Cómo limpiar una pulsera de plata


La plata es uno de los metales preciosos más utilizados para joyas, especialmente las de uso diario, como pulseras, pendientes, collares, etc., pero el problema es que se ensucia mucho con el paso del tiempo. Si quieres saber cómo limpiar una pulsera de plata, sigue leyendo y toma nota de unos cuantos remedios caseros para poder hacerlo con éxito.

Bonita y reluciente, la plata puede ser perfecta para multitud de ocasiones en casi todo tipo de joyas, pero resulta muy desagradable ver que se pone negra o se oxida, lo que sin duda echa a perder toda su estética. Incluso ponerte una joya de plata ennegrecida te manchará la piel.

Remedios caseros para limpiar una pulsera de plata

  • Bicarbonato: para preparar este truco necesitarás mezclar en una taza ¼ de agua caliente y dos cucharaditas de bicarbonato de sodio, removiendo hasta que queden los ingredientes bien integrados. Mete la pulsera en la taza y déjala 20 minutos, removiendo de vez en cuando para eliminar la mugre que suelte la pulsera. Pasado ese tiempo, saca la pulsera y lávala con agua y jabón, retirando la suciedad con un cepillo de dientes.
  • Aluminio y sal: forra un cuenco con papel de aluminio, tanto por dentro como por fuera, y vierte en él agua caliente, sin que llegue a rebosar. Añade una cucharada de sal y mete la pulsera de plata, que previamente debes haber lavado con agua fría y jabón líquido. Deja que actúe 20 minutos y retira para secar con papel absorbente.
  • Detergente: hierve una taza de agua y echa el agua caliente en una taza de cerámica, añadiendo dos cucharadas de detergente y removiendo hasta que ambos ingredientes se integren. Mete en la taza la pulsera o joyas de plata que quieras limpiar y déjalas hasta que el agua se enfríe antes de sacarlas. Después, lávalas con agua fría y seca con papel absorbente.
  • Dentífrico: humedece un cepillo de dientes y úntalo con dentífrico para limpiar la pulsera, frotando suavemente para eliminar la suciedad. La pulsera debe quedar totalmente impregnada de pasta de dientes para que el remedio sea efectivo, y después deja que actúe unos minutos y retira con agua y jabón. Seca con papel absorbente.
  • Vinagre: mete la pulsera en un bol mediano y vierte vinagre en él, hasta que la pieza esté cubierta. Déjala a remojo durante una hora y después lávala con abundante agua para eliminar los restos de vinagre y de suciedad. Seca con papel absorbente o con un paño de algodón.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *