Cómo preparar sashimi de forma fácil en 6 pasos


El sashimi es uno de los platos que más éxito tiene a nivel internacional, no solo es el plato estrella en Japón sino que millones de personas de todo el mundo lo consumen con frecuencia ya que es muy versátil y se puede preparar con una gran variedad de ingredientes. Hoy te mostramos cómo preparar sashimi fácilmente en tan solo unos pasos, conseguirás resultados deliciosos que te encantarán.

Muchas personas piensan que elaborar sashimi es muy complicado, pero lo cierto es que resulta muy sencillo, además de beneficioso ya que es un plato que aporta muchísimos nutrientes y pocas grasas ya que se hace a base de ingredientes naturales y frescos. Se diferencia del sushi en que el sashimi no lleva arroz y sí pescados frescos y crudos.

¿En qué consiste el sashimi?

Esta técnica japonesa consiste en cortar el pescado en trozos que sean del tamaño de un bocado, así el comensal se los puede meter en la boca con los palillos de una sola vez, lo que hace que comerlos sea más fácil. Las porciones suelen ser rectangulares y se toman solas o bien aliñadas con alguna salsa, como la salsa de soja.

Al ser un plato que tiene como protagonista el pescado crudo, es imprescindible que compres el mejor que te puedas permitir y congelarlo siempre previamente para evitar riesgos alimentarios ya que no lo vas a cocinar.

Pasos para preparar sashimi fácilmente

  1. Lo primero que tienes que hacer es elegir el pescado. Los pescados más habituales para hacer sashimi con salmón, atún, pez limón, pez mantequilla o corvina.
  2. En general, te sirve cualquier pescado del que se pueda sacar un lomo con ventresca para hacer el corte.
  3. Retira la piel del pescado elegido y coloca el lomo sobre una tabla de cortar para poder laminarlo bien.
  4. Para preparar sashimi debes cortar siempre en dirección contraria a la veta, en porciones que no tengan más de medio centímetro de grosor para que no sea molesto comerlas de un bocado.
  5. Ve colocando las porciones en un plato, bandeja o donde lo quieras servir, unas láminas sobre otras para que la presentación quede más bonita.
  6. Si vas a añadir salsa, puedes hacerlo individualmente a cada porción o bien de forma general una vez que las has colocado todas.

El salmón, un alimento fantástico

Valor nutricional

Por cada 100 gr de salmón hay unas 182 calorías, 12 g de grasas y 18 gr de proteínas.

Propiedades y beneficios

Los minerales que están presentes en mayor cantidad en el salmón son el potasio y el fósforo, lo que contribuye a una mejor función de los nervios, a que los músculos se contraigan y a que el ritmo cardiaco se mantenga con un ritmo constante. También refuerza los huesos.

El salmón es también muy rico en yodo, muy necesario para el funcionamiento de la tiroides o para la producción de hormonas tiroideas, entre otros. El yodo también es básico para convertir los alimentos en energía.

El único inconveniente que te encuentras con el consumo de salmón es que contiene purinas, al igual que cualquier otro pescado azul. Estos compuestos orgánicos son transformados en ácido úrico por nuestro organismo, por lo que no es un alimento recomendable para personas que ya lo tienen alto o padecen gota.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *