Cómo lavar muebles de mimbre


El mimbre es uno de los materiales naturales más bonitos que puedes tener en tu hogar, ideal para elementos funcionales a la vez que decorativos, como por ejemplo cestas, especialmente utilizadas en este material. Si quieres saber cómo lavar muebles de mimbre, sigue leyendo y toma nota de unos cuantos trucos para hacerlo con eficacia y dejarlos impecables.

Es muy importante que tengas en cuenta que la lejía es muy perjudicial para el mimbre, por lo que nunca la utilices para limpiar nada que esté elaborado con este material. Hay muchos otros productos con los que puedes lograr muy buenos resultados así que descarta la lejía.

Remedios caseros para lavar muebles de mimbre

  • Jabón: la mezcla de agua caliente con jabón neutro es muy eficaz para lavar muebles de mimbre. Aplica detergente sobre la mancha y frota con un paño humedecido en agua caliente. Si no es una mancha y quieres lavar todo el mueble, enjuaga el paño con jabón y pásalo por toda la superficie. Deja que se seque al aire pero evitando que le dé el sol.
  • Sal: disuelve sal gruesa en una cucharada de agua caliente y humedece un paño con la mezcla. Frota la mancha con el paño. Si quieres lavar todo el mueble, aumenta las cantidades de agua y sal y humedece el paño para después pasarlo por toda la superficie.
  • Amoniaco: en el caso de que el mueble tenga manchas difíciles de eliminar, el amoniaco es un producto fantástico para conseguir limpiarlas fácilmente. Añade amoniaco a una mezcla de agua y jabón, humedece un paño y frota el mueble con él, siguiendo siempre la veta del trenzado para no dañar el mimbre. Deja secar al aire libre sin que le dé el sol.

Si realizas un mantenimiento frecuente a tus muebles de mimbre, conseguirás que se mantengan siempre en las mejores condiciones y muy bonitos.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *