Cómo hacer posavasos de corcho


Los posavasos de corcho no son solo un elemento decorativo, sino que van mucho más allá. Además de quedar preciosos, nos servirán para proteger nuestros muebles. La importancia de unos buenos posavasos es total para conservar las mesas, escritorios o estanterías en perfectas condiciones. La humedad de los vasos o las tazas puede causar estragos en cualquier superficie. Estas manchas no son fáciles de eliminar, para conseguirlo, nada mejor que prevenirlas con estos posavasos de corcho. Este material natural que puede ser reciclado, absorbe la humedad y es muy fácil de manipular o pintar. Atrévete a crear tus posavasos de corcho personalizados.

Materiales:

  • Corcho
  • Tijeras
  • Pinturas
  • Compas
  • Rotulador negro

Pasos para hacer unos posavasos de corcho

  1. Para esta manualidad podemos usar una lámina de corcho que compraremos para la ocasión, son muy baratas, aunque también podemos aprovechar esta materia prima.
  2. Podemos usar el corcho de unas botellas de vino. Si somos de tomarnos una cocha de vez en cuando en casa, guardaremos los corchos de las botellas.
  3. Unimos varios tapones de corcho y crearemos una base que cortaremos en rodajas del mismo tamaño.
  4. Este paso puede resultar complicado, pero estaremos reutilizando este material. También lo podemos obtener de una pizarra de corcho que no usemos.
  5. Para crear el posavasos perfecto usaremos un compás y un papel. En un papel que usaremos de plantilla trazamos el círculo perfecto.
  6. Recortamos el papel y lo ponemos en el corcho para darle la forma circular que queremos, podemos hacer la cantidad de posavasos que necesitemos.
  7. Cuando estén listos, los recortamos con las tijeras o con un cúter hasta que nos queden los círculos perfectos de corcho que serán la base del posavasos.
  8. Podemos dejarlos al natural. Es una opción, aunque si de verdad queremos darle el toque personalizado, los podemos pintar.
  9. Crear unos posavasos personalizados puede ser el regalo perfecto en todos los sentidos. Unas letras que formen un nombre, un dibujo que nos guste o un mandala.
  10. Lo mejor de los posavasos es que se pueden pintar fácilmente, con pinturas o rotuladores crearemos una pieza totalmente personalizada.
  11. Para proteger los posavasos podemos forrarlos. Un forro transparente como el que usamos en los libros los hará más duraderos.
  12. La imaginación será el límite de esta manualidad fácil de preparar y muy útil. Puedes hacer estos posavasos con los niños o como forma de desestresarte después del trabajo.
  13. Una manera de aprovechar el corcho que no usas o de darle a las mesas y los muebles un poco más de protección.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *