Cómo limpiar la puerta del horno y eliminar toda la suciedad fácilmente


Limpiar el horno es una de las tareas que más posponemos a lo largo de la semana, especialmente cuando nos toca limpiarlo en profundidad. Es por eso por lo que siempre recomendamos dejar la limpieza del horno para los momentos en los que realmente tengamos tiempo para dedicarle. Así conseguiremos eliminar toda la suciedad sin impedimentos. La puerta del horno es uno de los sitios donde se acumulan más bacterias a lo largo de la semana. Por ello vamos a dar unos consejos sobre cómo limpiar la puerta del horno.

Consejos para limpiar la puerta del horno

Si llevas un tiempo sin limpiar la puerta del horno es posible que tengas que desmontarla para hacerlo. De esta forma podrás eliminar toda la suciedad sin ningún tipo de dificultad. Así que lo primero que tienes que hacer limpiar la puerta del horno será saber cómo tienes que desmontarla. Una vez desmontada la puerta, ya puedes proceder a la limpieza de la puerta del horno.

Limpia todas las incrustaciones de la puerta del horno

Lo primero que te recomendamos hacer es eliminar todas las incrustaciones que se encuentran en la puerta del horno. Para que no te cueste tanto, lo ideal es suavizar esas incrustaciones con un desengrasante. Es cierto que existen productos específicos para hornos, pero para el interior. La puerta es mucho más delicada ya que es donde se encuentra el cristal.

Recomendamos usar o bien bicarbonato de sodio para eliminar la suciedad de la puerta del horno o detergente para lavar los platos. También es preferible escoger un paño suave antes que uno rasposo.

Elimina el brillo del cristal

Una vez hayas aplicado el producto y lo hayas dejado actuar, es el momento de aclarar el producto que hayas usado. Para ello te recomendamos usar un paño microfibra que te ayudará a limpiar tanto la puerta como el cristal interior del horno con un resultado impecable.

Para eliminar el brillo del cristal y secar bien la puerta del horno hay que usar un paño suave que no deje pelusas. Muévelo en la misma dirección y no de forma circular.

Una vez limpio, intenta mantener siempre el horno limpio para evitar tener que hacer una limpieza tan profunda a menudo.

Vuelve a colocar la puerta del horno y pásale un paño a diario para evitar nuevas incrustaciones de suciedad. Eso sí, usa siempre los productos adecuados para evitar dañar la puerta del horno al limpiarla.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *