Cómo eliminar silicona de los azulejos


Los azulejos son uno de los revestimientos más utilizados en los hogares, especialmente en el cuarto de baño y en la cocina, ya que son excelentes para espacios en los que se puede acumular la humedad. Hoy te mostramos cómo eliminar silicona de los azulejos, la cual se puede quedar fácilmente a la vista cuando se colocan y resulta muy antiestético dejarla ahí.

La silicona es un producto excelente para pegar, sellar y aislar con eficacia determinados materiales, tanto a nivel de obra como en manualidades. Al utilizarla es muy habitual que queden residuos, y conviene quitarlos antes de que sequen, pero por suerte hay varias maneras de hacerlo incluso si ya se ha secado.

Trucos para eliminar silicona de los azulejos

Ablandar la silicona

Lo primero que tienes que hacer antes de recurrir a cualquier producto para eliminar la silicona de los azulejos es ablandarla, lo que sin duda hará que la tarea resulte más sencilla ya que estando seca y dura es más difícil quitarla. Humedece un paño y añade producto desengrasante para después pasarlo por las zonas en las que está la silicona sobrante que quieres eliminar.

En el caso de que no consigas ablandarla lo suficiente como para quitarla, prueba a hacerlo con agua caliente y pulveriza la silicona con ella.

Rascar con cuchilla

Las típicas cuchillas que se utilizan para rascar la suciedad en diversas superficies son perfectas también para quitar la silicona sobrante, sobre todo cuando ya la has ablandado. Hazlo siempre desde la parte inferior hacia arriba, con suavidad para no dañar el azulejo. Si no tienes un rascador puedes hacerlo también con una cuchilla de afeitar, un cuchillo o una espátula, siempre con la máxima delicadeza ya que una presión inadecuada puede rayar o partir el azulejo.

Acetona y éter

En el caso de azulejos especialmente delicados, los más recomendable es pasar por la silicona un trapo humedecido en una mezcla de acetona y éter a partes iguales. Frota con suavidad y aumenta la intensidad si le cuesta desprenderse, pero no con demasiada ya que un exceso de contacto con la acetona puede alterar el color o brillo de los azulejos.

Otros productos

Son muchos los productos que pueden resultar de gran ayuda para eliminar silicona de los azulejos, para lo que te servirán también el aguardiente, vinagre, gasolina o alcohol etílico, entre otros.

El procedimiento es el mismo en todos los casos: humedece un paño con cualquiera de esos productos y pásalo por la zona en la que está la silicona que quieres ablandar para quitarla, dejando que actúe 5-10 minutos antes de intentar retirarla. Menos con el vinagre, con los demás ingredientes conviene utilizar guantes ya que podrías dañar tu piel.

Recomendaciones finales

Sea cual sea el método que vas a utilizar para quitar la silicona de los azulejos, una vez que lo hayas hecho debes limpiar la zona con una esponja no abrasiva humedecida solo en agua. Es muy importante que sea una esponja suave, de lo contrario podrías dañar el azulejo, y así podrás frotar para eliminar cualquier resto que haya podido quedar entre las juntas.

Pasos para aplicar silicona correctamente

  1. Antes de aplicar la silicona debes preparar bien la superficie, haciendo una buena limpieza para que se pueda adherir lo mejor posible.
  2. Protege bien las zonas alrededor de en donde la vas a aplicar para que no se manche, ya que en algunos casos podría incluso dañar esa superficie. Puedes utilizar papel protector o cinta adhesiva ancha para cubrir lo máximo posible. La idea es dejar libre únicamente la zona en la que tienes que aplicar la silicona.
  3. Prepara el aplicador y el tubo de silicona para asegurarte de que está cargado, y ten cuidado si debes cortar la cánula, ya que cuanto más cortes más gordo será el cordón de silicona que saldrá.
  4. Aplica la silicona que creas necesaria y, cuando termines, retira el exceso antes de que se seque.
  5. Una vez que has retirado la silicona sobrante, quita la cinta protectora con cuidado para no pringarlo todo con la silicona que se haya quedado en ella.
  6. Déjala secar por completo y, cuando esté seca, pasa un trapo para eliminar cualquier resto de suciedad que haya podido quedar.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *