Cómo cultivar y cuidar una planta de aloe vera paso a paso


El aloe vera es una de las plantas más beneficiosas para la piel y la salud, gracias a un gran número de propiedades que la convierten en una de las más populares del mundo. Hoy te contamos cómo cultivar y cuidar una planta de aloe vera, con unas cuantas pautas y pasos que sigas lograrás tener un ejemplar en las mejores condiciones para sacarle todo el partido posible.

Se trata de una planta milenaria que puedes tener en tu hogar y cuyos cuidados no requieren mucho esfuerzo pero sí que estés pendiente de ella para que esté en buen estado.

Claves para cultivar y cuidar una planta de aloe vera

  • Lugar: el mejor lugar para plantar el aloe vera es aquel que no sea ni muy húmedo ni muy frío en el que esté garantizado que puede tener un suelo poroso y nutritivo. Utiliza una maceta que sea de barro o terracota para que el drenaje pueda ser rápido y sencillo.
  • Plantación: la mejor época del año para plantar el aloe vera es la primavera o el otoño, y debe hacerse a partir de uno de los hijos o brotes de una planta que ya es adulta. También se podría hacer a través de semillas, pero encontrarlas es más difícil.
  • Terreno: para preparar el terreno para una planta de aloe vera es importante poner al menos dos dedos de grava en la base de la planta, lo que facilitará la función de drenaje y reducirá la evaporación. Después, añade un poco de tierra con perlita o arena y tierra de jardín que sea rica en nutrientes.
  • Abono: no puede faltar un poco de abono orgánico, nunca le pongas químico ya que no lo toleraría.
  • Ubicación: una vez que ya la has preparado, ubica la planta en un lugar con un poco de humedad en el que reciba la luz del sol, siendo lo ideal que esté expuesta a esta iluminación solar unas 8-10 horas al día.
  • Riego: al cuidar una planta de aloe vera es imprescindible regarla cada 15-20 días, siempre con poca agua para que no se encharque. La frecuencia puede variar en función de si hace más o menos calor, el truco está en hacerlo cuando se haya quedado la tierra casi seca.

Beneficios del aloe vera para la piel

  • Gracias a sus propiedades inflamatorias es capaz de reparar la piel que ha sufrido alguna quemadura, ya que desinflama las zonas afectadas.
  • Aplicar a diario aloe vera hidrata y suaviza la piel y se convierte en un excelente regenerador celular.
  • Gracias a su alta penetración tiene un gran poder cicatrizante.
  • Elimina las células muertas de la piel y mejora la salud de los tejidos.
  • Protege la piel del daño que generan los radicales libres.
  • Combate las irritaciones y dermatitis para estimular y fortalecer las fibras de colágeno y elastina.
  • Previene y disimula las estrías.
  • Gracias a su poder antiinflamatorio se puede utilizar como gel de masaje en casos de molestias musculares.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *