Cómo hacer un campo de fútbol en casa con chapas paso a paso y fácilmente


El fútbol es el deporte rey en nuestro país y en medio mundo, por lo que prácticamente cualquier juego que lo tenga como protagonista es un éxito, sobre todo entre los más pequeños. Hoy te contamos cómo hacer un campo de fútbol en casa con chapas, una manualidad que te permitirá disfrutar de un juego muy divertido durante horas.

Las chapas siempre han sido un entretenimiento básico pero muy divertido, y aunque hoy en día se recurre menos a ellas ya que hay infinidad de opciones, lo cierto es que tanto niños como adultos pasan un buen rato cuando se deciden a jugar con ellas.

Materiales necesarios

  • Moqueta verde (en la medida que quieras hacer el campo)
  • Un tablero de cartón duro o madera (en la medida que quieras hacer el campo)
  • Varillas de madera (para hacer la portería)
  • Malla de red (para la portería)
  • 22 chapas en perfecto estado
  • Tijeras
  • Cola o pegamento de madera
  • Guantes de látex
  • Regla
  • Compás
  • Rotulador
  • Pintura blanca en spray
  • Cinta adhesiva
  • Una canica o pelota de tamaño similar

Pasos para hacer un campo de fútbol en casa con chapas

  1. Lo primero que tienes que hacer es cortar el tablero y la moqueta en el tamaño que quieras darle a tu campo de fútbol. En vez de moqueta puedes utilizar goma eva verde para simular el césped.
  2. Ponte los guantes y cubre un lado del tablero con la cola para ponerle encima la moqueta, con mucho cuidado y precisión para que ambas piezas queden perfectamente encajadas.
  3. Utiliza la regla para marcar las líneas del campo, que son las bandas, el mediocampo, las áreas grandes y pequeñas, las líneas de meta y las del córner.
  4. El compás es necesario para trazar el círculo central y los semicírculos del área, y los tamaños deben ser proporcionales a las medidas que hayas elegido para el campo.
  5. Una vez que has pintado las líneas, deja que se seque y ve preparando las porterías pegando las varillas de madera en las medidas adecuadas. Después, pega la malla de red con el pegamento o la cinta adhesiva.
  6. Si la malla no es blanca puedes pintarla con el spray blanco.
  7. Cuando las porterías ya estén bien pegadas y secas, fíjalas al campo con la cola y deja que se seque y ya tendrás tu campo de fútbol en casa para jugar con las chapas.
  8. Ahora solo te faltará colocar las chapas y la pelota… ¡y que comience el partido!.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *