Cómo dibujar un cocodrilo realista


A los pequeños les encantan los cocodrilos. Es un animal que, al no verlo con mucha frecuencia, les fascina. Es por eso por lo que, en algún momento, van a querer dibujarlo en casa. Su aspecto físico les suele sorprender mucho, de ahí a que quieran dibujarlo y conocerlo mucho mejor. Este reptil suele causar mucha curiosidad ya que es un animal que vive en el agua y tiene patas, algo que les sorprende mucho a los más pequeños, al igual que su enorme boca. Así que si nunca te has propuesto dibujar un cocodrilo, ahora es el momento ya que los niños te lo pedirán.

Saca un lápiz, papel y las instrucciones que te vamos a detallar para poder dibujar un cocodrilo perfectamente. Todos se quedarán muy sorprendidos de tus dotes artísticas.

Instrucciones para dibujar un cocodrilo

  1. A pesar de que puede parecer una labor difícil, dibujar un cocodrilo es más fácil de lo que parece, especialmente si sigues las instrucciones. Para comenzar nuestro dibujo, tendremos que dibujar una cuadrícula con cuadro cuadrados horizontales de igual tamaño y dos en vertical, también del mismo tamaño, para que el cocodrilo quede proporcionado.
  2. En la parte interior de la cuadrícula habrá que dibujar una especie de huevo alargado y una línea en forma de S. Estas dos partes serán las guías de la cabeza y del cuerpo del cocodrilo. No te preocupes si no son exactas ya que se irán modificando a medida que se vaya realizando el dibujo.
  3. Con ayuda de la línea que hemos trazado, realizaremos la forma del cuerpo terminando en punta, ya que será la cola del cocodrilo que, poco a poco, se va estrechando.
  4. A la base le añadimos las patas ayudándonos de la cuadrícula que nos servirá de referencia. Ten siempre en cuenta el cuerpo y la cabeza para colocar todo en el lugar correcto.
  5. Dibuja ahora un par de líneas onduladas en la cabeza, que serán la boca del cocodrilo. Añade los dientes en forma de punta para que realmente parezca un cocodrilo. Aprovecha que ya tienes dibujada esa parte del cuerpo para ponerle los ojos alrededor y definir mejor la zona de la boca y del hocico.
  6. Ahora llega el turno de lo más superficial, es decir, las escamas, que deben estar presentes en todo el lomo y algunas en la parte inferior del cocodrilo. Podremos poner más o menos en función de cómo se haya dibujado el cocodrilo.
  7. Para acabar de dibujar el cocodrilo, tan solo queda escoger las tonalidades de verde que vamos a usar, ya que no podemos pintar todo el cocodrilo de un color, y colorearlo. Por norma general se usan los tonos más oscuros para la parte superior y los más claros para la parte inferior. De esta forma quedará mucho más definido. Este último paso les suele gustar mucho a los más pequeños, por lo que te recomendamos que los dejes a ellos pintar el cocodrilo a su gusto.

Con estos pasos no te resultará nada difícil dibujar un cocodrilo, ¿no crees? El proceso es mucho más fácil de lo que parece, simplemente hay que tener un poco de paciencia para conseguir un buen dibujo.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *