30 minutos desde que saliste del hielo, ya que el cambio brusco de temperatura podría ser perjudicial.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *