Cómo hacer la dieta coreana para mejorar tu piel


Las rutinas de belleza coreanas se han convertido en tendencia en todo el mundo gracias a los espectaculares resultados que logran, no hay más que ver la piel brillante, suave e hidratada de las mujeres de ese país. Hoy te contamos cómo hacer la dieta coreana, una alimentación que tiene mucho que ver en los resultados de belleza tan efectivos.

La alimentación es un factor muy importante para que la piel luzca bonita y en el mejor estado posible, y en el caso de las rutinas de belleza coreanas lo es aún más ya que es indispensable consumir determinados alimentos para lograr los mejores resultados.

Dieta coreana para tener una piel bonita

La dieta coreana es muy rica en verduras frescas, pescado y arroz, no solo en estos alimentos sino también en su preparación y cocinado, que debe ser siempre saludable para que sigan siendo alimentos bajos en calorías y totalmente sanos, lo que será muy beneficioso para el estado de la piel. Sigue estas pautas para saber qué comer para lucir una piel coreana bonita y saludable:

  • Verduras: son muy ricas en fibra, saciantes, bajas en calorías y muy saludables. Deben tener presencia en prácticamente todos tus platos, especialmente algunas como el kimchi o la col fermentada, las más utilizadas en las rutinas coreanas. También toda las de hoja verde.
  • Pescado: debes darle prioridad a los pescados, ya que son una excelente fuente de proteínas y ácidos grasos omega 3. Por contra, evita el consumo de carnes, especialmente rojas.
  • Agua: la recomendación habitual es beber al menos dos litros de agua diaria, y en el caso de las coreanas, suelen llegar incluso a los 3.
  • Té verde: es uno de los mejores aliados que puedes tener en tu dieta coreana, ya que gracias a sus propiedades antiinflamatorias te ayudará a sentir menos hinchazón y mayor comodidad. Tiene también propiedades antioxidantes, por lo que tomarte al menos uno al día será muy beneficioso para tu piel y tu salud.
  • Sopas: son un buen recurso para aumentar la ingesta de líquido, muy recomendables las picantes y ligeras ya que aceleran el metabolismo y aumentan el gasto energético, sobre todo las picantes.
  • Cocinado: es clave apostar por preparaciones que sean saludables, y en este caso se lleva la palma el cocinado al vapor, con el que se obtiene el máximo sabor, textura, minerales y vitaminas de los alimentos. Olvídate de que los alimentos se pueden freír, es un tipo de cocinado que no debe existir para ti.
  • Prohibidos: alimentos prohibidos totalmente en este tipo de dieta son las harinas refinadas, los azúcares, los lácteos y los alimentos procesados. En el caso de los lácteos es porque pueden favorecer la aparición del acné.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *