Cómo decorar con fotos la casa con diferentes ideas


Decorar con fotos la casa es una forma de darle un aire de lo más personal a cualquier espacio. No hay limites cuando esas fotos son una parte de nosotros, de nuestros gustos o de esos instantes mágicos que ya no volverán. Las fotos se han convertido en parte de nuestra memoria, en un elemento imprescindible para poder marcar la diferencia en decoración. Nuestro hogar es un pequeño santuario que gracias a unos marcos bonitos tendrá unas fotos o paisajes que nadie más puede tener en su casa. Buscamos originalidad, personalización, pero también sentimientos, toma nota de cómo decorar con fotos la casa.

Pasos para decorar con fotos la casa

Cómo decorar con fotos la casa

Reutiliza marcos o crea los tuyos propios. Toda foto necesitará un marco o un lugar en el que colocarse. La grandeza de este tipo de decoración es que todo el mundo sea capaz de verla perfectamente. Le daremos valor a estas fotos, crearemos una pequeña exposición, pero para conseguirlo es imprescindible contar con un buen marco o un lugar en el que colocar las fotos.

Puedes construir tu propio marco personalizado o crear una cortina de fotos. Colocar un cordón en el que ponerlas con pinzas, es una manera de crear o delimitar pequeñas obras de arte que den personalidad a ese espacio que quieres destacar. Puedes hacer un árbol con fotos que te permita ordenarlas, quedará especialmente bien en caso de que sean familiares.

No en todas las paredes se pueden poner fotos. Escoge aquellas en las que se conviertan en el eje central de cualquier decoración. Encima del sofá, como cabecero o en las escaleras para que se pueda ir viendo a medida que se entra o se sale de la habitación. Nos dará mucha fuerza subir al piso con las fotos de la familia animándonos.

Usa paisajes o cualquier cosa que te apasione en el despacho. El teletrabajo hace que algunos espacios necesiten un poco de protagonismo. Para las reuniones virtuales con clientes o esa fortaleza para seguir trabajando a horas intempestivas, busca imágenes que te relajen o te apasionen. Esa playa o viaje que quieres hacer, un recuerdo de hace años, todo es posible.

Estructura la composición para que quede bien estéticamente. Pon cuadros de varias medidas y fotos de distintos tamaños. Haz la composición en el suelo y mira cómo queda antes de pasarla a la pared. De esta manera conseguirás darle a ese espacio un acabado especial con fotos que son parte de ti. Organiza un mural con fotos que deje a más de uno con la boca abierta.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *