Cómo lavar las zapatillas de correr paso a paso


Las zapatillas de correr son uno de los calzados que más se pueden ensuciar, especialmente si hacemos rutas por parques o campos. Tenerlas siempre impecables será más sencillo si sabes cómo lavarlas, no es complicado, sino todo lo contrario. Una vez a la semana, dependiendo de la actividad que realices con ellas, será imprescindible. Normalmente las compramos blancas, aunque pueden ser de cualquier color, con lo que el hecho de limpiarlas puede darnos un poco de miedo. Para conseguir tener las zapatillas más bonitas y limpias de la ciudad, toma nota de estos pasos para lavar las zapatillas de correr fácilmente.

Pasos para lavar las zapatillas de correr

  1. Para lavar correctamente las zapatillas de correr, empezamos separando los cordones. Los lavaremos aparte. Podemos ponerlos directamente en la lavadora, lo mismo sucederá con las plantillas que pueden hacernos esta actividad más fácil, pero de igual forma que el exterior se ensucia.
  2. Seguimos con un paño húmedo, no es necesario que incorporamos ningún tipo de jabón. Las zapatillas nos durarán más si no empleamos ningún producto químico en su lavado, es un truco que debemos tener en cuenta.
  3. Usaremos un cepillo y jabón para las suelas, al ser de plástico son más resistentes que los tejidos o la lona que formarán nuestras zapatillas para ir a correr. Dejaremos la suela lo más limpia posible sin escatimar en jabón o agua.
  4. También las podemos dejar a remojo un poco, en caso de estar muy sucias. Usaremos un jabón neutro para conseguir el acabado que buscamos.
  5. Pasados unos minutos, será el momento de sacarlas y empezar a frotar hasta que queden limpias. Siempre será mejor lavarlas a mano que a máquina.
  6. De igual forma que hemos respetado su proceso natural, mantendremos la misma técnica con el secado. Las dejaremos al aire libre.
  7. En caso de estar lloviendo puedes dejarlas dentro, pero evita secadoras o radiadores, pueden estropear las fibras de este tipo de zapato. El sol es el mejor amigo de unas zapatillas secas y limpias en casa.
  8. Por último, ponemos unas bolitas de papel de periódico Evitará que se quede humedad y de esta manera conseguiremos que estén preparadas para la acción en perfectas condiciones.
  9. Con este proceso podrás lavar las zapatillas de correr de forma regular, de esta manera no tendrás excusa para ponértelas y disfrutar del aire libre. Te durarán más y podrás tener zapatillas bonitas durante mucho más tiempo si las cuidas con estos sencillos pasos.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *