Cómo hacer que tus zapatos sean más cómodos con diferentes trucos


Conseguir que nuestros zapatos favoritos sean más cómodos puede ser más sencillo de lo que parece. Con la ayuda de unos sencillos trucos de los de toda la vida, podemos adaptar nuestros zapatos a un ritmo de vida constante. Unos zapatos demasiados estrechos, pese a ser de nuestra talla no deben detenernos. Dependiendo del material con el que estén hechos es mucho más sencillo de lo que parece conseguir un resultado perfecto en todos los sentidos. Si te has comprado unos preciosos zapatos nuevos y temes ponértelos porque piensas que te harán daño al caminar mucho, toma nota de cómo conseguir que sean más cómodos.

Pasos para hacer que los zapatos sean más cómodos

  • Uno de los trucos más usados para conseguir que los zapatos cerrados sean más cómodos consiste en congelarlos. De esta manera se podrán hacer un poco más anchos por efecto del cambio de temperatura. Será como si los lleváramos puestos durante mucho tiempo, aunque en realidad, solo habrán estado en el congelador unas horas. Hazlo de un día para otro y al día siguiente póntelos, los notarás un poco más sueltos a medida que vayas caminando con ellos.
  • El papel de periódico te ayudará a ensanchar los zapatos. Al igual que el cambio de temperatura ayuda a que ganen unos centímetros de más, humedecerlos vendrá de maravilla a los zapatos cerrados. Vamos a hacer bolitas que mojaremos un poco con papel de periódico, de esta manera conseguiremos un elemento que introduciremos en los zapatos para que se hagan más anchos.
  • Pon otra plantilla. Este truco puede parecer muy básico, pero hoy en día hay plantillas que nos pueden solucionar la vida en todos los sentidos. Una plantilla que e adapte al pie y que nos permita amortiguar un poco en caso de que sean unos tacones puede ser maravillosa. Es cuestión de pedir consejo a un profesional que nos ayude a elegir la mejor de ellas para el tipo de zapato que tenemos.
  • Lija el talón para evitar notar inestabilidad. Si te has comprado unos taconazos nuevos con los que no parece que te sientas segura, lija un poco el talón. Conseguirás que se agarren mejor al suelo y de esta manera la sensación de estabilidad es enorme. Pruébalo con algunos taconazos o suelas que son muy lisas.

Estos trucos te servirán para lucir zapatos nuevos supercómodos. No dejes en el armario ese complemento que te has comprado con tantas ganas, pasea por la ciudad cómodamente aplicando alguno de estos consejos.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *