Cómo hacer suero casero de forma fácil paso a paso


El suero es muy necesario especialmente en casos de diarrea o deshidratación, lo cual puede darse con cierta frecuencia en niños e incluso ser causada también por el calor o una gastroenteritis, entre otros. Hoy te mostramos cómo hacer suero casero fácilmente, verás que en unos cuantos pasos puedes tenerlo preparado para su consumo.

Cuando se presenta algún caso de deshidratación, los expertos siempre recomiendan tomar suero, agua, té o jugos, siendo el suero siempre lo más eficaz y aconsejable. Aunque lo puedes comprar en la farmacia, también lo puedes preparar en casa con ingredientes que muy probablemente ya tengas en tu despensa.

Pasos para hacer suero casero

  1. Lo primero que tienes que hacer es preparar los ingredientes que vas a necesitar para hacer suero casero, que son un litro de agua, dos cucharaditas de azúcar, una cucharadita de sal, el zumo de un limón y una pizca de bicarbonato de sodio.
  2. Pon a hervir el agua durante 20 minutos y, pasado ese tiempo, deja que se enfríe.
  3. Cuando el agua esté fría, mézclala con los demás ingredientes hasta que todo se disuelva totalmente.
  4. La persona que necesite tomar el suero debe tomar una cucharada varias veces al día hasta que haya recuperado la hidratación.

Consejos para tomar suero casero

  • Es muy importante que tengas en cuenta que este suero casero tiene una duración máxima de 24 horas, pasado ese tiempo deberás tirarlo y hacer otro.
  • Esta receta de suero casero es apto tanto para niños como para adultos e, incluso, para mujeres embarazadas.
  • Al ser ligero y totalmente natural se puede utilizar también en el caso de deshidratación en perros y otros animales.
  • Su consumo debe realizarse siempre en pequeños sorbos a lo largo de todo el día, nunca bebiendo directamente un trago.
  • En el caso de personas con diabetes, es mejor consultar primero con un médico o especialista antes de tomar suero para tratar la deshidratación.
  • Si hay un cuadro fuerte de vómitos y diarreas, es mejor acudir al médico primero y evitar el suero hasta conocer la recomendación profesional.

Síntomas de la deshidratación

La deshidratación puede deberse a varios motivos, y por suerte sus síntomas son muy claros y podrás identificar el problema rápidamente. Estos son los síntomas más comunes en casos de deshidratación:

  • Irritabilidad, llantos o apatía de manera persistente.
  • Exceso de fatiga, cansancio, somnolencia o letargia.
  • En el caso de los bebés, hundimiento de la fontanela.
  • Pérdida de apetito.
  • Ojos hundidos y apagados.
  • Piel, boca y lengua secas.
  • Orina alterada (normalmente suele disminuir la frecuencia y tener un olor y color amarillo más fuerte).



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *