Cómo hacer un jabón casero de aloe vera paso a paso


El aloe vera puede convertirse en un jabón casero de lo más especial, perfecto para cuidar tu piel y desprender un aroma natural que destaca. Cultivar aloe vera en casa es un primer paso para introducir este elemento, pero no lo único que podemos hacer para disfrutar de todas sus propiedades. El jabón que entra en contacto con nuestra piel será más delicado y natural que nunca gracias a una elaboración totalmente casera. Si nunca has hecho jabón casero ha llegado el momento de hacerlo de la mano del mejor jabón posible de aloe vera.

Materiales:

  • 4 hojas de aloe vera
  • 1 litro de aceite
  • 1 litro de agua
  • 180 gramos de sosa cáustica
  • Aceites esenciales (opcional)
  • Molde
  • Un recipiente
  • Una batidora o licuadora

Pasos para hacer un jabón casero de aloe vera

  1. El primer paso es coger las hojas de una planta de aloe vera que podemos tener en casa o comprar en una tienda especializada.
  2. Con un cuchillo afilado cortamos a lo largo de los bordes internos de cada sección, separando el gel que hay en estas hojas.
  3. Colocamos el gel en el vaso de la batidora, trituramos hasta conseguir una especie de crema o sopa de aloe vera.
  4. Seguimos, calentando el agua hasta que hierva, esta parte es la más peligrosa. La vertemos en un molde.
  5. Agregamos con mucho cuidado y todas las medidas de seguridad necesarias, la sosa cáustica a este recipiente y mezcla.
  6. Dejamos la mezcla durante una hora para que se enfríe, podemos ponerla en la nevera o dejarla a temperatura ambiente.
  7. Mientras la mezcla se enfría, podemos calentar un poco el aceite de oliva en el microondas que quede templado.
  8. Con el aceite de oliva templado lo agregamos a la mezcla del agua y la sosa cáustica. No dejes de remover hasta que espese.
  9. Llega el turno del aloe vera, tenemos esa especie de sopa o de crema, la vamos a añadir a la mezcla hasta que se integre bien.
  10. El hecho de que sea un jabón casero hace que podamos darle el aroma que más nos guste. Le ponemos el aceite esencial que más nos guste.
  11. Con todo listo, vertemos el jabón en un molde grande o pequeño en persones individuales para regalar o ir usando poco a poco.
  12. Si usamos un molde grande, podemos cortar el jabón cuando haya pasado un día y ponerlo en porciones individuales.
  13. Dejamos reposar este jabón de aloe vera de 15 a 30 días para que se endurezca. Pasado este tiempo lo puedes usar.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *