Cómo curar la picadura de una medusa de forma correcta


El verano es sinónimo de playa y con ella pueden aparecer las primeras molestias provocadas por los animales que viven en ella. Las medusas llegan cuando el agua aumenta de temperatura y son el gran enemigo de las ganas de nadar en el mar. Esta alegría de sentir el agua salada puede acabar siendo un problema mayor a medida que vengan las medusas al ver a unos invasores que han llegado a su territorio. Gracias a una serie de consejos básicos para conseguir tratar las picaduras de medusas con eficacia, podremos evitar más de un dolor de cabeza.

Pasos para tratar la picadura de medusas

  1. Ve preparado a la playa. Un gel contra las picaduras debe estar siempre en la bolsa para ir a la playa, es mejor prevenir un poco o evitar el máximo daño posible. De esta manera podremos disfrutar sin pensar en las preocupaciones que nos pueden causar las picaduras de estos animales marinos.
  2. Si te pica una medusa no te muevas mucho, el veneno puede llegar a todas las partes del cuerpo. Es mejor mantener la calma y empezar a aplicar las medidas necesarias para poder tratar la picadura lo antes posible.
  3. Lava el área afectada con un poco de agua de mar o bicarbonato sódico. Es uno de los elementos que mejor ayuda a tratar las picaduras de medusa.
  4. No toques los tentáculos en caso de haberse quedado enganchados con las manos. Puedes usar una tarjeta de crédito o un cuchillo, el plástico y el metal son los mejores elementos para sacarlas. En caso de tener unas pinzas para las cejas en la bolsa de la playa, también vendrán bien.
  5. Cubre la picadura, lo ideal es usar una gasa para que no le toque el sol o puede empeorar. Durante unos días lo llevaremos tapado para que no recibamos directamente los rayos del sol.
  6. Si el dolor o la hinchazón aumenta, consulta con un médico. Es mejor que vea la picadura el especialista para evitar cualquier inconveniente más que pueda surgir.
  7. La mejor forma de evitar pasar por este proceso es salir del agua inmediatamente si vemos alguna medusa en la orilla.
  8. Sigue siempre las instrucciones de los socorristas, si prohíben el baño es porque hay un peligro en el agua que, aunque no veas, ellos son capaces de detectar.
  9. Disfruta de la playa y del verano con o sin medusas, una picadura no nos detendrá, sino todo lo contrario, será una anécdota más de unas vacaciones increíbles.

Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *