Cómo hacer queso cottage casero paso a paso de forma sencilla


En el mundo se pueden encontrar miles de quesos, diferentes variedades en muchos caso según su zona y todos ellos con algún detalle que los caracteriza, como su aspecto, sabor, olor, etc. Hoy te contamos cómo puedes hacer queso cottage casero fácilmente, verás que en unos cuantos pasos lo tendrás listo… ¡tu paladar y tu estómago lo agradecerán!.

¿Cómo es el queso cottage?

El queso cottage se caracteriza por ser fresco y cremoso, con una textura granulada que parece que explota a cámara lenta en la boca… ¡Comerlo es toda una experiencia!. Elaborado con leche de vaca, su origen es inglés pero se consume en todo el mundo, especialmente en Europa.

Aunque puedes encontrarlo prácticamente en cualquier establecimiento de alimentación, puedes prepararlo fácilmente en casa. Se estima un tiempo de unas dos horas para su preparación.

Pasos para hacer queso cottage casero

  1. Lo primero que tienes que hacer es preparar los ingredientes que vas a necesitar, que son un litro de leche, dos limones, sal, una cucharadita de cloruro de calcio y especias al gusto (orégano, tomillos, hierbas provenzales, etc.). Opcionalmente puedes añadir también un yogur natural.
  2. La leche suele ser de vaca pero se puede utilizar de cualquier tipo y variedad, según tus gustos.
  3. Una vez que tienes todos los ingredientes, empieza exprimiendo los dos limones para sacarles el mayor zumo posible.
  4. Pon a calentar una olla con la leche y apártala del fuego justo antes de que empiece a hervir, que es cuando se empiezan a ver algunas burbujas y el volumen de la leche comienza a aumentar. Si quieres asegurarte de que es el momento adecuado, utiliza un termómetro de cocina y apaga el fuego cuando la leche llegue a 90ºC.
  5. En cuanto apartes la leche del fuego, añade el zumo de limón y el cloruro de calcio, un ingrediente imprescindible para que la leche quede cuajada ya que aporta un extra de calcio. Verás que se empiezan a formar grumos, así que remueve despacio pero sin parar hasta que la masa esté totalmente cuajada.
  6. Una vez que la mezcla está cuajada, deja que repose 10-15 minutos y pásala un escurridor o colador para que pueda escurrir bien durante al menos una hora.
  7. Cuando pase la hora de reposo, coloca tu queso cottage casero en el recipiente en el que quieras conservarlo y aliña con la sal y las especias, si es que quieres ponerle alguna.
  8. En el caso de que al retirarlo del colador veas que tiene grumos, puedes alisarlo si le añades un yogur natural y bates hasta obtener la textura deseada.

¿Cómo comer queso cottage?

Este queso es muy versátil y puedes combinarlo de diferentes maneras para su consumo, por ejemplo untarlo en tostadas para un delicioso desayuno. También lo puedes integrar en multitud de recetas, incluso como sustituto de las salsas, y consigues resultados realmente espectaculares si lo combinas con frutas.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *