Cómo hacer pendientes de perlas


Los pendientes de perlas son el complemento perfecto en cualquier ocasión. Son muy elegantes, discretos y fáciles de llevar, además combinan con cualquier estilo ya que aporta ese toque chic que nos encanta. Por otra parte, las perlas nunca pasan de moda, por lo que tener siempre unos pendientes de perlas en el joyero es una muy buena idea, es una inversión que usaremos a lo largo de toda nuestra vida. Ahora bien, ¿podemos hacer nosotros nuestros propios pendientes de perlas? Lo cierto es que sí, puedes diseñar tus propias perlas para tener un modelo exclusivo y original.

Hacer pendientes, en general, es una tarea bastante sencilla ya que tan solo necesitarás algunas herramientas para cumplir con tu objetivo. ¿Quieres saber cómo puedes hacer pendientes de perlas únicos? Pues no te pierdas a continuación toda la explicación, ¡te encantará!

Herramientas y materiales

Para poder hacer nuestros propios pendientes con perlas necesitaremos lo siguiente:

  • Perlas
  • Aros de salto
  • Gancho para los pendientes
  • Alambre de 0,5 mm
  • Enlaces en forma de rectángulo
  • Pinzas de punta plana

A nosotros nos encantan las perlas de 9 mm, pero puedes coger el tamaño que más te guste a ti.

Pasos para hacer unos pendientes de perlas

Es posible que pienses que hacer pendientes es una tarea muy laboriosa y complicada, pero con el paso a paso podrás comprobar que en realidad es bastante fácil y que no tardarás nada en crear tus propias joyas.

  1. El primer paso que tendrás que dar para poder confeccionar tus pendientes es el de unir los cinco enlaces a un aro de salto. Este será el encargado de mantenerlos y de crear el efecto abanico que estamos buscando para nuestros pendientes de perlas, un efecto muy elegante. Si quieres que tus accesorios sean un poco más informales, puedes usar otro tipo de enlaces para evitar la simetría.
  2. Unimos ahora las perlas, que tendremos que haber lavado previamente, a los enlaces con unos trozos de alambres.
  3. Cortamos el alambre con las pinzas y los preparamos para poder unirlos con las perlas. Si lo prefieres, puedes introducir otros abalorios para dar un toque diferente. Todo dependerá de tus gustos y preferencias.
  4. Una vez tengas todas las perlas unidas a los alambres, tan solo quedará añadir el gancho para formar los pendientes. Haz lo mismo en ambos pendientes y aprieta bien para que no se salgan.
  5. Repasa todos los pasos una vez más y asegúrate de que todo está bien unido antes de dar por finalizado el proceso.
  6. Recuerda lavar de nuevo tus perlas de vez en cuando para evitar que se estropeen por el polvo o la suciedad. Si cuidas bien tus perlas, te durarán toda la vida. Eso sí, asegúrate de que son perlas de calidad.

Con estos sencillos pasos puedes crear tus pendientes, y no solo de perlas sino con cualquier tipo de abalorio. Así que si quieres pendientes únicos, originales y exclusivos tan solo tienes que comprar los materiales necesarios para hacer tus propios pendientes, quién sabe, ¡igual te conviertes en una diseñadora de joyas!

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *