Cómo ducharse en 5 minutos y ahorrar agua


Ducharse en 5 minutos es una forma de ahorrar agua y tiempo. Aunque parezca imposible es una manera de ayudar al medio ambiente, a nuestra economía y aprovechar mejor los minutos de que disponemos. Levantarse un poco antes puede llegar a ser algo más sencillo de lo que parece. Un pequeño reto diario o una manera de poner en práctica una nueva forma de entender la realidad nos pueden llevar a tomarnos en serio las duchas rápidas. Toma nota de cómo ducharse en 5 minutos y ahorrar agua en casa con estos pasos.

Pasos para ducharse en 5 minutos y ahorrar agua

Cada minuto de una ducha supone unos 20 litros de agua por minuto, es decir, en una ducha de 10 minutos gastamos 200 litros. Ante esta cifra, podemos empezar a concienciarnos la cantidad de agua que se tira a lo largo del día. Si somo 2 o 4 en la familia, la cantidad se multiplica, empezar a ducharse en 5 minutos es algo indispensable para ahorrar agua y tiempo en casa. Con estos consejos el consumo de agua se verá reducido a la mitad.

Es importante tener el grifo colocado en la posición adecuada. El punto de calor puede hacer perder unos segundos muy valiosos. Si sabes cómo te gusta el agua, no toques la posición, deja siempre el grifo colocados de la misma forma. De esta manera ahorrarás tiempo, pero también te asegurarás la temperatura adecuada.

Lavarnos el pelo supondrá un gasto de 1 o 2 minutos, dependiendo de si tenemos un cabello largo o corto, si usamos o no acondicionador. Es importante controlar este proceso, podemos tardar más de la cuenta sin esperarlo.

Pon el cronometro del teléfono o ten a mano una forma de calcular el tiempo. Necesitamos controlar inicialmente los minutos. Haz una prueba a primera hora para ver el tiempo que tardas, aunque no lo parezca, puedes invertir más de lo que deberías en la ducha. Los minutos vuelan en pleno momento de relajación.

Mientras te aplicas el acondicionador puedes aprovechar para lavar el cuerpo. El agua debe invertirse de la mejor forma posible, hacer dos pasos en uno es algo importante para conseguir crear unos hábitos saludables en la ducha. Optimizando los recursos.

Podemos cerrar el grifo mientras nos aplicamos el jabón. Si no hace mucho frío y nos podemos permitir que el cuerpo se enfríe un poco es una buena manera de ahorrar agua. Podemos reducir el consumo un poco más con esta técnica.

Compara las facturas del agua. Puedes ir viendo lo que gastas y comparando el agua de las duchas largas o sin control. También puedes ducharte de 2 en 2, siempre y cuando no haya distracciones que provoquen un gasto de más agua. Este truco solo funciona en el caso de tener muy clara que la ducha debe durar solo 5 minutos.

Empieza a ahorrar agua y tiempo realizando un control del tiempo que pasas en la ducha. 5 minutos son más que suficientes para conseguir ducharnos perfectamente, notarás la diferencia y merecerá la pena el esfuerzo inicial.

 



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *