Cómo lavar un abrigo de lana de manera correcta


La lana es uno de los tejidos que más se utilizan en esta época del año, ya que es perfecta para dar calor tanto en la cama con mantas como en el cuerpo con un suéter o un abrigo. Si quieres saber cómo lavar un abrigo de lana de manera correcta, sigue leyendo y toma nota de un par de métodos que te darán muy buenos resultados.

Hay determinadas prendas con las que hay que tener mucho cuidado cuando queremos lavarlas ya que son tan delicadas que se pueden estropear fácilmente, lo que hace que muchas personas prefieran llevarlas a un establecimiento especializado que se encargue de hacerlo. De cualquier manera, siempre merece la pena intentarlo en casa, si pones cuidado no tiene por qué estropearse ninguna prenda.

Pasos para lavar un abrigo de lana a mano

  1. Antes de comenzar con ningún tipo de lavado, lo que tienes que hacer es consultar la etiqueta del abrigo para conocer cuál es su composición y qué recomendaciones da el fabricante para su lavado y limpieza.
  2. Prepara lo que vas a necesitar para lavarlo a mano, que será agua fría, un detergente especial para lana, un cepillo para ropa y una toalla grande.
  3. Ya metidos en faena para empezar con el lavado, llena un barreño o la bañera con agua fría y añade detergente especial para lana, en cantidad según la recomendación del fabricante en el envase. Es indispensable que el agua sea fría ya que la caliente encoge la lana.
  4. Una vez que tengas el agua preparada, sumerge el abrigo varias veces durante unos segundos para que el detergente pueda penetrar bien en toda la prenda. Déjalo a remojo durante 5-10 minutos y después enjuaga con abundante agua fría para eliminar los restos de jabón.
  5. Después de aclarar el jabón debes escurrir bien el agua del abrigo, pero sin llegar a estrujarlo para no estropear el tejido. Aprieta con las dos manos hasta que consigas quitar la mayor cantidad de agua posible.
  6. Extiende una toalla y enrolla en ella el abrigo, que quede lo más liso posible para que no se arrugue, ya que cualquier arruga genera marcas en la lana que luego puede resultar imposible eliminar. Deja el abrigo en la toalla hasta que absorba toda el agua posible, y después pásalo a otra toalla seca, esta vez bien extendido para que se vaya secando.
  7. Dale la vuelta al abrigo cada media hora para que se pueda secar bien por ambos lados y asegurarte así de que no está quedando ninguna marca, pliegue ni arruga.

Pasos para lavar un abrigo de lana en la lavadora

  1. En el caso de que en la etiqueta de lavado se especifique que se puede lavar la prenda en la lavadora, entonces quizás sea tu mejor opción. Además, es imprescindible que la lavadora cuente con un programa especial para lana o prendas delicadas, y que sea siempre con agua fría para que no encoja.
  2. Si el abrigo tiene cinturón o broches, es recomendable quitarlos antes de meterlo en la lavadora para que no se enganchen con nada y se pueda estropear la prenda. También deberás cerrar cremalleras y abrochar botones, en el caso de haber.
  3. Es recomendable meter el abrigo en una bolsa especial para lavado a máquina, la cual está diseñada para evitar que se ocasiones daños en prendas delicadas debido a los movimientos bruscos dentro del tambor.
  4. En cuanto al detergente, debe ser especial para lana o prendas delicadas.
  5. Cuando termine el lavado, saca el abrigo rápidamente para que no le queden marcas ni arrugas y extiéndelo en una superficie plana para enrollarlo en una toalla. A partir de aquí, para el secado, puedes seguir los pasos del apartado anterior con el lavado a mano.

¿Cómo se seca un abrigo de lana?

Al igual que el lavado y la limpieza son muy importantes, el secado también lo es, ya que si no lo haces de manera correcta la prenda se puede estropear, en este caso el abrigo de lana. Nunca utilices la secadora, ya que tal y como hemos mencionado la lana es un tejido que encoge cuando se expone a altas temperaturas.

El mejor método para secarse es el que ya hemos explicado, la prenda extendida sobre una toalla es una superficie lisa, y si es con la venta abierta mucho mejor ya que se secará más rápido. No la cuelgues en una percha ni en un tendedero ya que le pueden quedar marcas.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *