Cómo cultivar menta en una maceta


Una de las plantas aromáticas más cultivadas en los hogares es la menta, sin duda muy popular y a la que se le puede sacar mucho partido. Hoy te contamos cómo cultivar menta en una maceta y que así puedas aprovechar al máximo los múltiples beneficios que tiene esta planta y que sin duda te encantará tener en casa.

La menta es muy conocida por la intensidad de su olor, y en los últimos años se ha convertido en la estrella de muchos postres para darles el toque final perfecto. Además, se suele utilizar en infusiones o en prácticamente cualquier plato.

Consejos para cultivar menta en una maceta

  • Ubicación: es importante que elijas un lugar con buena iluminación para favorecer su desarrollo y crecimiento.
  • Abono: en la fase de desarrollo necesita muchos nutrientes, por lo que hay que elegir un buen abono que le aporte todo lo indispensable.
  • Poda: es una planta que suele crecer mucho de forma lateral, por lo que la poda es importante para evitar que se desvíe demasiado. Déjala siempre al tamaño que más te convenga. Corta en la época de floración para dejarla con una longitud de unos 5 cm por encima de la superficie para que vuelva a crecer.
  • Temperatura: en la primera fase de crecimiento es recomendable mantenerla a una temperatura entre 15-20º.
  • Maceta: sin duda es importantísimo elegir la maceta adecuada, y al ser una planta que se desarrolla de forma horizontal, lo ideal es elegir una maceta ancha que tenga unos 20 cm de profundidad para poder crecer sin problemas.
  • Riego: al cultivar menta en una maceta debes tener en cuenta que necesita un riego abundante y regular, especialmente en la fase de crecimiento y en primavera y verano. Añade un fertilizante al agua de riego para aportarle los nutrientes necesarios.

Principales beneficios de la menta

  • El mentol que contienen sus hojas es de gran ayuda para combatir los dolores musculares.
  • Sus hojas contribuyen a disminuir mareos y dolores de cabeza.
  • Contiene componentes muy beneficiosos tanto para el corazón como para todo el sistema cardiovascular.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Es muy efectiva para tratar náuseas, cólicos y vómitos.
  • Es muy beneficiosa para mejorar el proceso digestivo.
  • El mentol que contienen sus hojas es excelente para desviar las vías respiratorias, por ejemplo en casos de resfriados o problemas de tipo respiratorio.
  • Sus propiedades antisépticas hacen que sea una planta muy útil para mejorar el mal aliento, ya que mata las bacterias que lo producen.
  • Es excelente para tratar la pérdida de memoria.
  • Si quieres perder peso, la menta es una planta muy eficaz en ese cometido.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *