Cómo cultivar correctamente albahaca en casa paso a paso


La albahaca es uno de los básicos de cualquier cocina. Esta hierba aromática siempre debe estar preparada para la acción. La podemos secar para que complete una gran variedad de platos con su sabor intenso o comer al natural en pizzas o salsas. Combina tan bien con ingredientes tan básicos como el tomate o el queso que apostar por ella será todo un placer. Un rincón de la cocina, una maceta en la terraza cualquier espacio es el correcto, siempre y cuando le demos los cuidados necesarios a la albahaca. Toma nota de cómo cultivarla correctamente pasos a paso.

Pasos para cultivar correctamente albahaca en casa

Todo profesional de las hierbas aromáticas usa primero un semillero. De esta forma podemos controlar su crecimiento y trasladarla al lugar adecuado. Es una manera de darle unos primeros cuidados adecuados y mimarla hasta que crezca un poco y la podamos trasplantar a su rincón definitivo.

La luz es el factor clave para que la albahaca crezca perfecta. Si queremos una albahaca verde y preciosa debería recibir la luz directamente. Colocamos el semillero en la ventana o patio interior en el que pueda nutriste con el sol.

La regaremos de forma regular hasta que crezca hasta unos 10 centímetros de altura. Será entonces el momento adecuado para poder trasplantarla a un lugar adecuado. Tendremos preparada la maceta para recibirla con el abono correspondiente la tierra e inmediatamente el agua que la albahaca necesitará.

Nunca dobles las raíces durante el trasplante o podrías dañar la albahaca. Hay que tener en cuenta que cualquier planta se alimenta con ellas. Dejaremos el espacio necesario en la maceta nueva para ponerlas correctamente sin doblarlas, de esta manera conseguiremos un resultado adecuado.

Riega la planta sin que quede agua estancada. La maceta elegida debe ser capaz de drenar el agua del riego, es la propia planta la que se alimenta con la cantidad que necesita. Poco a poco la albahaca acabará recibiendo lo que le hace falta, el riego es constante, pero sin excederse o podemos acabar con la buena salud de esta hierba.

Como todas las hierbas no necesita un cuidado extremo, solo el agua y el sol necesarios. Crece bastante rápido y nos proporcionará una hoja que será la encarga de nutrir nuestros mejores platos, combina con el queso, tomate, pero también con recetas de carne en las que queramos una salsa intensa.

A la hora de recolectar nuestra albahaca casera, el cuidado deberá ser máximo para conseguir que vuelva a brotar. Solo se pueden podar sus hojas unos meses al año, la floración será la que marque la poda necesaria, pero también si vemos alguna rama enferma. Es mejor cortarla para que la planta esté sana. La planta podrá crear nuevos brotes saludables que se llenarán de hojas que cultivaremos y conservaremos.

Atrévete con una albahaca casera cultivada con todo el amor del mundo y unos consejos básicos que ayudarán a verla mucho más bonita. Solo de esta manera veremos en esta hierba aromática su mejor cara. relájate y siéntete orgulloso de tu propio jardín casero con plantas como la albahaca como piezas estrella.



Leave a Reply

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *