Cómo hacer paredes falsas de ladrillo paso a paso de forma sencilla


Hacer una pared falsa de ladrillo nos ayudará a decorar aquellos espacios de nuestra casa con poca personalidad. Esta tendencia que le aportará un toque industrial a nuestra casa está cada vez de moda. Podemos decorar una habitación, la cocina o el salón con una inversión mínima y sin ninguna obra. Con unos materiales sencillos y un poco de esfuerzo conseguiremos un resultado digno de un profesional. Toma nota de estos elementos y busca tiempo, podrás tener una falsa pared de ladrillo que despertará pasiones, siguiendo estos pasos tan sencillos.

Materiales necesarios

  • Cinta adhesiva
  • Regla o cinta métrica
  • Cemento blanco o mortero
  • Esponja

Cómo hacer una pared falsa de ladrillo

  1. Para hacer este pequeño proyecto no es necesarios que seamos expertos en el arte de poner ladrillos, simplemente deberemos buscar los materiales adecuados y prestar atención a cada uno de estos pasos.
  2. Preparamos la pared que vamos a decorar. Le daremos una falsa apariencia de ladrillo antiguo con un aire muy industrial. Con la regla o la cinta métrica vamos a dividirla, siguiendo la medida de los ladrillos.
  3. Dibujamos sobre la pared los ladrillos que deberíamos tener. Simplemente es con la medida de un ladrillo vamos haciendo las rallas horizontales y verticales correspondientes. Con la pared cuadriculada podremos seguir con el siguiente paso.
  4. Colocaremos la cinta adhesiva que deberá ser del tamaño que queremos que sean las uniones de cada ladrillo en la pared. Seguiremos el patrón que tenemos perfectamente trazado. Vamos cortando las tiras y pegándolas a la pared. Este paso es el más importante, de no hacerlo bien, no nos quedará la pared con el punto que buscamos.
  5. Con todo listo vamos a preparar el cemento o el mortero. Seguimos las instrucciones del producto. Vamos a colocar esta capa de cemento sobre la pared. Debemos disponerlo para que tenga un grosor de unos 3 centímetros, con cuidado vamos colocando el cemento en la pared.
  6. Cuando tenemos el cemento colocado, retiramos la cinta. De esta manera visualmente tendremos los tan ansiados ladrillos en la pared. Con la ayuda de una esponja retiramos el exceso de cemento que podamos tener o marcamos un poco más la pared. Solo nos quedará esperar a que se seque el cemento, el resultado es espectacular.

Atrévete con una pared falsa de ladrillo de lo más auténtica, a simple vista parece que ha sido creada por un profesional, a pesar de que la hayas hecho siguiendo nuestros pasos.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *