Cómo eliminar polillas con remedios caseros


Las polillas son uno de los problemas más graves que puedes tener en el hogar, insectos que atacan a los tejidos y que pueden causar daños terribles, sobre todo en los armarios. Si quieres saber cómo eliminar polillas de tus armarios, sigue leyendo y toma nota de unos cuantos remedios caseros con los que lograrlo con éxito.

¿Qué son las polillas?

Las polillas son pequeños gusanos que se crían en la ropa y otros tejidos, la cual roen y destruyen por completo si no se le pone remedio. Son insectos pertenecientes a la misma familia que las mariposas y se desarrollan siguiendo un proceso metamórfico que pasa por las fases de huevo, larva, capullo y polilla, que es ya cuando llega a su etapa adulta.

Las larvas de las polillas son las que provocan los daños, que suelen ser irreparables, y es por tanto contra lo que tenemos que luchar para conservar la ropa en el mejor estado posible. Por suerte hay muchas maneras de prevenir su aparición, pero hoy nos centraremos en su eliminación una vez que ya han aparecido.

Trucos caseros para eliminar polillas de la ropa

Bolsas de lavanda

La lavanda es uno de los antipolillas naturales más efectivos, y es además totalmente inocuo para la ropa. Haz pequeñas bolsitas con lavanda en su interior y cuélgalas en la barra del armario, pon alguna en los cajones, etc. Estas bolsitas puedes comprarlas ya hechas o bien hacerlas fácilmente si cultivas lavanda en casa. Además de librarte de las polillas también proporcionará un aroma muy agradable a todo lo que haya en el interior del armario.

Piel de naranja y limón

Los cítricos también son excelentes para combatir las polillas, y su uso es tan sencillo como utilizar la piel de naranja y/o limón de la misma manera que la lavanda en el paso anterior, es decir, metiéndola en una bolsita. Es muy importante que estén dentro de una bolsa que impida que suelten piel y se manchen las prendas.

Aceite de cedro

Este árbol, perteneciente a la familia de las coníferas pináceas, es excelente para eliminar polillas de la ropa. Vierte unas gotas de aceite de cedro en un pequeño recipiente y mételo en el armario afectado por las polillas, sin tapar y con mucho cuidado de que no se derrame ya que podría manchar la ropa. En vez del aceite puedes utilizar directamente trocitos de corteza de cedro, colocados entre las prendas.

Clavos aromáticos

Los clavos de olor son otro antipolillas natural muy eficaz que merece la pena probar y cuya aplicación es muy sencilla. Introduce clavos de olor en los bolsillos de todos los abrigos de lana, y en cualquier prenda en general que sea de este tejido tan delicado. El clavo es uno de los mejores aliados para proteger a los tejidos orgánicos del ataque de polillas.

Naftalina

Además de utilizar antipolillas naturales como en los casos anteriores, también se pueden utilizar productos químicos disponibles en el mercado, como la naftalina o el alcanfor. Su eficacia es muy alta, aunque en contra está el hecho de que su olor es algo desagradable. Puedes adquirir naftalina en pastillas para colgar en las perchas o bien en bolas para poner entre la ropa, siempre teniendo en cuenta que es un producto tóxico que no puede estar al alcance de niños y mascotas.

Consejos para prevenir las polillas en casa

Si todavía no has notado la presencia de polillas en tus armarios pero quieres prevenir para que no lleguen a aparecer nunca, toma nota de estas pautas:

  • Mantén siempre limpios los armarios, y con el cambio de temporada aprovecha para hacer una limpieza profunda de todo el interior.
  • Las polillas suelen atacar especialmente a las prendas sucias, por lo que evita guardar ropa sin lavar.
  • Otro de los factores que pueden provocar la proliferación de polillas es la humedad, especialmente cuando hay exceso. Para evitar que se acumule la humedad, coloca en el interior productos que la absorban.

¿Cómo saber que tienes polillas en el armario?

La señal más clara para saber que hay polillas en tu armario es ver que la ropa tiene pequeños agujeritos, como si se hubiera pinchado con un punzón, por ejemplo. A las polillas les gusta mucho comer fibra natural y orgánica, la cual encuentran en gran cantidad en prendas de cuero, lana, seda, etc.

Además de ver la huella que dejan, puedes incluso encontrarte con alguna, es un insecto parecido a la mariposa, en color beige o marrón, y también es volador.

En cuanto detectes que hay polillas, haz una limpieza completa en el armario para no dejar rastro de ningún huevo. Revisa especialmente los lugares oscuros, ya que suelen esconderse. Las hembras suelen depositar los huevos en las esquinas, y de ahí salen las larvas a devorar todo lo que encuentren.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *