Cómo elegir una cesta de mimbre para buscar setas


La temporada de setas ha empezado y uno de los primeros pasos para disfrutarla es elegir una cesta de mimbre. Ir al bosque a recoger setas es este año más que nunca necesario e imprescindibles. Perderse en medio de la naturaleza tiene además una finalidad más que deseable, volver a casa con la cesta llena de setas. Base principal de numerosas recetas podemos conseguir vivir una experiencia completa con las herramientas necesarias, la cesta de mimbre es una de ellas. Es imprescindible colocar en ella las setas, pero cuidado, no todas son iguales. Esto es todo lo que necesitas saber para elegir una cesta de mimbre para buscar setas.

Pasos para elegir una cesta de mimbre para buscar setas

No todas las cestas de mimbre son iguales, eso es algo que descubrimos con la práctica. Este complemento tan bonito y necesario para llevar correctamente las setas a casa, tiene sus secretos. Con ella recorreremos el bosque, eso quiere decir que la llevaremos encima durante horas y horas, es importante sentirnos cómodos y probarla antes. Si quieres comprarte la cesta de mimbre adecuada, debes tener en cuenta:

Las asas deben adaptarse a la forma en la que la lleves. No es lo mismo pasarnos 8 horas en una oficina en la que las manos o los brazos pueden cansarse más que trabajar en una fábrica ese tiempo. Puede sernos más cómodo y recomendable cargar la cesta con las manos, con lo cual las asas serán más cortas o llevarla sobre los hombros con unas asas más largas, la diferencia se nota. Antes de comprarla la vamos a probar, debe ser muy cómoda.

La cesta debe ajustarse a tu capacidad. Cuidado con querer llevar una cesta grande, en la tienda la tendremos vacía, pero debemos imaginarla llena de setas. Volver al coche con una cesta grande en el hombro nos puede destruir la espalda. Es mejor optar por una pequeña para poder ir haciendo viajes o salir al bosque en compañía para poder transportar más setas. Carga la cesta con algunos kilos y prueba a llevarla, sabrás si es la adecuada para ti.

El castaño es un material más ligero que el mimbre. Si somos profesionales a la hora de recoger setas buscaremos un tipo de materia prima natural que nos permita ganar unos gramos de más. Las setas de castaño son más ligeras con lo cual podremos cargarlas con más setas que una de otra madera. En general son piezas artesanales que si se encuentran no debemos dejarlas escapar, una cesta de castaño nos puede ayudar a convertirnos en expertos en el arte de recoger setas sin cansarnos demasiado.

Cuantos más accesorios o capas tenga, más pesará. Las bandoleras son muy cómodas, pero también pueden tener más detalles que aumente su peso. Si queremos transportar esta cesta con ligereza, debe tener lo mínimo. Menos capas, aunque sea más fea, significará que la cargaremos más de setas y será más fácil completar un día en el bosque.

Elige tu cesta, unas buenas botas y la ropa adecuada, haz caso de la gente que vive en el lugar y no te arriesgues, lo importante es pasar una jornada completa disfrutando de la naturaleza.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *