Cómo hacer un bullet journal paso a paso


En los últimos tiempos se han puesto de moda los bullet journal, cuadernos personalizados en los que organizar las secciones de la manera que más te interese y se adapte mejor a tus necesidades. Si quieres saber cómo hacer un bullet journal, sigue leyendo y toma nota de todos los detalles para hacer el más adecuado para ti.

Una buena organización es indispensable para que puedas cumplir con todas tus tareas de diarias y no te pierdas nada, y aunque hay muchas agendas en el mercado, suele ser difícil encontrar la que más se adapte a todo lo que necesitas. Hacerte tu propio organizador sin duda es una excelente idea.

¿Qué necesitas?

  • Un cuaderno tamaño A5 (blanco, cuadriculado o pautado, a tu gusto)
  • Bolígrafos artísticos negros de punta fina
  • Rotuladores de colores
  • Marcadores fluorescentes con brillo
  • Una regla
  • Pegatinas variadas a tu gusto
  • Clips
  • Decoración a tu gusto (papel scrap, plantillas con letras, sellos, etc.)

Pasos para hacer un bullet journal

Aunque el bullet journal va personalizado según las necesidades de cada uno, hay secciones que resulta muy interesante crear ya que puede ser muy útil tenerlas. Así deberías hacerlo:

  1. Índice: al hacer un bullet journal es imprescindible empezar con un índice que te indique las secciones que hay después. Debe incluir título, números de página, secciones y una leyenda con los colores o símbolos que utilices para cada tarea.
  2. Número de página: si has puesto el índice, no pueden faltar los números en cada página para llegar fácilmente a lo que necesitas.
  3. Calendario anual: resulta muy útil tener un calendario que muestre el año completo de un vistazo, por ejemplo dos páginas del cuaderno con un semestre cada una.
  4. Calendario mensual: también es muy interesante tener una sección con un calendario mensual para poder ver de un vistazo lo más importante del mes, aunque sea en un pequeño detalle.
  5. Planificador semanal y diario: aquí ya debes meter el que necesites, si lo quieres como una agenda diaria o como un planificador semanal y no es necesario diario. Lo ideal es que el semanal se divida en dos páginas, tal y como se hace en las agendas con semana vista. Si lo quieres diario, lo habitual es una hoja para cada día de lunes a viernes y en otra meter el sábado y el domingo ya que se supone que esos dos días hay menos cosas que hacer.
  6. Símbolos: una vez que ya tienes toda la estructura hecha, llega el momento de incluir los símbolos para identificar todo lo que vas a apuntar de un solo vistazo. Puedes utilizar puntos, cuadrados, círculos, asteriscos… elige el que quieras para cada categoría y que así sepas lo que es con solo ver su símbolo. Por ejemplo, un círculo para los eventos, cuando veas el círculo sabrás que es un evento sin haberlo leído aún.
  7. Secciones: esto depende del uso que tú le quieras dar, ahí está el gran éxito de los bullet journal, ya que establecerás las diferentes secciones en base a tu forma de vida y necesidades, sin estar sujeto a las que ya vienen hechas en una agenda tradicional. Añade tantas secciones como quieras, con los detalles que quieras. Por darte algunas ideas, la gente suele incluir secciones para menú semanal, lista de deseos, libros para leer, series o películas para ver, tabla de gastos, etc.
  8. Decoración: una vez que tienes toda la estructura de tu bullet journal hecha llega el momento de la decoración, ya sea con rotuladores, pegatinas, papel scrap, cartulina, etc. ¡Echa a volar tu imaginación!.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *